lunes, 19 de enero de 2015

Transformación


El columnista Sydney Harris (EUA) acompañaba a un amigo al quiosco de diarios. 
El amigo saludó al  vendedor amablemente, pero como respuesta recibió un trato rudo y grosero. 
Agarrando el diario que fue tirado en su dirección, el amigo de Sydney sonrió atentamente y le deseó al vendedor un buen fin de semana.
Cuando los dos amigos descendían por la calle, el columnista le preguntó:
– ¿El siempre te trata tan groseramente?
– Sí, infelizmente es siempre así.
– ¿Y siempre eres tan atento y amable con él?
– Sí,  lo soy.
– ¿Por que eres siempre tan educado, siendo él tan rudo contigo?
– Porque no quiero que el decida cómo debo actuar. Nosotros somos los "propios dueños". 
No debemos curvarnos delante de cualquier viento que sopla, ni estar a la merced del mal humor, de la mezquindad, de la impaciencia y de la rabia de los otros. No son los ambientes que nos transforman... somos nosotros que transformamos los ambientes.

Autor desconocido

1 comments:

Michell Paredes Lopez dijo...

esto es muy cierto, no podemos dejar que las situaciones nos hagan decir cosas de la cual luego nos arrepintamos... se que muchas veces parece que la paciencia llego al limite pero siempre debemos mantener una sonrisa y mostrar que tenemos dominio propio

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...