domingo, 22 de mayo de 2011

Prioridades


“Pero sólo una cosa es necesaria, y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.” Lucas 10:42
Sólo una cosa es necesaria, mirar hacia el Señor Jesús y buscarlo,
escuchar su palabra.
Cuando dice que María escogió la buena parte, quiere decir que obedeció al hacer la buena parte, y ésta nadie se la podrá quitar, porque está en el interior, no es algo que se posee en el exterior.
Llevé esto para mí como mujer, esposa, amiga, compañera, sierva etc…
Estos son algunos ejemplos:
Cuando me levanto en la mañana, ¿qué escojo? ¿Buscar la presencia de Dios, leer la biblia o ir a tomar café y hacer mis quehaceres del día?
Leo la biblia y sé mucho de ella, pero en el momento de practicarla ¿escojo hacer lo que yo quiero, o hacer lo que Dios quiere que haga?
¿Decido buscar el Espíritu Santo con todas mis fuerzas y alma, o decido ver a los demás y criticarlos?
Debemos escoger siempre hacer primero las cosas espirituales, porque las materiales, físicas, carnales, se van a quedar, no se van a ir con nosotras en el día del juicio final.
Tenemos que cocinar, limpiar, lavar, planchar, cuidar al esposo, ayudar a la gente, orar por ellos, muchas cosas, pero antes de hacer todo esto, en el día a día, primero hay que priorizar nuestra intimidad con Dios, nuestra relación con Él.
Así, tendremos fuerzas, sabiduría, inspiración, amor, fe, para hacer todo lo demás.
Mary Baltazar

4 comments:

Veronica Ortuño dijo...

Nuestra Prioridad tiene que ser las cosas espirituales, en nuestra vida principalmente en la de las mujeres, existen muchas responsabilidades, pero lo primordia y principal es las cosas de Dios

angelica dijo...

Si, es verdad, cuando priorizamos a Dios ante de todo, nos sentimos llena, placentera por así decirlo, hay paz dentro nuestro, es como si Dios (y de hecho es así) esta ahí, bien junto a nosotras haciendo todo cuanto ocupamos nuestro tiempo, cualquier oficio y hasta cuando descansamos, puedo decir que hay momentos en que el se deja sentir, y es maravilloso notar su presencia. Pero aun así, no estoy exenta de este post, ya que hay ocasiones en que dejo pasar por alto priorizarlo a El, y ese día se descontrola todo, pierdo el foco y parece que es una confusión salir de algún inconveniente o problema...
No digo que soy, pero me esfuerzo por buscar la buena parte como María hizo y no quedar afanada con las tareas de casas como suele suceder a veces. Se que haciendo ello, Dios toma en control todo mis problemas y lo viene hacer mucho mas fácil y ligero de llevar. Se que soy yo quien necesito de El, depender, experimentar, conocer sus designios, en fin. De la misma forma en que me doy para El, es lo que se da también para conmigo.

NOEMI ELENA DE MOYA SALAZAR dijo...

Así es, sabemos que tenemos muchas responsabilidades, en casa , en la iglesia, en la oficina, con tu propia persona, mas eso no debe ser el centro de tu atención, aunque sea cosas necesarias y muchas son de nuestro deber, nunca debemos colocarlas por encima de lo Espiritual, ya que para tener una vida bendecida con Dios hay que priorizarlo a El, como esta escrito en su palabra, buscad primero el reino de Dios, y todo lo demás vendrá por añadidura.

Viviana dijo...

Es verdad, muchas veces nos preocupamos en cuidar de todo, nuetra casa nuestra familia, el trabajo etc, pero debemos colocar en primer lugar nuestra comunión con Dios, porque es lo mas importante, nuestras responsabilidades acabarán, pero nuestra alma es eterna.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...