miércoles, 18 de marzo de 2015

Estoy muy sobrecargada


Hola queridas ¿Todo bien? Seremos más dinámicas aquí en el Blog, compartiendo nuestras experiencias. Hemos aprendido mucho las unas con las otras ¿No es así?
Hoy voy a hablar de algo que viví hace muchos años atrás y cómo eso me corrompió, pues hoy atendiendo a las personas pude ver cuánto ha afectado en la vidas de ellas también!
Todas nosotras tenemos nuestras luchas y desafíos, nadie se engaña pensando que la vida es un cuento de hadas, ¡porque no lo es!
Bien, aquí es donde quiero llegar. Muchas personas se sienten sobrecargadas y algunas hasta el punto de llegar a desistir, porque además de cargar con sus luchas, quieren cargar con las luchas de sus familiares, y así sucesivamente...
Y sepan que nada es más dificil que soportar la carga que no nos pertenece. Y ahí usted se pregunta "¿Pero Dios no nos enseña a cargar las cargas los unos con los otros?" aunque Dios nos dejó este versículo de la Biblia, Él no nos dijo que deberíamos intervenir y hacer lo que otros no quieren hacer. Y aunque haya muchas necesidades, Dios no nos pide que satisfagamos todas ellas.
Muchas veces nos sofocamos con luchas que ni siquiera son nuestras, tenemos y debemos luchar siempre por las nuestras y por  las demás, pero no dejando que eso interfiera en nuestra vida con Dios y estanque nuestra fe. Y no podemos olvidar que el diablo quiere aumentar las piedras en nuestra bolsa, y cuántas más él consiga colocar, más pesado quedará, y él querrá cargar hasta que usted no pueda cargar más ese peso. Entonces, hoy mismo lance todas esas piedras al piso y quede libre. Tome la carga de Dios que es suave y leve.
Y respecto a esa sobrecarga, lance en manos de Dios, pues ¿acaso existe alguien mejor que Él para solucionar nuestros problemas?
La estrategia del diablo es que mientras usted ande ansiosa y pesada, no podrás lanzarte totalmente en los brazos de Dios, y eso revela que no confías 100% , pues cuando la persona se lanza ella confía, y no existe lugar para cargar sus piedras ni las de nadie más. 
Existe la preocupación normal que es aquella que nos acerca a Dios, pues tenemos la plena certeza que Él es el mejor solucionador para aquello  que necesitamos, nos lleva a depender y confiar en Él completamente.
Pero también existe la preocupación nociva que es aquella que nos aleja de Él y es como si dijéramos que Él no es suficientemente poderoso, que perdió el control de la situación y no podemos confiar, ¿¿ya pensó en eso todas las veces que duda o coloca a Dios en esa posición??
Nunca se olviden que todas nuestras inquietudes y preocupaciones surgen cuando excluimos a Dios de nuestros planes.
Y, sobretodo, necesitamos acordarnos de quién es Dios y lo que Él puede hacer.
Para la próxima semana voy a dar continuidad de este tema.
Si te ayudó o detectaste que has estado parada o hasta retrocediendo porque estabas cargando cargas que no te correspondían cargar, deja aquí tu comentario, y así nos ayudaremos mutuamente, ¡porque juntas somos mas fuertes!
Comparta los mensajes del blog, vamos a alcanzar el máximo de mujeres posibles para el reino de Dios, ¿puedo contar con ustedes?
besos dulces
Catia Rubim

7 comments:

Anónimo dijo...

