viernes, 20 de junio de 2014

¡A ÉL LE IMPORTAS!



¡Hola queridas!
La semana pasada quedé en escribir acerca de mi experiencia personal con la maternidad, ¿recuerdas? Pues así fue, pero Dios me pidió que escribiese otra cosa, ¡pues Él sabe de nuestra necesidad de ahora!
Y ahora, ¿cómo estas aprovechan el Ayuno de Jesús? ¿Vamos más allá? ¡Para recibir lo extraordinario!

¿Recuerdas lo que hablé en el último post? Si aún estas sufriendo por causa del pasado, ese pasado que tanto te atormentó y a mi también, hasta el día en que aprendí las verdades que les enseñaré hoy.
La semana pasada ya has leído algunas verdades fundamentales con las cuales podrás lidiar con el pasado.
Tú estás identificada con la muerte y resurrección de Jesús. Esa identificación te libera de la esclavitud del pecado, para que puedas ser esclava de la justicia.
Después fuiste escogida por Dios, por más misterioso que eso sea, o difícil de comprender, para las mentes finitas, pero nosotras no fuimos las que elegimos a Jesús; fue Él que nos eligió. Cuando Él nos eligió, Él tenia un plan, y es el que constatamos cuando leemos "No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé." (Juan 15:16) Lo fundamental de esa verdad es la siguiente: Una vez que somos libres de la esclavitud, pasamos a tener un propósito en la vida. 
Su vida amada tiene valor eterno, no por causa de lo que eres o por algo que hayas hecho, y sí porque Dios en Su maravillosa gracia te escogió para ser de Él para siempre.
Debes estar por preguntarte: ¿Y mi pasado? ¿Cómo puede mi vida tener algún valor?
Eso, mi amiga, es lo que piensas, y no Dios.
Puedo decirte que Él piensa diferente ¿No te sientes feliz?
Voy a dejar una tareita para hoy. Ore a Dios para que rasgue el velo que hay en tus ojos y te revele como Él puede redimir los traumas aparentemente destructivos del pasado y usarlos para su bien y para la gloria de Él.
¿Vas a quedar aún presa del pasado?
¡En la semana que viene voy a compartirte algo muy fuerte!
Pero quiero leer sus comentarios, ¡Participen! ¡Escriban! Cuando escribimos memorizamos mejor y nos ayuda e incentiva las unas con las otras, ¿ok?
¡Aproveche y hagan de estos 40 días una verdadera desintoxicación!

¡Besos dulces!
Catia Rubim


3 comments:

Anónimo dijo...

No voy a quedar exclava del pasado voy a vencer señora yo no acepto mas esto no mas señora ayudeme en oración por favor gracias un abrazo fuerte

Yu Mi dijo...

Buenos días sra. :)
lo que usted nos enseña yo lo comprendí hace poco.
yo llegue hace años atrás a la iglesia después tuve un problema muy fuerte que me causo mucho dolor, estaba deprimida no quería nada simplemente desaparecer, me odie tanto que no quería saber nada mas de Dios porque pensé que el ya había desistido me mi es doloroso pensar que no le importas a nadie y mucho menos a Dios pero yo estaba equivocada al contrario Dios nunca desiste de nosotros aunque nosotras lo hagamos el no.
realmente es un privilegio es una enorme alegría saber que Dios esta allí amándote, esperándote a que te des cuenta, esperando para abrazarte y curar todas tus heridas, cuando yo entendí eso yo lo busque lo halle y entendí su verdadero amor :)
hoy yo soy feliz porque tengo ese amor que cambia todo.

P.D hay una canción que me gusta mucho y quiero compartir espero que les guste :)
https://www.youtube.com/watch?v=xtaBbESnrzI

Joana dijo...

Dios no mira nuestro pasado, lo que éramos, y por más fallas y errores que hayamos tenido, no quita que Dios nos escogió y nos ama demasiado y su misericordia es inmensa para con nosotras.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...