lunes, 9 de marzo de 2015

Erre, ¿y ahora?



¿Le ha pasado alguna vez querer ser tan perfecta, y no soportar la idea de errar, estar envuelta en algún problema y mucho menos que ese error llegue al conocimiento de terceros?
Y cuando eso sucede, es ahí que usted se aisla, no quiere hablar más, pues cree que todos la juzgarán por su pasado y que usted no tiene “crédito” para hablar con Dios, pues todos pensarán que es una mentira.

Pero, si pensamos bien, eso puede ser un poco de orgullo, cuando colocamos nuestra imagen encima de cualquier cosa, como algo intocable para nosotras.
Cuando el rey David pecó, él se arrepintió y siguió adelante. Aún el pueblo sabiendo de lo ocurrido, él no quedo lleno de vergüenza, él siguió con sus funciones de rey y escribiendo los salmos que leemos hasta hoy y que nos bendicen.

Entonces, no vamos a dejar que los errores del pasado paralicen su presente, no podemos dejar de servir a Dios o hablar de Jesús porque en el pasado cometimos un error, jamás.
Todas sabemos que estamos aprendiendo a cada día, mejorando, madurando, tenemos consciencia que no somos perfectas, pero en la práctica no sabemos lidiar con eso, nos cobramos de más, nos auto castigamos. Debemos crecer también en ese sentido.

A partir del próximo lunes comenzaremos una serie de artículos sobre ser carnal o espiritual en determinadas situaciones, aguardo a todas ustedes por aquí.
Deje su comentario acerca de este post de hoy, y díganos, ¿usted sabe lidiar con sus errores y pasarlos por encima?







5 comments:

GABY dijo...

Es muy cierto yo cometí muchos errores en el pasado, al principio me dio vergüenza enfrentarlo pero lo pude hacer con la ayuda de Dios y de obreras que me apoyaron, tras estos errores aprendí a madurar y a ser mejor, y ahora esto me sirve para poder ayudar a otras personas. no digo que ya no cometo errores pero ahora los enfrento y trato de corregirlos y prosigo adelante.

Roxana Hernández dijo...

Todos cometemos errores, unos más graves que otros y aún más graves cuando no conocemos a Dios. Sea el error que sea Dios promete borrar nuestras manchas y vestirnos con vestiduras blancas sí entregamos nuestra vida a El y lo agradamos. Dios nos da una nueva vida. No debemos prestar atencion a las personas que quedan mirando para nuestros errores como sí todavía fuésemos esa vieja criatura.

Elvia Clara dijo...

Muchas gracias por la palabra! Yo antes cometía ese error y me causo muchos problemas pero ahora lucho con todos mis fuerzas para no caer en lo mismo!

cherry morales dijo...

A mi me pasaba igual, me daba miedo y pena de lo que iban a pensar de mí los demás,.pero se que cada error que cometa sumará una experiencia vivida, sumara crecer y madurar para ser mejor.

Ana Hernandez dijo...

todos tenemos errores pero no podemos vivir del pasado debemos de dejar que Dios haga nuevas todas las cosas en nuestra vida.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...