lunes, 2 de mayo de 2016

¡Dios es buenito!




Usted ya debe haber escuchado eso de la boca de alguien, ¡yo ya lo oí muchas veces! Esas personas viven afirmando que Dios es buenito y por eso tratan de “sacar provecho” de la bondad de Dios y así vivir en la disciplina.
Ellas afirman categóricamente que pueden hacer lo que desearen pues pronto pueden pedir perdón y Dios por ser tan bondadoso, misericordioso, amoroso, está dispuesto a perdonar.
Es verdad que Dios es todo eso, pero no se olviden de los otros atributos de Dios, como la justicia y la disciplina por ejemplo.
Si la persona teniendo conocimiento de la palabra de Dios, vive jugando, no toma con seriedad, no tiene una fe con responsabilidad, ¿dónde ella irá a parar? Pues no se olvide que todo lo que plantamos, lo vamos a cosechar y Dios sabe cuándo el arrepentimiento es sincero y cuándo la persona tiene la intención de pecar otra vez.
Él perdonó a la prostituta pero le dijo: “Ve y no peques más”.
Si ella desobedeciera la enseñanza de Jesús y al día siguiente estuviera en la misma situación al punto de ser apedreada, tal vez Él no estaría más allí y ella realmente moriría. Eso es lo que sucede, el pecado mata a la persona espiritualmente hablando.
Tal vez el diablo ha usado personas sin temor para darle consejos errados, o usted misma por falta de temor ha tomado decisiones equivocadas. Vea cuántas excusas para el error.
·      Hazlo, nadie está viendo. Dios y el diablo ven
·      No precisas ser fanática, Dios es buenito y sabe que eres joven. Por eso Él dejó reglas para preservarla y que usted no sufra, más allá de su dominio.
·      Dios entiende, Él conoce sus necesidades. Él también la hace fuerte y racional.
·      Resolvemos este pecado entre nosotros, nadie necesita saberlo, es Dios quien perdona, no los hombres, todo seguirá igual. Entonces sigue haciendo la obra de Dios sin haber confesado, débil sin la mínima condición de ayudar a las personas, con el diablo atormentándola.
·      Ellos son muy observadores, Dios es muy misericordioso. Es verdad, pero Él también conoce la intención de su corazón y si vive dando excusas para seguir pecando.

Cuidado, viviendo una vida sin reglas usted nunca podrá recibir el Espíritu Santo, nunca podrá ser usada por Dios y lo peor es que nunca alcanzarás la salvación eterna. Cuántas pérdidas, ¿no es así?
Escribí todo esto para ayudarla, no para culpar ni mucho menos condenar, sino para que usted pueda abrir sus ojos y salir de esa armadilla del diablo, la cual es como una tela de araña que le atrapó y en la que usted no consigue escapar, pues educó su cerebro a siempre tener una excusa para su pecado.

Una cosa es pecar, otra bien diferente es vivir en la práctica del pecado.
Dios le bendiga y le dé fuerzas para ser decidida y determinada.

continue reading

sábado, 30 de abril de 2016

¿Será que usted tiene perdón?



Hola queridas, ¿todo bien? ¡Que Dios bendiga nuestra semana grandemente! Me gustaría comenzar hoy haciendo una pequeña preguntita: ¿será que usted tiene perdón? Pues bien amigas, en esta mi caminata de la fe, he visto muchas personas desmoronándose después de cometer un desliz, un error o un pecado y se martirizan tanto creyendo que no tienen perdón, que no encuentran fuerzas para seguir adelante y terminan muriendo en la fe y lo peor de todo, pierden la salvación.

Pero Dios me mostró algo maravilloso y me gustaría compartirlo con todas ustedes jóvenes, que se sienten caídas, sin fuerzas, desanimadas, creyéndose la más pecadora, la peor de la Iglesia, que inclusive tiene vergüenza de volver pues piensa que la van a mirar con ojos críticos y de acusación.
Para usted que no consigue perdonarse y cree que debe continuar en el mundo y perder su salvación, porque después de estar bien con Dios y conocer Su amor fue capaz de equivocarse… Este mensaje es para usted amiga. Lean conmigo este versículo:
Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido”.(Lucas 15:5-6)

