lunes, 27 de julio de 2015

Desarrolle virtudes que beneficien su relación




¿Cuántas veces somos bien educadas, tolerantes, pacientes con nuestras amigas, compañeras de trabajo, desconocidos, etc. pero cuando se trata del marido la cosa cambia de figura? Jiji y no actuamos con él como actuamos con las otras personas. Eso va desgastando la relación, causando distancia.
Veamos algunas virtudes importantes a ser colocadas en práctica también en el matrimonio:

       Educación: no gritar, responder, hacer cara fea, dejar de hablar, use siempre las palabras por favor y gracias, aun con su marido, siempre decimos que la buena educación cabe en todo lugar, en nuestro matrimonio también cabe.
       Sumisión: Reconozca a su marido como la cabeza, sepa el lugar que Dios destinó para cada uno, el marido como el cuidador y su esposa como auxiliadora.
       Respeto: Nunca puede faltar, ninguna relación sobrevive si hay falta de respeto, como llamar por nombres, por palabras ofensivas, gestos feos, agresividad, groserías.
       Humildad: Tenemos que saber ceder por el bien de los dos, es necesario ser humilde, si ninguno cede, el orgullo prevalece y la relación sufre y queda desgastada. Siempre debemos hacer lo que es bueno para los dos y lo bueno es estar en armonía.
       Comprensión: sepa comprender a su esposo, sea tolerante con sus manías, no podemos exigir que nuestro marido sea igual a nosotros. Sepa lidiar con las diferencias y no quiera imponer su voluntad o su forma de ser.
       Placer de Servir: sea sierva, agrade y haga las cosas con placer, no de mala cara o de cualquier manera, pero sí por amor. Recuerde que también en casa estamos sirviendo al Señor Jesús.
       Cariño: sea una esposa cariñosa, demuestre a través de besos, abrazos, gestos, detalles, sorpresas, mensajes, etc. Nunca sea fría ni indiferente, si creció sin cariño, desarrolle ese hábito,  hubieron muchas cosas que no sabíamos y aprendimos ¿no es así? ¿Por qué no aprender lo que le hará bien a nuestro matrimonio?
Y entonces, ¿le gustó la listita? ¿Qué más agregaría?
Déjenos su comentario.

1 comments:

Unknown dijo...

Muy útil este artículo, realmente a veces teniendo malas actitudes y acciones con nuestros maridos no nos damos cuentas que desagradamos a Dios y afectamos nuestro matrimonio, el matrimonio es como una planta debes cuidarla a diario y colocando la mayor dedicación para que pueda crecer y florecer como queremos.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...