lunes, 30 de marzo de 2015

¿Cuándo soy carnal en mi matrimonio o noviazgo?


Tal vez muchas mujeres no se dan cuenta pero son carnales en su matrimonio, daremos a continuación algunos ejemplos:
·      Cuando ella es insumisa, no reconoce la autoridad del marido como cabeza de la familia, no estamos hablando de una sumisión que ciega, o sea usted no tiene que aferrarse a cosas erradas o que van contra la Palabra de Dios.
·      cuando es emotiva, causando problemas donde no existen o queriendo resolver problemas en base de la emoción
·      cuando es cómplice de cosas erradas que el marido hace
·      cuando habla en el momento errado, sin sabiduría

Estos son algunos ejemplos, que inclusive, han destruido a muchos matrimonios, vea como ha estado actuando en relación a su marido.
Ahora hablaremos para las solteras, para que vean si han sido carnales en su noviazgo. No se olvide que todas las veces que usted no tenga cuidado en la manera que se relaciona, dando lugar a los deseos de su carne, usted estará desagradando a Dios y mostrando que a usted no le importa Su palabra.
También cuando acepta relacionarse con una persona que no tiene la misma fe, usted está siendo carnal o no piensa en su vida espiritual.
Entonces aquí van algunos consejos, para que usted no sea carnal en su noviazgo:
·      eviten quedar en lugares aislados, sin que haya nadie cerca. Yo recuerdo que cuando noviaba en la sala, siempre  mi hermana y mi madre estaban cerca. Tener una “velita” es siempre bueno.
·      Besos prolongados también son peligrosos, mejor evitar.
·      Nunca quedar en lo oscuro.
·      Nada de manos paseando por el cuerpo del otro.
·       No quedar con el cuerpo pegado al del otro.
·      Respetar los horarios impuestos por los padres.
·      Cuando salgan, vayan a lugares públicos, no quedar solos en lugares reservados.
·      Si él te quiere llevar a la casa de un amigo, cuyos padres no están en la casa, rechace esa invitación, diga que prefiere ir al parque, jugar al bowling u otra cosa, pero muestre firmeza, no pida la opinión de él.
·      No se siente en la falda de él
·      No envié fotos seductoras, o que muestren más de lo debido y provoque en él deseo.
·      No queden dentro del auto parado en lo oscuro.
·      Jamás entrar a la habitación uno del otro.
·      Nunca queden solos en casa, si están los dos solos no serán capaces de controlarse.
Espero haber ayudado, deje su comentario o si desea puede sumar algo a nuestra listita.


continue reading

viernes, 27 de marzo de 2015

Entre el Altar y el oro


Muchos siervos del altar, que entregaron sus vidas al servicio de Dios para salvar almas, desviaron los ojos de su objetivo inicial y aceptando una propuesta del diablo dieron más valor al oro que al altar.
Se deslumbraron con el brillo que este mundo ofrece y el lugar que antes representaba todo en sus vidas, ahora no representa nada.
El diablo intentó lo mismo con el Señor Jesús, para que El desistiera de su misión de salvar a la humanidad, usted y yo, estamos incluidas en ese plan de salvación, imaginen si El hubiese aceptado la propuesta del diablo, ¿Que sería de nosotras? Veamos la propuesta osada del diablo a Jesús:
 "Luego lo llevó el diablo a un alto monte y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Le dijo el diablo: A ti te daré todo el poder de estos reinos y la gloria de ellos, porque a mí me ha sido entregada y a quien quiero la doy. Si tú, postrado, me adoras, todos serán tuyos."  Lucas 4:5-7
Satanás paga lo que sea necesario, él ofreció todo para "comprar" a Jesús. Si hubiese un precio por el cual usted desobedecerá a Dios, tenga certeza que el diablo está dispuesto a  pagar. 
 El diablo ofrece cosas atractivas a los ojos, para muchos el dinero, los bienes materiales, la posición y la fama son muy atractivos. Jesús rechazó todo eso, jamás perdió el foco del altar para desear el oro. Hoy Satanás hace lo mismo con los siervos de Dios. Exactamente como tentó a Jesús para corromper su misión y ganar poder a través de medios carnales, así él tienta en estos días y muchos han caído escogiendo abandonar el altar y yendo atrás del oro.
Todo comienza con un pensamiento que el diablo sopla, la persona lo alimenta y termina ejecutando aquella sugestión del mal que es para su propia destrucción.
El usa argumentos inteligentes, pero nunca se olvide, siempre la intención es hacerle mal y desviarle de su propósito de ganar almas robándole hasta su propia salvación.
No se distraiga con el sonajero del diablo, si usted lo mira y le da atención, es porque sus intenciones ya no son puras, si usted se atreve si quiera a pensar en la posibilidad de aceptar el oro y dejar el altar es porque su interior ya está corrompido.
Solo me resta dejar una palabra:
 
"Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros." Santiago 4:7.

