viernes, 1 de agosto de 2014

¿Santidad u orgullo?



La palabra santo significa separado para Dios. Pero, ¿cómo mantanerse consagrado a Dios en un mundo lleno de corrupción y pecado?
La santidad está dentro de nosotros, sin un corazón santo es imposible vivir en santidad.
Quien vive en santidad no tiene que hacer fuerza para practicar el bien  o la justicia, le sale de manera  natural.
La persona que tiene una vida consagrada a Dios huye del pecado, de los cotilleos, de los grupitos, de todo aquello que pueda interferir con su comunión con Dios.
Si usted es pura, va a ver todo con pureza. Si su corazón es impuro, entonces será exageradamente desconfiada y verá todo con malicia.
Santificarse  cada día, significa llevar una vida de acuerdo con la voluntad de Dios, apartarse del pecado y someter su mente al Espíritu Santo.

Por otro lado existe el orgullo que no tiene nada que ver con la santidad. Usted sabe que la persona orgullosa siempre es arrogante y vanidosa con relación a sus propios actos.Ella se cree mejor y más importante que las demás personas.
Normalmente cree que ya lo sabe todo, no acepta la reprensión, y mucho menos ser enseñada por alguien.
Pedir perdón, reconocer un error o  humillarse, jamás, eso sería demasiado para ella.
Y, ¿cuándo se puede transformar la santidad en orgullo?
Analicemos, a la persona que se esfuerza al máximo para agradar a Dios, pero si ella empieza a pensar que es la más santa, ve los fallos de todo el mundo pero no consigue ver los de ella, vive separada de los demás, porque se cree superior en santidad y no se quiere mezclar. En este caso ya existe un orgullo que está destruyendo su santidad.
Vea el ejemplo del Señor Jesús que es Santo, y cuando vino a este mundo, Él trató  con las personas más criticadas por la sociedad de aquella época, los pecadores, pero el Señor Jesús queria salvarlos haciendo que se convietiesen de la vida torcida que llevaban. Sería como para que el Señor Jesús no se mezclase con nadie, pero Él es el mayor ejemplo de humildad que todo ser humano debe seguir.  
Santo es estar separado del pecado, y cuando se tiene un “orgullo santo”, cuidado porque el orgullo es un pecado, así que, ¿cómo puede cometerse un pecado santo?

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos, porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué communion, la luz con las tinieblas?”                                                      2 Corintios 6:14
                                                           
Hay personas que quieren aparentar que son santas, perfectas pero siempre acaban mostrando quienes son realmente.
Es sólo usted fijarse en sus palabras y actitudes y se dará cuenta de que es fanáica, de que se escandaliza por cualquier cosa, todo es pecado, pero habla mal de los otros, juzga sin piedad. ¿dónde está entonces, la santidad?
Ella se cree tan correcta, tan santa, tan perfecta que el resto no sirve.
Hemos visto personas así en la Obra de Dios, son quienes son problemáticas, causan división y diseminan cotilleos y causan malentendidios. Falta un verdadero encuentro con Dios.
Busque en Dios una santidade pura y genuína, no actué de forma falsa o fingiendo.
 “Sino, así como Aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir”
1 Pedro 1:15



11 comments:

Caftcholi@gmail.com Orinoco79 dijo...

Asi es sra cuando la persona busca santificarse cada ves mas ella debe cuidar que el engaño del orgullo no entre en ella porque la persona se cree que esta 100 por ciento correcta y santidad ee ser apartada para Dios no significa juzgar y señalar a los demás al contrario cuando hay personas errada el deber de la persona que es apartada para Dios es ayudarla a que ella sea de Dios

massiel tejeda dijo...

es asi lo que dice este mensaje nosotros no podemos ser orgullosas ni estar en grupitos nada que nos pueda separar de la santidad . la persona santa es aquella que todo lo ve con buenos ojos ella huye del pecado de todo que la perjudique espiritualmente . nuestro corazon debe ser puro no podemos llevar malicia en nuestro corazon la persona orgullosa cre que es mejor que las demas y no se deja correjir porque ella cree que tiene la razon mas ella no sabe que se esta haciendo un daño ella misma porque ella cree que esta bien mas no es asi asi que cuidemos de no caer en esta parte es como dice la palabra de DIOS “Sino, así como Aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir”
1 Pedro 1:15

Elizabeth Casares dijo...

Buenas tardes Sra. Es verdad la humildad debe estar en primer lugar y reconocer que tenemos errores pero que los vamos a ir superando. Nunca debemos considerarnos ni mejores ni superiores que los demás ni apuntar el dedo porque nadie es perfecto. Nuestro mejor ejemplo es el Señor Jesús que con todo amor enseñaba y corregía a las personas sin juzgarlas.
Gracias por la palabra y que Dios continue bendiciéndola.

Anónimo dijo...

tenemos que cuidar como esta nuestra santidad porque si no cuidamos hay peligro de que entre el orgullo

juanita tomay dijo...

La santidad y el orgullo son.differentes . La santidad.es ser.apartado para Dios y el orgullo es ser.arrogante y superior a los demas. Tener cuidado para.no dejar que el.orgullo entre en nuestro corazon.

rosario martinez dijo...

Tenemos que cuidarnos de el orgullo... vigilando siempre de ser humilde analizarnos todos los dias y reconocer delante de Dios que no somos nada sin el...

Adaseli perez dijo...

si muy fuerte no podemos creernos mas que nadie y ser de verdad humilde para reconocer los errores, cuando vivimos en esta vida de santidad tiene que ser verdadera no falsa cuidar lo que hablamos cuando se es santo quiere decir apartado para Jesús y no vivir practicando las cosas de este mundo.ser humilde es aceptar los consejos y practicarlos

Anónimo dijo...

si debemos de pedir a DIOS que nos enseñe a tener su misma santidad y que nos ayude a cuidar nuestros ojos para no perder la pureza

Luciana Palacios dijo...

debemos tener cuidado de nuestra propia prudencia, el hecho de ser santa no quiere decir que somos perfecta y mejores que las demás . debemos mantenernos en la humildad para no pecar.

Daniela Fernandez dijo...

es cierto cuando una persona es orgullo y no reconoce sus fallas ella pierde la santidad , la santidad es estar en comunion con Dios hacer la voluntad y practicar su palabra separemos del orgullo que eso nos sepera de la santidad.

blenda dijo...

señora. realmente el señor Jesús es un verdadero ejemplo de la humildad porque el siendo señor poso hacer siervo . nosotras tenemos que pasar ser siervas siempre en nuestra vida y vigilar en los pequeños detalles y asta creer que somos muy santas ya estamos siendo orgullosas .

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...