viernes, 20 de junio de 2014

Ella rompió el protocolo


Podemos decir que ella rompió el protocolo, en una época en la que estaba fuera de los padrones que una mujer sea enseñada. María de Betania, se destacó y fue una de las primeras mujeres que buscó “estudiar” o aprender más, fue por eso audaz y se sentó a los pies de Jesús.
Tal vez  muchos la criticaron por aquella actitud, incluyendo su hermana, tal vez ellos pensaron que estaba siendo “molesta” o “metida”, pero Jesús la elogió, diciendo que ella escogió la “buena parte”.
Bueno, si hay una buena parte, también hay una mala parte, y esa es la que muchas personas han elegido.
-       Cuántas veces elegimos quedar ansiosas antes que confiar en Él
-       Cuántas veces preferimos dedicar tiempo a los deberes, trabajo, amigos, placeres y Lo dejamos de lado
-       Cuántas veces preferimos hacer nuestra voluntad, antes que someternos a la voluntad de Dios
-       Cuántas veces queremos hacer justicia con nuestras propias manos, olvidando que Él es el justo juez
-       Cuántas veces quisimos quedar “bien” con las personas y acabamos quedando mal delante de Dios
-       Cuántas veces quedamos con miedo de actuar, romper el protocolo, para no enfrentar críticas o juicios, y dejamos de alcanzar lo que Dios tenía preparado para quien tomase una actitud de fe.
Queridas amigas, ¿ven que no siempre elegimos la “buena parte”? Aunque no agrademos a todos, tenemos momentos en los que debemos actuar. María pudo haber pensado, “no me sentaré a los pies de Él, ninguna mujer lo hace”, hay momentos en los que tenemos que salir de esa condición de querer ser tan “acertadas” y hacer lo que tal vez nadie espera, pero que agrada a Dios.
Además, ese “síndrome”, si es que le podemos llamar así, no es nada más ni nada menos que “MIEDO”, miedo de lo que van a pensar, decir, creer o hasta de lo que podemos perder.
Y usted, ¿ha sido víctima de ese síndrome? 
Deje sus comentarios.







5 comments:

Anónimo dijo...

Muy cierto sra muchas veces uno quiere agradar a las lersonas para ser aceptadas y desagrada a Dios.
A mi me pasa en el colegio muchas veces personas empiezan con chusmerios y yo para no ser excluida muchas veces quedo metida en ese medio pero eso era ntes ahora es momento de cambiar como dice en galatas "quien os fascino a cometer pecado" osea nosotras debemos contaminar y no ser contaminada.


Atte micaela gracias.

DAIANA GOMEZ dijo...

Romper el protocolo, hacer lo que otros no hacen, mrcar la diferencia, eso hace de una mujer de Dios, una mujer inolvidable

Maria dijo...

es verdad, una no tiene que buscar ser aceptada por todos, una tiene que buscar se aceptada por Dios, es verdad que no siempre vamos a agradar a todos haciendo lo que Dios nos pide, mismo nosotras misma, porque hay veces que Dios nos pide cosas que no nos gustan a nosotras, pero aun así hay que hacerlo, romper con ese protocolo de ser "ah yo soy así" y hacer como Dios espera, porque solo así vamos a ver y entender el plan que Dios tiene para una.

Yu Mi dijo...

Buenos días sra.
MIEDO yo nunca pensé que un sentimiento así seria el culpable de mi frustración con la vida, era un día normal como todos mis días usando a causa de ese miedo yo perdí ante Dios era una miedo aterrador que paralizaba asta mi mente y mi voz yo me deje llevar por ese miedo y no tuve coraje de decir no a un problema que estaba a punto de suceder y pensar que ese problema se convirtió en algo que me destruyo por completo el miedo para fue un sentimiento que me parco para toda la vida y no solo eso sino que ahora yo se como vencerlo pues se como empezo a actuar en mi por eso ahora yo gracias a Dios yo supere el miedo a decir NO a proteger mi vida especialmente mi comunión con Dios.

TANIA dijo...

Debemos ser osadas, eliminar el miedo, y lanzarnos para glorificar a Dios en todas las cosas, no negar nuestra Fe sino que todos sepan a qué Dios servimos y cómo su grandeza es suprema.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...