lunes, 21 de marzo de 2016

Secretos de una hija de pastor 9 – La persona cierta




Después de meses de lágrimas y dolor, tomé una decisión y dije: “No quiero más saber de mi vida sentimental y voy a entregarlo todo para la obra de Dios y terminar mis estudios”. Quería graduarme en derecho para que entonces, cuando llegase el momento cierto para ir para el Altar, yo iría con un equipaje que ayudaría aún más a la Obra de Dios.

Iba a la Catedral de Río de Janeiro donde yo era obrera feliz de la vida. Martes en la sesión de liberación todo era súper corrido, pues yo estudiaba y trabajaba, entonces salía del trabajo corriendo para llegar a tiempo a la reunión y así poder orar fuerte por las personas y liberarlas, salía de la Iglesia bien cansada pero con una inmensa alegría de poder haber tenido la oportunidad de ayudar a las personas. Domingo me quedaba el día entero en la Iglesia, participaba casi de todas las reuniones y sólo me iba después de la reunión de las 18hs. Recuerdo que tenía un cuadernito donde anotaba el nombre de todas las personas que atendía en la Iglesia, pues cuando llegaba a casa yo oraba por cada una y procuraba darle un seguimiento en la iglesia también. Mi vida era muy corrida. Estudiaba en el secundario por la mañana, trabajaba a la tarde y a la noche iba para la Catedral. Pero yo vivía lejos y debía tomar un colectivo para llegar a casa. A veces llegaba muy tarde, para hacer los deberes del hogar y arreglar todo para el día siguiente. Los sábados yo hacía un curso de diseño de web en el centro de Río de Janeiro, desde la mañana hasta la tarde, pues quería aprender todo lo que estaba a mi alcance para ser más útil para la Obra de Dios.

Todo era muy corrido y cansador, pero yo estaba muy feliz, haciendo lo que más amaba. Hasta que un día, un domingo, mi padre recibió una llamada del Obispo Romualdo pidiendo para que él y yo fuéramos para la Catedral pues él quería hablar con nosotros. Me quedé helada jaja ¿El Obispo quería hablar conmigo? ¿Qué será? Cuando llegamos allá, el obispo me dijo que había llegado un pastor de afuera y me preguntó si me gustaría conocerlo. Mi padre y yo dijimos que sí jeje. Cuando él llegó con el pastor, me quedé helada nuevamente, inmediatamente vino a mi cabeza mi pedido de Israel, con la descripción de hombre de Dios que yo quería ¡¡Él era exactamente mi pedido de Israel!! Sólo tenía un detalle: Él no hablaba portugués, sólo hablaba español ¿y ahora? El obispo nos dijo para salir para conversar allí en el Bob´s de la Catedral y que no nos preocupáramos con el idioma pues todo iba a dar cierto e iríamos a entendernos. Y así fue.

Cuando lo miraba, era como si Dios me hiciera recordar todo lo que yo había pedido, inclusive en lo físico. Entonces yo pensé: bueno, en lo físico puede ser hasta como yo quería, pero ¿y en lo espiritual? Fue entonces que me apresuré en preguntarle cuál era su testimonio, y él me contó todo. Yo había pedido a Dios una persona que habiá sido del mundo y que Dios lo hubiera transformado completamente, y él era exactamente así. Y cuanto más conversábamos, más yo veía que él era mi pedido. Inclusive el amor por las almas y por la Obra de Dios. Toda nuestra conversación fue sobre la obra de Dios. Pero había otro detalle: Yo había decidido estudiar y sólo casarme después de la facultad. No quería relacionarme con nadie en aquel momento. Después de aquella primera conversación, yo estaba en la negación. No quería estar de novia, no quería una relación, quería estudiar y continuar de obrera. Pero ese pastor tenía algo diferente ¿Por qué Dios me hizo recordar mi pedido de Israel? ¿Por qué él llegó ahora, tan rápido? Desde que terminé el noviazgo anterior y me entregué 100% a la obra de Dios, habían pasado apenas 6 meses! Y ahora ¿Qué hago? Mil pensamientos vinieron a mi cabeza… ¿Qué es lo que él tenía de diferente Semana que viene les cuento el secretito jiji.

Dios las bendiga mucho. Un beso grande y hasta la semana que viene.
Juliana Furucho

1 comments:

Kiara Bautista dijo...

Wow a veces estamos desididas a realizar las cosas como planeamos siempre esta acontece conmigo planeo todo como lo quiero hacer y Dios me da otra dirección pues ya mi vida no es mia y si de Dios, quien es Espiritual vive sacrificando en el Altar todos los dias.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...