Cuando una persona se equivoca con nosotros o hace algo que nos entristece  enseguida nos enojamos, la evitamos y en algunos casos hasta la ignoramos y aunque ella venga,  nos pida perdón y se arrepienta, la confianza se rompió y la relación muchas veces no vuelve a ser igual, ¿no es verdad? Y por eso, muchas personas cuando se erran con Dios creen que todo está perdido, como si su relación con Él fuese igual a la que tienen con un ser humano, pero se olvidan de un pequeño detalle: Dios no es humano! Ahora lea de nuevo el versículo. ¿Vio la diferencia entre Dios y el ser humano? ¿Qué hizo Dios cuando encontró a la oveja perdida? ¡Se alegró mucho! ¿Usted cree que Él la juzgó y enseguida le pidió explicaciones de por qué ella se equivocó? O de ¿por qué ella hizo lo que hizo y Lo abandonó? ¡No! Él la abrazó, la cargó en sus brazos y la trajo de vuelta al rebaño y se alegró mucho!

Así es nuestro Dios amigas. Él es misericordioso, amoroso, es nuestro Padre querido y tiene placer cuando un pecador se arrepiente y reconoce que precisa Su ayuda. Él no nos critica o apunta con el dedo. Él quiere nuestra humildad para que reconozcamos que precisamos Su perdón. Él quiere que entendamos que Él no es humano y que lo que Él más quiere es darnos una vida de victorias, de alegrías y conquistas aquí en este mundo. Dios no quiere vernos tristes ni lejos de Él, en realidad, quien es acusador y dice que no tenemos perdón es el diablo. Es ese desgraciado que quiere debilitarnos con palabras negativas para que no busquemos a nuestro Dios y consecuentemente ser salvas. Dios no desiste de usted y la prueba de eso es que usted todavía está viva y mientras haya vida, Dios le está dando una chance, ahora lo que usted precisa hacer es creer en esta palabra, creer en el perdón de Dios, creer en su infinito amor y levantarse!  Use su fe para creer en ese amor tan grande, que es el amor de Dios y no deje que las palabras negativas del diablo la decaigan y le hagan perder la salvación. ¿Qué tal tomar una actitud ahora y creer, dando así una cachetada en la cara del diablo?

Un beso grande para todas y hasta la semana que viene.

Juliana Furucho

continue reading

viernes, 29 de abril de 2016

¿Cómo valorizarme?




¿Cuántas mujeres viven comparándose con las demás, siendo acomplejadas  y se desprecian a sí mismas?
No consiguen creerse bonitas ni capaces, los pensamientos que tienen acerca de sí son siempre negativos, como:
-yo soy fea
-yo soy gorda o muy flaca
-a nadie le gusto
-no logro hacer nada bien
-mis amigas son más bonitas y más populares que yo
-mi cuerpo es feo
-no soy lo suficientemente buena
-no me sé expresar

Todo eso viene de una desvalorización, usted no conoce cuán valiosa es, cuánto Dios te ama y cuán especial eres para Él. Además su valorización viene de Él. Usted necesita cambiar la manera en la que te miras, y eso no se consigue cambiando algo en su cuerpo o en su exterior, es un cambio que viene de adentro, todo depende de cómo está su interior.
¿Cuántas chicas quieren llamar la atención de una manera errada, colocando ropas apretadas e insinuantes, suplicando con eso que los chicos presten atención en ellas? Ellas no se valorizan, usan accesorios errados y acaban atrayendo personas erradas, que no les gustas por lo que eres y sí por lo que estas dispuesta a ofrecer, que a veces es mucho, sólo por el hecho de la carencia y por sentir que alguien está prestando atención en ti. Ellas dan sin recibir nada, simplemente su autoestima es tan baja que ella precisa sentirse aceptada.
O por el simple hecho de no haber tenido condiciones de estudiar o de adquirir ropas bonitas, se sienten acomplejadas e inferiores, mendigando atención y aceptando hasta amistades y relaciones abusivas, sólo porque necesitan sentirse “importantes” en la vida de alguien, pues no se consideran así. Como no consiguen amarse, creen que nadie las amara, entonces se encuentra con una persona que la trata mal pero que dice que la ama y ella acepta con miedo de quedar solita.
Todo esto tiene una sola raíz, ella no se acepta, no se ama, no consigue ver su valor y por eso no se valoriza.

