martes, 28 de marzo de 2017

¡Cuando entregar en las manos de Dios es tan difícil!




La gran batalla humana: la lucha de la razón y la emoción ¿Qué hacer cuando la razón dice una cosa pero la emoción dice otra?
Usted está viviendo determinada situación, en su mente usted sabe qué debe hacer, pero por otro lado su corazón grita por otra cosa y usted queda dividida.
Usted ya había decidido entregar en las manos de Dios, no ser precipitada, impulsiva, pero acabó por dar oídos al corazón y tomó cartas en el asunto.
Actuó guiada por una emoción y las cosas salieron mal, ¡tan mal que ahora no sabe cómo resolver!
Cuando decidimos entregar en las manos de Dios, estamos dando a Él el control de la situación, pero para eso es preciso CONFIAR. Entonces usted sabe qué es lo mejor que se debe hacer, pero por otro lado usted no tiene paciencia, no confía que Él resolverá de la mejor manera o no quiere esperar por el tiempo de Dios ¡Usted quiere resolver eso aquí y ahora!
Es así amigas, entregar una situación en las manos de Dios requiere fe continúa, tal vez usted no verá la respuesta en el día siguiente, o en el mes siguiente, pero usted sabe que Él siempre hará lo mejor en el mejor momento.
Si ha sido tan difícil para usted es porque tal vez aun no consigue confiar o siempre termina por usar el corazón en lugar de la razón y eso debilita su fe.

“Los que confían en el Señor son como el monte Sión, que jamás será conmovido, que permanecerá para siempre.” Salmos 125.1

0 comments:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...