domingo, 15 de junio de 2014

Ánimo cero


Aquí estamos nuevamente en el comienzo de una semana más, y mientras muchos están desanimados en pleno lunes nosotras estamos bien animadas, ¿no es así amigas?
Hoy quiero hablarles de algo que ha afectado a muchas personas: la pereza espiritual, pues el desánimo se debe a ella ¿usted sabia?
A veces la persona hasta se esfuerza para el trabajo, sus deberes, sus estudios, redes sociales, paseos, ella se dedica en todo lo que hace, y está muy bien, pero cuando se trata de la vida espiritual, ¡da una pereza!
Leer la Biblia, ni pensarlo, ¡le da un sueño! Orar tiene que ser algo rapidito, pues necesita hacer otras cosas. Hacer un propósito espiritual, ni pensar, le da un desanimo que nunca consigue comenzar uno. 

Por todos estos motivos, la persona no carga su batería espiritual y termina desanimada en la fe.
¿Y qué les parece cambiar ese cuadro?
¿Qué tal comenzar a invertir más en su vida espiritual? Te sorprenderás cómo Dios Se revelará para ti, cómo todo influirá, cómo te sentirás fuerte, un gigante en la fe. Los resultados son inmediatos, ¡desánimo cero!
Y entonces, ¿crees que vale la pena el “sacrificio” de dejar la pereza a un lado?
¿Quién va a dar un golpe a la pereza? Tenga ánimo, vea la promesa de Dios para su vida:

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.”               Juan 16:33







1 comments:

Claudia Alvarez dijo...

Es muy cierto!!!muchas veces yo hago muchas cosas, que en afán de terminar todo...me quedo con poco tiempo para dedicarlo, como otras mañanas, a leer un rato laargoo a mi vida espiritual. Ya había pasado a hacer un espacio en la tarde, o en las noches. Y no es iguaal, pues Él nos da las fuerzas y todo para afrontar el día, estoy dispuesta a dar mi mejor esfuerzo para dedicar más mañanas que tardes a mi Jesús. Gracias!!!!!!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...