Actitudes a tomar para combatir la autoestima:
-       pare de compararse con las demás mujeres
-       aprecie su belleza, sus cualidades, acéptese y ámese
-       aprenda a reconocer su valor y valorícese
-       pare de vivir por lo que las revistas y tv dicen
-       no acepte palabras negativas, ni ofensivas que te tiran hacia abajo
-       invierta en ti misma
-       cuide de su apariencia, para que se siente bien consigo misma sin  ser esclava de la moda y de los medios
-       y principalmente cuide de su interior, para que encuentre equilibrio y sepa cuán valiosa eres para Dios


Cuando consigas mirar tu valor, nunca más precisarás mendigarlo, ni cariño o atención, pues reconociendo tu valor harás que los demás también reconozcan cuán diferente y especial eres.

¿Usted se considera una mujer que se valoriza?
¿Qué actitudes has tomando que muestran desvalorización?
¿Usted se rechaza? ¿Por qué?



continue reading

lunes, 25 de abril de 2016

¿Cómo reaccionar ante el Bullying?




Me gustaría alertar a las jóvenes sobre esta práctica que ha llevado a muchos al suicidio.
Infelizmente el Bullying no va a acabar en las escuelas, empleos, al seno familiar, no tenemos cómo detener eso, pero podemos aprender a protegernos contra los ataques o racismo de los compañeros.
Usted precisa ser fuerte, no debe creer en las ofensas ni permitir que eso afecte su interior. No estamos hablando de fuerza física, sino espiritual, la que viene de Dios. Si usted no busca eso, siempre será débil, vulnerable, insegura. Con Dios usted sabe quién es, y lo que dicen o piensen a su respecto no tendrá fuerza en su vida.

Consejos sobre cómo comportarse cuando sufre  Bullying:

- No le demuestres a los abusadores que ellos consiguieron herirla o afectarla; siga su camino. Si usted demuestra que lograron afectarla emocionalmente, ellos tendrán más satisfacción en hacerlo. 
- Confía en que usted es más fuerte que ellos, porque básicamente es así. Usted es más fuerte de lo que un día ellos puedan llegar a ser.
- Intente evitarlos, no les diga cosas feas también, usted no es como ellos, eso sería rebajarse a su nivel.
- Siempre converse con sus padres y profesores lo que le está sucediendo, si usted se ve en una situación de peligro, informe a las autoridades.
- Ayude a otros que estén pasando por la misma situación. Los abusadores son personas que intentan verse bien. Todo lo que ellos quieren es llamar la atención.
- No tome nada a serio lo que los abusadores les dicen; ¡ellos no son dignos de sus lágrimas! ¡No deje que sus palabras le impidan alcanzar sus objetivos
- Demuestre confianza y muéstreles que sus palabras no tienen ningún efecto en usted

Si usted sufre de Bullying virtual, o sea, a través de las redes sociales:

 - Guarde cada mensaje que le es enviado, o saque una foto, usted puede necesitarlo cuando el(a) sea denunciado.
- Nunca participe, no responda, quede calma, ignore, usted no necesita probar nada a nadie.
-  Para prevenir el bullying virtual nunca le dé su contraseña a sus amigos (e-mail, blogs, Facebook, etc .) a nadie, ni mismo con su mejor amiga. Es por su propio bien. Usted sólo puede darle su contraseña a personas de absoluta confianza, como a sus padres.
- No acepte como amigos en las redes  personas que no conoce.
- Si las cosas se salen realmente fuera de control, denuncie las autoridades.
¿Cómo ha sido su reacción cuando alguien intenta inferiorizarla? Usted tiene dos opciones: aceptar o ignorar.
Si usted cree en sí misma, nada de lo que las personas le dicen de negativo a su respecto tendrá algún impacto.
¿Usted sufre o ya sufrió bullying? ¡Comparta con nosotros cuáles han sido sus reacciones!

continue reading

viernes, 22 de abril de 2016

¡“Camarillas” virtuales!




