miércoles, 17 de febrero de 2016

¡Yo soy una madre así y punto!


Hola queridas ¿todo bien? Sean participativas aquí en el Blog y siéntanse a voluntad para dejar sugerencias de temas que les gustaría que abordemos o también dudas que tengan.
Esta semana quiero compartir con ustedes algo que he percibido mucho. Una persona normalmente hace aquello que aprendió a hacer y aquello que aprendió a ser.
Pero no tiene que ser necesariamente así, si no somos flexibles no vamos a ser sensibles a los cambios, y ellos son precisas para que podamos desarrollarnos y cambiar.
¿Recuerda el post anterior que hablé de ser una madre amiga?
¿Qué es ser una amiga?


Es aquella que comprende.
Respeta el dolor del hijo.
Es solidaria, oye, tiene paciencia, confía, incentiva.
Se sienta a su lado y conversa de forma inteligente.
Advierte a su hijo sobre los peligros.
Ni impone, orienta.
Habla la verdad.
En fin, una lista inmensurable...


Pues así es, pero muchas veces usted no ha recibido eso y entonces no lo sabe, ni se esfuerza para dar, y hace y es exactamente aquello que hicieron y fueron contigo, pero esa situación tiene que ser revertida si usted es humilde para reconocer y cambiar su forma de ser y hacer las cosas.
Nosotros somos quienes escogemos y decidimos quién queremos ser.
Pues hablo con algunas personas que dicen: "pero fue lo que recibí, por eso es aquello lo que yo se dar, ¡si no recibí no doy!
Les daré un ejemplo bien claro en relación a eso. Mi abuelo paterno era extremadamente riguroso con mi padre, egoísta y hasta un poco malo, tal vez haya sido así porque fue lo que recibió de parte de su padre, y por eso decidió ser así con su hijo, o sea mi padre. El era una persona muy fría, distante, él era enfermero (imagino como habrá sido con sus pacientes) Por otro lado, mi abuela también que también era enfermera falleció cuando mi padre era aún un niño con 10 años, una edad bien difícil para quedar sin madre, y por si no fuera peor, con un padre así. Imagino el dolor de él, el trauma de la pérdida, y de tener ese giro en la vida.


Mi padre tenía todos los motivos del mundo para haber sido así conmigo y con mi hermana Tania, pero él eligió ser diferente y fue totalmente lo opuesto a su padre, él fue un padre super amigo, protector, siempre dispuesto a ayudar, y siempre dándonos lo mejor.
Él era el propio ejemplo vivo de que nosotros tenemos el poder de decisión en nuestras elecciones, nos cabe a nosotros ser quienes nos esforzamos a ser, pues es mucho más fácil decir que no se sabe y que no se da, porque no fueron así con nosotros, que contrariar tales pensamientos y sentimientos, y hacer y ser totalmente diferentes.
Hasta es una oportunidad, ya que no recibimos, ¡queremos dar todo de nosotras!
Piense si usted ha hecho sólo su obligación o si ha ido más allá.
Si le ayudó o se identificó con algo, deje aquí su comentario.
Pues aprendemos las unas con las otras.
Besos dulces.

Cátia Rubim

4 comments:

Patricia Sayago dijo...

yo vivi la carencia de amor.la frialdad de mis padres .es mas soy una persona fria.pero mi querida y bella señora de Jesus yo pongo toda mis fuerzas para ser diferente doy a mis hijos lo que nunca recibi.soy paciente .se escuchar etc y apesar de que sigo en la lucha en oraciones para su conbercion a Jesus .jamas decisto creo y eso me da fuerza para seguir .creo en mi Señor y se que ellos van a ser mi reflejo.pues los hijos son el reflejo de los padres y ellos van a ser mucho mejor

Patricia Sayago dijo...

yo vivi la carencia de amor.la frialdad de mis padres .es mas soy una persona fria.pero mi querida y bella señora de Jesus yo pongo toda mis fuerzas para ser diferente doy a mis hijos lo que nunca recibi.soy paciente .se escuchar etc y apesar de que sigo en la lucha en oraciones para su conbercion a Jesus .jamas decisto creo y eso me da fuerza para seguir .creo en mi Señor y se que ellos van a ser mi reflejo.pues los hijos son el reflejo de los padres y ellos van a ser mucho mejor

Carolina Venesa dijo...

hola en mi caso fui criada por mi tio, mo madre era el sosten de la casa y mi padre era una persona que no habia asumido la familia y trabaja hasta ultimas horas para no tener que llegar a la casa. Hoy yo tengo dos hijos y a pesar de haber sufrido la falta de cariño y solo recibir soledad y frialdad, yo no soy asi con mis hijos, claro con el primero al principio me costo muchisimo pero no acepte ser una madre nerviosa, gritona, como lo fue mi mama yo luche con todas mis fuerzas para cambiar lo que era y hoy sos cariñosa me ocupo de ellos todo el dia, acompaño sus estudios, conversamos de todo un poco en fin se que cuando uno se esmera y quiere cambiar, Se Puede!

Wendy Coss dijo...

Como madres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, pero algunas madres ha causado de su pasado terminan siguiendo los mismos padrones de golpes, maltratos, etc. Pero eso no es pretextos sino por lo contrario el amor que no tuvieron, darlos para ellos y es ahí donde Dios nos ayuda a olvidar el pasado, sanar las heridas y comenzar una nueva vida.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...