Hola, soy obrera y desde hace mas de un año me enferme, con un problema cardiaco, he estado luchando en la fe para acabar con esta enfermedad y hasta he hecho propositos de liberacion porq el pastor me dijo q mi enfermedad es espiritual, aunq no he pecado nunca he faltado a Dios, salvo uno q otro error porq soy humana, mas si embargo las molestia cardiacas persisten, los medicos dicen q debo operarme para acabar con mi problema, pero leyendo este post he entrado en reflexion porq si a veces me siento sobrecargada ya q mi esposo es alcoholico bebe todos los dias y se pone muy belicoso, es muy problematico y esa situacion me pone aun peor, pero leyendo su post me he dado cuenta q a causa de sobrecargarme le quito poder a Dios, por favor orienteme necesito salir de esta situacion, ayer hable con mi pastor y me dice q yo he dudado y por eso el mal entro y por eso tengo ese problema en el corazon, me hiso una oracion fuerte y aunq no manifeste el me dijo q ese mal salio, mas sin embargo continuo con el malestar en el pecho, de verdad yo creo y confio plenamente en Dios y pie,so q si mi enfermedad fuese un mal espiritual mis examenes saldrian bien aunq sienta yo malestar mas no es asi en los estudios q me han realizado me sale siempre lo mismo sindrome de braditaquicardia, y siempre tengo la presion arterial baja y me siento muy mal, yo tengo certeza q Dios me va sanar pero se q si debo operarme q si necesito de la medicina el va usar esos medicos para acabar con mi problema, pero cuando me dicen q es un mal espiritual comienzo a hacerme preguntas porq siempre antes de ir a la iglesia pido a Dios q si hay un mal q lo saq, asi q honestamente no creo q sea un mal espiritual, por favor orienteme estoy un poco confundida aunq mi pastor me dijo q ya estoy libre yo creo q si, pero entonces porq continua mi malestar mi frecuencia cardiaca no se controla no sube de 56 y a veces me baja a 40, yo confio en mi Dios y se q voy a salir de esta situacion yo lo se, pero las palabras del pastor me hicieron dudar sobre mi situacion, no de Dios sino de q es loq realmente tengo, por favor ayudeme

Elvia Clara dijo...

Hace unos días paso un problema con un familiar y así como dice el blog yo me estaba echando carga que no me correspondía. Y aunque me descontrole por un instante, pedí ayuda a Dios y el me respondió. Gracias

Patricia Amaya dijo...

Recordé con este post que hace unos meses acontecieron unos problemas familiares, empezé a estar pensando en ello continuamente por lo que al final quede preocupada qué hacer ante esta situación, ya no sabía como solucionarlo, hasta que yo hablé con Dios y dije que Él se encargue de esto, pues todo esta preocupación estaba haciendo que yo no de mi todo en las cosas de Dios.

Anónimo dijo...

Estimada anónima (comentario del 19 de marzo), le recomiendo que se cuide siguiendo el consejo de otros doctores (esos que traen otro tipo de medicina casera que no incluya cirugía) como ciertos tipos de comidas que le ayude a regularizar su presión, ejercicio para su estado actual, y así. Que Dios la bendiga, y no dude que usted tiene cura, es solamente cuestion de hacer su parte, también.

Tania Rubim dijo...

Amiga anonima, siga luchando con toda su fe por su salud y también siga las orientaciones de su medico, cuídese y use su fe para alcanzar el milagro, tome posesión de la bendición.

Daiana Rios dijo...

Tal cual, el diablo utiliza esas estrategias para que nosotros nos distraigamos, entonces asi de a poco no conseguimos el tiempo para leer la biblia, nos olvidamos de ayunar, casi no tenemos tiempo de evangelizar...a mi me paso un tiempo atras, y cuando me di cuenta estaba muy lejos de Dios... el pr me oriento que el diablo me estaba distrayendo con otras cosas y de esa manera habia conseguido entrar nuevamente sin darme cuenta... debemos vigilar, y hoy leyendo este mensaje me ayudo a estar mas atenta...

johanaledezma dijo...

Sobrecargada: cuando se sirve a Dios es natural que uno se preocupe por los demás pero no es eso lo que Dios quiere ...que quedemos ansiosos con afanes no lo uqe El quiere es que pongamis nuestra confianza en. El

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...