viernes, 29 de enero de 2016

Serie Mujer fuerte 8 - Supere su pasado



Aquí está el motivo de la debilidad de muchas mujeres, el pasado. Ellas cargan el pasado consigo, no consiguen desprenderse de él, dicen que odian su pasado, no tienen buenos recuerdos pero al mismo tiempo se rehúsan a abandonarlo, él las persigue, está atrapado en sus pensamientos como una garrapata que chupa toda su energía y perspectivas de futuro.
Muchas han sido esclavas sin saber, esclavas de sí mismas, de su pasado. Sé que no es agradable hablar del pasado cuando éste trae malos recuerdos, pero para poder proyectar el futuro, necesitamos arrancar las malas raíces que cargamos de él.

 Tal vez usted está siendo prisionera de un mal sentimiento por causa de algo que sufrió, tal vez son miedos, complejos, falta de perdón, o hasta voluntad de morir, parece que la vida ya no tiene color para usted.
Tal vez tuvo una mala experiencia y ahora usted se cerró, no confía en nadie, no tiene amigas, se tornó amargada, desagradable, áspera ¿Será que vale la pena dejar que el pasado sea parte de su vida? Parece que son más las pérdidas que las ganancias, ¿no le parece?
Jesús dijo:
“Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.  Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.” (Mt 11.28-30)
Libérese de ese peso mi amiga, deje su pasado en el lugar que le corresponde, el pasado.
Necesito que usted responda las siguientes preguntas abajo, en los comentarios:

¿Qué es lo que usted aún no resolvió de su pasado, qué carga hasta hoy y la hace esclava de esos sentimientos?
¿Eso le ha hecho bien o mal?
¿Qué hará al respecto?

¡Es momento de dar un basta! Esos recuerdos, sentimientos y todo lo negativo que el pasado le trae, tiene que ser expulsado en este momento, en el caso contrario usted seguirá siendo débil.
No permita que su pasado comande su presente y su futuro.
Cuando piense en sus experiencias pasadas, intente reconocerlas como una fuente de aprendizaje, no como una vulnerabilidad. Situaciones difíciles y estresantes pueden enseñarle a ser más fuertes en el futuro.
Recuerde que todas las dificultades que usted enfrentó fueron experiencias de aprendizajes. Usted ya necesitó de fuerza y coraje para superar momentos difíciles; adversidades no son exactamente una novedad en la vida de nadie.
Para tornarse una mujer fuerte usted necesita superar, vencer su pasado y decidir mirar hacia adelante.



4 comments:

Raquel dijo...

Algo con lo que he venido luchando diariamente de mi pasado, es el hecho de haber tenido un matrimonio frustrado, una relación muy dolorosa que no dio cierto, en la que puse todas mis expectativas, entregué todo y recibí todo lo contrario. Obviamente esto me ha traído mucho mal, porque me causaba mucha tristeza y dolor, y me impedía de avanzar, y lo que hice con respecto a esto fue perdonarme a mi misma por mis errores y aceptar la realidad, claro eso ha requerido de mucha oración, ayuno, propósitos para sacar todo ese sentimentalismo de dentro de mi.

Yohana Elizabeth dijo...

El pasado esta en el pasado, En el olvido debe estar, tenemos que vivir la vida totalmente sin recordar cosas malas, no vale la pena sufrir o lamentarse por algo que ya paso.

Anónimo dijo...

Por mucho tiempo fui exclava del pasado pero a medida que fui a prendiendo a liberarme de él ahora hay paz y tranquilidad y mi fe se refortalece cada día más, es tambueno dejar esas cargas en Jesus por qué él hace todo nuevo.

Paola Laura dijo...

Gracias a Dios yo logré colocar una piedra en mi pasado porque durante por mucho tiempo estaba atada a el, porque no me había perdonado yo misma la culpa me consumía entonces yo busqué el nuevo nacimiento y lo logré hoy soy una mujer diferente buscando a cada ďía agradar más a mi Señor

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...