Todas sabemos que el mundo virtual tomó proporciones gigantescas y por qué no decir también asustadoras. Es cierto que trajo grandes beneficios como noticias al instante, prácticamente a tiempo real, comunicación con seres queridos distantes, divulgación de productos, empresas, eventos, etc.
Pero convengamos que también posee muchos aspectos negativos, como la promoción de habladurías, problemas entre parejas, destrucción de familias, mucha tentación a los jóvenes, como encuentros clandestinos con desconocidos que traen consecuencias a veces irremediables, comportamientos inadecuados, engaños, etc.
Pero hoy quiero hablar en especial sobre las “camarillas” virtuales, que dígase de paso, ¡son una moda!
Para quien no lo sabe, en un sentido figurado, “camarillas” se designa a un grupo de personas que se reúnen o que acostumbran reunirse de forma cerrada y que impide que otras personas se puedan incorporar al grupo. No me estoy refiriendo a grupos familiares, sino a los que están formados con el objetivo de chismosear, pasar informaciones que no les concierne y no suman en nada, aunque parezca algo descabellado, ¡¡hay personas que se divierten haciendo eso!!
Siempre aprendí en la obra de Dios que las famosas “camarillas” no son buenas ni algo positivo, y no hacen parte del comportamiento de una persona de Dios.
Mismo porque si un grupito de personas se aísla y no permite aproximación de terceros, no es para cosas buenas.

Pero un hecho que ha llamado mi atención son las “camarillas” virtuales, personas que forman grupos en WhatsApp normalmente para quedar chismoseando.
No me refiero a un grupo que usted tenga a sus amigas para compartir cosas espirituales, contenido  saludable, o con su familia para mantener comunicación, no veo problema en eso.
El problema es aceptar estar en un grupo para hablar mal de los otros, tomar conocimiento de todo lo que está sucediendo o recibir informaciones que no le concierne, está mal para quien emite y para quien recibe. Si una persona dice algo, pero yo no escribo nada, mientas está pasiva delante de lo que escribieron las demás y permanece en el grupo, está aceptando y hace parte de todo aquello.
Amiga, si usted hace parte de algún grupo así, mi conejo es que se desconecte, le garantizo que no perderá nada, por lo contrario, usted protegerá su fe.

“Me dije a mí mismo: «Mientras esté ante gente malvada vigilaré mi conducta, me abstendré de pecar con la lengua, me pondré una mordaza en la boca.».”  Salmo 39:1


continue reading

jueves, 21 de abril de 2016

¿E Isaac?




Hola queridas, ¿todo bien? Hoy me gustaría escribir sobre algo que me llamó la atención cuando medité en una palabra de la Biblia.

Sé que todas conocen la historia de Abraham e Isaac y el ejemplo de fe que Abraham nos dejó al no negar su único hijo a Dios. Pero lo que yo quiero hablar hoy no es sobre  Abraham y sí sobre Isaac. Piensen conmigo amigas, Abraham salió con 2 siervos e Isaac camino al Monte Moriah. Colocó la leña sobre Isaac y fue con él hasta el lugar del sacrificio. Llegando allí Isaac le pregunta: “Aquí tenemos el fuego y la leña —continuó Isaac—; pero, ¿dónde está el cordero para el holocausto?” Gn 22:7 En este versículo podemos percibir que Isaac no era un bebé, y mucho menos un niño sin entendimiento de lo que estaba sucediendo, hasta porque él sabía muy bien lo que era un sacrificio y por eso fue que le pareció extraña la actitud del padre de ir a ofrecer sacrificio sin cordero. Abraham edificó entonces el altar, después la leña, amarró a Isaac y lo colocó sobre la leña. Bueno, Abraham era anciano, con más de 100 años e Isaac un niño, lleno de fuerzas, ahora pregunto: ¿Será que Isaac no sabía que recostándose sobre la leña quería decir que él era el sacrificio y que tendría que morir? ¿Será que si Isaac quisiera, él no podría haber escapado para impedir su muerte? Sí, podía, pero la fe y obediencia de Abraham a Dios, le había enseñado a Isaac a obedecer también y por eso Isaac aceptó ser sacrificado.

Después de ver este ejemplo de Isaac, yo pregunto: ¿qué tipo de hija, obrera, esposa usted ha sido? ¿Ha obedecido a sus padres? ¿Ha obedecido a las autoridades? ¿Ha sido sumisa a su esposo? Isaac estuvo dispuesto a dar su vida en sacrificio por obediencia. Ese mismo ejemplo debemos seguir, pues cuando obedecemos a Dios y a las autoridades impuestas por Él, le estamos agradando. Cuando no obedecemos, nos tornamos rebeldes, demostramos orgullo, que sabemos más y que nuestra manera es mejor, pero ¿será que de verdad es así?

