martes, 17 de mayo de 2011

Serie Elegida para el Altar - 10

Renuncia Total

Quien quiere hacer la obra de Dios en el altar debe ser consciente de que ya no tiene vida propia, su objetivo es soñar los sueños de Dios.

Esto significa que la persona va a vivir por la voluntad de su Señor y cumplir el plan que Él trazó para ella.

No todo el mundo está dispuesto a renunciar a su profesión, su trabajo, dejar a su familia, su país e ir a donde Dios le mande, sin elecciones propias.

Sabiendo que nunca tendrá su propia casa para decorar, que puede cambiar en cualquier momento para un lugar totalmente desconocido con otro idioma y con una cultura diferente.

Adaptarse a otro clima, otras costumbres culinarias, forma parte de la vida de los que dejan todo y se van, y no siempre van a un país estructurado y desarrollado, a veces enfrentan muchas adversidades que nunca habían pasado antes, pero el amor a las almas no nos permiten mirar a las dificultades, sino sólo a nuestro objetivo que es el crecimiento del Reino de Dios.

Por no hablar de que puede permanecer años sin ver a la familia, o visitar su país, por eso la importancia de estar siempre mirando a las almas y confiar que el Espíritu Santo se hará cargo de sus seres queridos.

Tenga siempre en mente, si hay un sueño o una meta personal, entonces la persona se está sirviendo a sí misma y no a Dios.

Ser verdadera, la falta de sinceridad impide que la persona sea elegida de Dios, porque Él escudriña la mente y los corazones y conoce nuestras intenciones.

Así que no estés preocupada, ni sientas miedo, a pesar de que nadie tiene fe en ti, a pesar de que a menudo te sientas olvidada o que no hay quien ponga atención en ti, Dios te conoce y honrará tu fe y el anhelo que tienes en servirlo.

Consideremos ahora si estás realmente dispuesta a rendirte, a deshacerte por completo, a abandonar tus sueños y proyectos personales para servir a tu Señor, esto es algo personal que sólo una misma puede hacer.

Hay una gran diferencia en hacer la obra de Dios y hacer la obra para Dios.

“Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.” Lucas 9:62

9 comments:

Edimaury dijo...

Buenos Dïas Sra. Tania.

Ciertamente no es bueno tener ansiedad, quién más que Dios para conocer nuestros deseos y necesidades, por mucho tiempo tuve ansiedad en mi corazón, pero aprendí que Dios sabe el momento cierto, lo mejor es confiar en él y seguir sirviendo de todo corazón, ese día llegará.

BERENICE dijo...

HOLA SEÑORA

ME GUSTO MUCHO ESTE MENSAJE YA QUE MI DESEO ES HACER LA OBRA EN EL ALTAR ME AYUDO MUCHO Y SE QUE EL SOÑAR LOS SUEÑOS DE DIOS ES ALGO MARAVILLOSO.

GRACIAS

Valeria (Berazategui- Argentina) dijo...

Muchas gracias Sra. por este mensaje me ayudó muchisimo. Desde el momento que entregue mi vida para el Señor Jesús creció dentro de mi el deseo de servirlo en el altar. Se que eso imprica una renuncia y pleno sacrifio de parte mia, y por mas que sea dificil tengo la plena certeza que es eso lo que quiero, por eso voy a ir hasta el fin por que sé que mi Señor Jesús es conmigo.
Que Dios la bendiga abundantemente!!!

Mariel Oseguera dijo...

sra gracias por enseñarnos, y es cierto sra cuando mi mirada estan en las almas yo no tengo tiempo de pensar ni en mi, pero cuando quiero que mi voluntada este al frente ahy ya estoy quitando el enfoque verdadero por eso es bueno de alimentarse y agradezco por su enseñanza. http://taniarubimespanol.blogspot.com/

TANIA dijo...

Todas estas enseñanzas son tan valiosas, un día yo leí en la palabra de Dios que está escrito que Él coloca tanto el querer como el REALIZAR por su buena voluntad, y es así yo tengo ese sueño intacto desde que comencé a servir a Dios y esto que usted dice confirma ese deseo, no pueden existir objetivos personales o intentos de sacar un provecho de la obra, y sí de vivir para y por las almas que Dios coloca a nuestro alrededor.

eliana hernandez dijo...

muy cierto entre todo el mensaje entre todo lo del texto este pedasito llamo mucho mi atención; hay un gran diferencia en hacer la obra de Dios y hacer la obra para Dios
hacer la obra para Dios es agra-darlo a el hacer su voluntad vivir para servirlo a el, no es a una persona a quien seguiremos es a el quien vamos a obedecer.
saber esperar en Dios pues la ansiedad solo trae errores no nos dejara avanzar por querer ir mas rapido que la voluntad de Dios
cada cosa tienes su tiempo por esto debemos saber esperar en Dios el sabe cuando estaremos preparados para servirle, si cada cosa no tuviera su tiempo Dios no lo dejaría escrito en su palabra y ademas cuando creo el mundo no duraría 7 dias tan solo en un instante lo haría mas no cada cosita tuvo su tiempo.
la confianza es un elemento que nos ayudara a estar mas cerca de Dios hay sabremos como servirle y nos dejaremos guiar. mas lo mas importante es actuar y poner en practica lo que cada Dia aprendemos y asi mostrar nuestros frutos y el deseo por servirle.

Anónimo dijo...

Cuando una esta dispuesta a hacer la obra para Dios, una tiene otra vision diferente, aunque no viva siempre en la misma casa o tenga que viajar para diferentes lugares, ella lo hace de corazon, con gozo y placer porque lo hace para su Señor, aquella que quiere ser esposa de pastor, ella es conciente de todo y aun asi ella vive para servir a Dios.

jessi lopez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jessi lopez dijo...

Aprendí que los sacrificios que uno hace para servir en el altar son muchos pero el amor por las almas y ese querer de que otras personas sean bendecidas hace que uno no mire para atrás.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...