viernes, 1 de abril de 2016

¡Usted no puede ser mi discípulo!




¿Ya imaginó escuchar estas palabras del propio Señor Jesús? “No puede ser mi discípulo”.
Al repetir tres veces las mismas palabras, seguramente ellas no pasan desapercibidas.
Muchos se creen aptos para ser sus discípulos, pero Él colocó algunas condiciones que tocan algunas áreas delicadas de su vida, tal vez cosas que mueven su estructura, tocan sus sentimientos.
Primero Jesús habló de las relaciones personales:

 “«Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia vida, no puede ser mi discípulo.” Lucas 14:26

Él no está queriendo decir con eso que debemos despreciar o faltar el respeto a nuestra familia, mucho menos dejar de amarlos, lo que Él no quiere es que haya competencia entre nuestra lealtad a Él y a los que amamos profundamente. Se trata de prioridades, a quién colocamos primero ¿a Jesús o nuestra familia? Si son las demás personas, eso significa que no estamos listas para ser Su discípulo.

Ahora el apunta a las metas personales:

“Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.” Lucas 14:27

¿Será que estamos dispuestas a someter nuestros deseos a la voluntad de Dios? Eso significa decir “No” a lo que queremos y deseamos para decir “Sí” a lo que Él quiere.
Eso es un tipo de renuncia para aquellos que quieren servir a Dios.

Por último Jesús menciona las posesiones personales:

“De la misma manera, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo.” Lucas     14:33

Los discípulos de Jesús pueden ser dueños de algunas cosas, pero nada se puede apoderar de ellos. O sea que nuestro corazón no puede estar en las cosas materiales, nuestra vida no puede depender de los bienes, todo nuestro ser debe estar totalmente en Jesús y no todos están dispuestos a eso, a ejemplo del joven rico.
Como ven, no es tan simple servir a Dios, solamente están aptos aquellos que están dispuestos a colocar a Dios por encima de sus relaciones personales, sus metas y sus bienes.
¿Usted está lista?

29 comments:

Unknown dijo...

Para ser discipulo de Jesus debemos sarificar renunciar a nuestra vida y deseos

Janeth dijo...

No basta con querer seguir a Jesus. Tenemos que dejar todo lo que nos aparta de El. Hacer lo que agrada a el. Dejar nuestros sue~nos por los sue~nos de El. Gracias por el articulo. Es bueno recordar que es ser un discipulo en verdad.

Daniela pazos dijo...

Tenemos que renunciar a nuestro querer para hacer la voluntad de Dios

sonia vargas dijo...

Si el hecho de tener toda la vida en el altar requiere sacrificios,la entrega plena vivir para agradar a Dios hasta en los minimos detalles, llevar una vida de renuncias sin estar apegado a nada ni anadie El es la prioridad en nuestro corazón nuestro Señor Jesus.

Monse Zavaleta dijo...

Este mensaje me ayudo ya que quien realmente quiere seguir a Jesus es necesario el sacrificar nuestro propio yo, para hacer asi la voluntad de Dios, sin sacrificar nuestra carne, nunca lograremos hacer lo que agrada al Espiritu de Dios

Elvia Clara dijo...

El Señor Jesus quiere bendecirnos y darnos la salvación pero nosotros debemos hacer nuestra parte siempre poniéndolo en primer lugar en todo.

massiel tejeda dijo...

para nosotros ser discipulo de jesus debemos sagrificar . nosotros tenemos que renunciar lo que le desagrada a dios para agradarle a DIOS

massiel tejeda dijo...

para nosotros ser discipulo de jesus debemos sagrificar . nosotros tenemos que renunciar lo que le desagrada a dios para agradarle a DIOS

Daniela Gonzalez dijo...

k

massiel tejeda dijo...

para nosotros ser discipulo de jesus debemos sagrificar . nosotros tenemos que renunciar lo que le desagrada a dios para agradarle a DIOS

Daniela Gonzalez dijo...

j

Daniela Gonzalez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raquel dijo...

Nuestro Dios es un Dios celoso, y con justa razón, si Él estuvo dispuesto a entregar su 100% por mí, para librarme del infierno, ya cargo mis culpas, mis enfermedades, mis problemas, es decir tengo VIDA gracias a su sacrificio, de que otra manera puedo agradecerle y pagarle si no es entregando mi propia vida a Él, dejando que Él tome el lugar que le corresponde, que ya pagó con su sangre, ¿Quién más ha echo eso por mí, aunque me ame demasiado?

