viernes, 12 de diciembre de 2014

Incomodada


¿Alguna vez se sintió así? ¿Incomodada? No me refiero a cuando alguien nos incomoda con comentarios ordinarios o un momento inoportuno.
Me refiero a ser incomodada por el Espíritu Santo. Pues Él no sólo tiene la función de fortalecernos, guiarnos, consolarnos, ¡sino también la de incomodarnos!
¿Asombrada? Es así, piense que cada vez que hablamos o hacemos algo que no agrada a Dios, al instante nos sentimos incómodas, si estamos relajadas  y no leemos la biblia u oramos, de nuevo aparece esa incomodidad, si no hablamos de Jesús, de nuevo vamos a estar incómodas, pues el Espíritu Santo nos cobra.

Entonces es una buena y necesaria incomodidad, si no fuese así, haríamos lo que quisiéramos y como no tendríamos a alguien que nos muestre el camino para volver a lo cierto, andaríamos perdidas sin dirección.
¡Cuán bueno es ser incomodada por el Espíritu Santo, y no vivir acomodadas ni durmiendo espiritualmente, Él siempre está ahí para alertarnos.
Ahora, imagine quien no Lo tiene, ¿cómo vive esa persona? Por eso muchos tropiezan fácilmente en las trampas del diablo y caen en la fe.

¿Y usted ha sido incomodada?

2 comments:

Anónimo dijo...

Hola Sra. Es muy cierto yo siento esa incomodidad siempre y ahi es cuando recapacito y sigo luchando cuando hay percuciones busco mas de dios y cada vez crece esa incomodidad dentro mio y es como se mi guiaran y se que es el espiritu santo

Daiana Rios dijo...

Y vaya que incomoda... gracias a eso yo puedo seguir luchando, y fortalecerme mucho mas... cuando algo no esta bien, eso no sale de mi cabeza, hasta que recapacito y revierto la situacion...

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...