¿Y usted permanece en el altar o sus ojos ya están fascinados por el oro?

continue reading

jueves, 26 de marzo de 2015

Estoy muy sobrecargada - parte 2


Hola queridas! Voy a leer sus comentarios uno por uno, pues estoy muy feliz porque han compartido sus experiencias, ¡Cómo suman a mi vida!
Bien, como les prometí, voy a dar continuidad a este tema. Vi que muchas están sobrecargadas, pero luego de poner en práctica lo que estamos aprendiendo, ¡quedaremos verdaderamente libres!
"Confía en el Señor tus obras, y tus pensamientos serán afirmados" Pv 16:3
Como hablé en el post anterior, muchas veces nos sentimos sobrecargadas por cargar los pesos que no nos corresponden, y muchas de las veces nos sentimos sobrecargadas por hacer cosas que tampoco nos corresponden.
También aprendimos a delegar, por ejemplo: existe aquel tipo de persona que no le gusta delegar nada, ella quiere mantener todas sus responsabilidades  sola, algunas para mostrar a los demás que ellas dan cuenta de todo, otras porque creen que sólo ellas son capaces de hacerlo bien. En fin, son varias las razones, por las cuales tales personas luego se terminan sintiendo sobrecargadas sin necesidad. Claro que no vamos a salir por ahí a delegar nuestras responsabilidades a cualquiera, pero ahí entra en juego nuestra confianza en Él que enviará personas a las cuales podamos delegarles algunas de nuestras tareas.
Saben, hace muchos años atrás, como ya compartí con ustedes, me desgasté cargando algo que no era mío. Una buena parte de mi alegría y energía fue tragada por trabajos y obligaciones que no eran para mí.
¡¡Cómo deseaba haber aprendido antes a esperar en el Señor!!
Cómo habría evitado tantas cosas, pero estamos siempre a tiempo, porque una de las muchas virtudes de nuestro amado Dios es que Él es tan misericordioso y siempre nos da la oportunidad de un recomienzo diferente.
Y cuando queremos hacer todo solitas, hasta podemos estar robando la bendición de otra persona. 
Nuestra prioridad debe ser poner a Dios en primer lugar, ¡y cuando eso sucede, todo lo que verdaderamente nos importa es ser! Hacer es una consecuencia, por eso no nos sentimos sobrecargadas y con poca dificultad para delegar.
Tenemos un gran ejemplo en la Palabra: Marta y María. Marta andaba toda atareada en hacer para Dios, mientras que María sólo quería ser para Él.
Es como aquellas personas que dicen siempre que sí, que se envuelven en todos los proyectos que se hacen, hacen, pero dejan la intimidad con Dios a desear, ellas aparecen siempre en "la cocina" pero pasan poco tiempo en la "sala de estar".
No se iluda con sus quehaceres, pues eso no revela nuestra vida con Dios, muchas veces es para llenar el vacío por la falta de intimidad con Dios.
No quede exhausta con sus quehaceres ¡Simplemente sea!
Es la misma cosa que usted que es madre le supla todas las necesidades a su hijo, hasta "haga" todo lo que le corresponde como madre, pero no pasa tiempo de calidad con él, no invierta en su relación, no tenga intimidad, no pare todos los días a preguntarle cómo fue su día, para decirle cuánto usted lo ama, para tener la sensibilidad de escucharlo (siendo a veces todo lo que él precisa), para abrazarlo, besarlo, en fin, crear una relación y no solamente suplir necesidades. Cuando hacemos eso, se torna algo natural y espontáneo, algo que da placer. Pues, primero somos y después hacemos, que es nuestro dar, con todo amor y empeño. Cuando aprendemos y practicamos eso, nunca el servir se tornará una carga, sino un placer ¡pues está dentro nuestro!
La Biblia deja bien en claro que Dios nos creó para que tengamos una relación con Él. Nuestro Padre desea darnos una vida abundante, y que tengamos Su naturaleza divina.
¿Qué es lo que Dios desea? Es realmente muy simple.
Él la quiere a usted, por completo.
Tenga certeza que ahora mismo usted se siente libre de cualquier carga, y que entendió de dónde ella venía ¡de hacer y no de ser!
Si te sentiste identificada o tienes experiencias de estos dos últimos posts, deja aquí tu comentario, tengo certeza que quien coloque en práctica nunca más será la misma.
Besos dulces
Hasta la próxima semana
Catia Rubim

continue reading

miércoles, 25 de marzo de 2015

Color para inspirar: Rosa

El color rosa es uno de los colores más femeninos. El color queda bien con cualquier tipo de color de piel y en mujeres de todas las edades. Algunas personas ven el color un poco infantil pero sabiendo combinarlo queda bien,okay chicas! J
 Es un color que alegra el look.

Vea algunas ideas:







En accesorios:




Besitos. J
Kelen Lima

continue reading

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...