Neiry Estan dijo...

Lo que me llamo la atención de este articulo, es que muchas veces pensamos que estamos haciendo la voluntad de Dios, pero nuestra actitud muestra lo contrario. Para mostrar que realmente somos un verdadero siervo (discípulo) debemos asumir una fe autentica, que realmente haga la voluntad de quien lo eligió, no solo con palabras sino con actitud, tomando nuestra propia cruz.

Mly Gamboa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Liz dijo...

Yo estoy lista a pagar el precio del SACRIFICIO para darle mi todo a ese Dios que me quiere usar cada vez mas, pero para que eso sea un hecho, debo primero cambiar las cosas que hago mal para no cometer esos errores en un futuro. Pero así es la vida con DIOS hay que dejar todo, despojarse de todo lo que se tiene para poderle servir.

Claudia Miño dijo...

Realmente es muy fuerte esto ya que no solamente debemos.decir yo quiero sino demostrarlo y en la demostración debe ser sincera y pura al 100% que nuestro Dios vea que no titubeamos, ni dudamos en aquella actitud. Debemos saber que Él es lo primordial en nuestra vida y que si no lo amamos por sobre todas las cosas, de nada sirve hacer para El.
Debemos aprender a dejar de planear nuestra visa y dejarla en el Altar y sin ninguna duda, recibiremos más de lo que presentamos.
Y que puntualmente todo lo recibido sea para glorificar y honrar al Señor y no para perdernos. Debemos vivir apegados solo a Él y viviremos felices, siendo sus discípulos.

Jessica Miranda dijo...

Asi Es para ser dicipulos de dios tenemos que renunciar a lo que le desagrada a dios y sacrificar.

ANYI TATIANA-BUCARAMANGA dijo...

Lo hace que están dispuestos a seguir a Jesús están dispuestos a dejar todo a quedar a la dependencia de Dios sin importarle las cosas materiales y dando todo para Jesús que es su propia vida la voluntad porque en el hay un placer de hacer solo la voluntad de Dios.

Silvia Morales dijo...

Mi prioridad es buscar a Dios, renunciar a todo para estar a su servicio de El.

Anays Castro dijo...

Ser dicipulo del Señor Jesus es reconocer que la prioridad esta en servirlo y no en servirme haciendo mi propia voluntad.

Karina Lujano dijo...

Debemos renunciar a nosotros mismos para hacer la voluntad de dios

Karina Lujano dijo...

Debemos renunciar a nosotros mismos para hacer la voluntad de dios

ESTRELLITA dijo...

HAY QUE RECONOCER QUE TODO LO QUE TENEMOS EN LA VIDA ES TODO PRESTADO NUESTRA FAMILIA, LOS BIENES E INCLUSIVE NUESTRA PROPIA VOLUNTAD,DEBEMOS RECONOCER QUE DIOS ES TODO PARA NOSOTROS. SIMMPLEMENTES SOMOS ADMINISTRADORES.Y NUESTRA VOLUNTAD NO SIEMPRE ES LA MISMA QUE NUESTRO PADRE.

carolina dijo...

nuestra prioridad debe ser DIOS ya que fue el quien nos saco de aquel poso en el que estábamos y nos dio sueños, visión pero sobretodo salvación.

Mly Gamboa dijo...

Si quiero hacer la obra de Dios, ya sea en el altar o el atrio, donde Dios me quiera usar, debo de someterme a su voluntad. Realmente haciendo mi voluntad ya sufrí mucho, hasta después de muchas caídas, vine a entender que mi voluntad siempre me llevará al sufrimiento, "Dios te pido enséñame a hacer tu voluntad". Dios sabe qué es lo mejor para nosotras. Si tengo que renunciar, así sea, más que no sea hecho lo que yo quiero, y sí lo que el señor quiere.

ANA YAMILETH ROBLEDO QUINAYÁS dijo...

Si queremos ser discipulos de el señor Jesus tenemos que aprender a sacrificar,y vivir los sueños que el tiene para nosotros.

Maria Rubiela Gomez dijo...

Para ser discipulo del Señor Jesus debo ponerlo en primer lugar en mi vida, estando dispuesta a servirle y obedecerle en todo.

Anónimo dijo...

Hola Sra.que el Señor Jesus nos capacite y nos de sabiduria para seguirlo y servirlo.
Marcela Lopez.
Buenos Aires.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...