miércoles, 1 de marzo de 2017

La nueva vida




“Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho.
 Entonces vinieron los samaritanos a él y le rogaron que se quedase con ellos; y se quedó allí dos días.
Y creyeron muchos más por la palabra de él,  y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.” Juan 4:39-42

Después de su encuentro con el Señor Jesús la vida de la mujer samaritana cambió completamente. Ella era una nueva persona de la cual su pasado ya no importaba más.
Luego de tamaña revelación, ella fue y conto a todos sobre lo que le había sucedido. A partir del momento que la persona tiene un encuentro con Dios, su mayor deseo es anunciar a los demás lo que recibió, ella no quiere guardar tamaña dádiva sólo para sí. Ese es la primera señal de que la persona es bautizada con el Espíritu Santo, ella quiere salvar.
Deje su comentario de cómo estos posts le ayudaron y cómo fue para usted el ayuno de Daniel. Sé que es un nuevo comienzo para muchas personas, pues no hay nueva vida sin Jesús.
Él es el único que puede saciar nuestra sed y  llenar el vacío del alma.

Lea los demás posts sobre la meditación de la mujer samaritana:

-       El encuentro
-       El pedido
      -       El agua
       -    El confrontamiento
       -    La adoración  
       -    La revelación




0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...