Entonces, ¿qué debemos hacer para agradar a Dios? Debemos obedecer aquello que Él nos ha pedido. Obedecer a los padres, dando buen testimonio en casa y ayudando a su madre. Obedeciendo aquello que Dios nos ha pedido hace mucho tiempo, como dejar aquella amiga que ya te orientaron que no es buena influencia para usted, dejar el odio, el rencor, dejar la pereza de hacer lo cierto y cuidar su vida espiritual con ganas o sin ganas, como leer la Biblia, orar e ir a la Iglesia. Todo depende de usted amiga. Palabras usted ya recibió muchas, ahora es usted la que precisa hacer y OBEDECER. Sea usted también un Isaac de los días de hoy. No quiera huir, salir corriendo o reclamando de lo que Dios le ha pedido, recuérdese que Isaac no hizo eso. Nada de quejarse o querer hacer aquello que usted cree que es cierto, entonces, ¿qué tal obedecer con humildad y amor con la certeza de que Él va a bendecirla?

Un beso grande a todas y hasta la semana que viens. Kisses


Juliana Furucho

continue reading

domingo, 10 de abril de 2016

¿Quién es usted en la obra de Dios?



Cuando leemos la historia de Eli podemos observar cosas interesantes que debemos cuidar.
Eli era el sacerdote principal del templo de Dios, el líder espiritual del pueblo de Israel, consecuentemente se esperaba que él fuera un hombre honesto y responsable en sus tareas delante de Dios y del pueblo.
En el principio, con certeza, Elí tenía cuidado por las cosas de Dios y de su pueblo, hacía lo que era recto, pero con el correr del tiempo él se fue apagando delante de Dios. Vamos a observar algunos puntos de los cuales hablamos de por qué Eli se había apagado.

1- “Samuel, que todavía era joven, servía al Señor bajo el cuidado de Elí. En esos tiempos no era común oír palabra del Señor, ni eran frecuentes las visiones.” (1 Samuel 3.1)  

Observe, Dios raramente hablaba con el sacerdote Eli, y si no hablaba con el sacerdote, ¿cómo es que el pueblo tendría conocimiento de las cosas de Dios y Su dirección?

A veces la persona comienza bien, pero con el tiempo, las dificultades, las luchas, los desiertos de la vida y los encantos de este mundo, hacen que ella se desvíe, entonces Dios se ve imposibilitado a hablar con ella.
El síntoma de eso es que ella ya no atiende a la voluntad de Dios, pero está preocupada en agradar a sus líderes y ganar una posición de destaque en la obra de Dios, aunque para eso ella tenga que actuar errado.
No  se olvide, Eli estaba en una posición privilegiada, pero apagado, tenga eso en cuenta. No es la posición que cuenta y sí su estado espiritual.

2- “¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel?”
(1Samuel 2.29)
Vea la reprensión de Dios a Eli, la persona que se dice ser de Dios no puede trabajar en función de sí mismo, pensando en sus propios intereses, esperando honra de los hombres. Muchas veces usted hace lo que es cierto y nadie la está mirando, pero Dios está y tarde o temprano Él honrará. Por otro lado, existen aquellos que trabajan haciendo lo errado, desobedeciendo y hasta “reventando”, trayendo un fruto engañoso, pero no se olvide que Dios también está viendo y en el momento puede hasta ser honrado por hombres, pero tarde o temprano la casa cae y grande será su ruina .

3- ¿Estaría Elí siendo fiel a Dios? Vea las palabras de Dios a Eli: " Y yo me suscitaré un sacerdote fiel, que haga conforme a mi corazón y a mi alma;..." (1Samuel 2.35)

Eli estaba sirviendo, pero tal vez ya no se encontraba siendo fiel a Dios,  infelizmente muchos se encuentran dentro de la casa de Dios con una posición, un título o un uniforma, pero no está sirviendo con fidelidad.
Todo aquel que hace la Obra de Dios tiene que tener en cuenta que es una gran responsabilidad, pero también un gran privilegio, por eso vamos a buscar estas tres cosas que hacen toda la diferencia:

*Comunión con Dios
*Honrar a Dios con nuestro trabajo
*Ser fieles en todo

Son estas cosas que nos hacer ser de Dios y no una posición o un uniforme.
Medite y verifique quién está siendo usted en la obra de Dios.

 “No apaguéis el Espíritu” (1Ts 5.19)

Colaboró Obispo Joaquim Fernandes

continue reading

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...