domingo, 7 de febrero de 2016

Serie Mujer fuerte 10 - Salga de su zona de confort y no mire hacia atrás

-->

La zona de confort es el lugar donde la persona se siente segura y protegida, no necesita hacer mucho sacrificio, además salir de ella puede representar peligro, miedo e incomodidad. Yo sé bien lo que es eso, pues viví allí durante mucho tiempo, jjijij.

Claro que en la época no tenía ese entendimiento, no tenía noción de que yo estaba viviendo en una cápsula, lo único que sabía es que allí estaba cómoda, para mí era un lugar maravilloso pues no necesitaba enfrentar ciertas cosas ni “forzarme” a algo diferente y desconocido que traería la incomodidad. Todo parece perfecto, hasta que usted observa que ese lugar no es tan bueno así y eso comienza a molestar, en la realidad es una debilidad, es algo que nos debilita, independientemente de cuál sea el motivo por el cual usted no quiere salir de allí.


¿Cuántas veces no queremos salir de nuestra zona de confort para dar un paso hacia adelante? Decimos que queremos a Dios, pero seguimos con la misma vidita, las mismas manías y las mismas costumbres, aun sabiendo que todo eso nos perjudicará.


Sabemos que necesitamos cambiar y hacer algo diferente a lo que estamos acostumbradas a hacer, pero el hecho es que simplemente nos cuesta mucho trabajo salir del lugar o de la situación en la cual nos sentimos cómodas y confiadas, no queremos nada que nos haga sentir incómodas.

Si no salimos de nuestra zona de confort, aunque sea una lucha contra nuestra carne, nunca vamos a mejorar, seguiremos confortables en el mismo lugar.

Por ejemplo, si la timidez no la deja hablar de Jesús y usted no vence eso porque no tiene placer en hablar con desconocidos; si usted no domina su mal genio porque prefiere explotar con las personas para sentirse bien; si usted no sacrifica su “yo”, pues va a doler cambiar sus actitudes y comportamientos; si usted no lucha contra su voluntad para hacer algo que no está acostumbrada a hacer, pues prefiere seguir “protegida” en su mundito cerrado ¿Cómo espera entonces ser usada por Dios de esa manera? ¿Cómo espera sobresalir en su empleo? ¿Cómo espera alcanzar una familia? ¿Cómo espera madurar como mujer? ¿Cómo espera tener amigas? ¿Cómo espera vencer su “yo”?


Son preguntas que usted debe hacerse, verá que las respuestas la llevarán a observar que la zona de confort no le es favorable.

Dios quiere contar con usted, y si en esta vez usted también quiere tornarse fuerte y crecer, para eso necesita salir de su zona de confort y desafiar su propio ego.

Si quiere mejorar y avanzar, usted no tiene otra elección, es necesario dar ese paso de fe.

¿Está dispuesta? Si me pregunta “¿Va a doler?” Yo le respondo: “Va, pero verás que nunca más querras volver allí, kkkk”




8 comments:

Patricia Sayago dijo...

:)

Patricia Sayago dijo...

:)

Micaela Cejas dijo...

Muchas gracias Sra Tania!!! No se imagina lomucho que me esta ayudando con cada parte de la serie. Dios la bendiga muchísimo hoy mañana y siempre! besos

Raquel dijo...

La zona de confort es muy agradable hasta que nos damos cuenta que no hemos logrado nada de lo que queríamos. Definitivamente es lo peor que nos puede pasar pues no podemos surgir ni alcanzar ni vencer ni crecer, nuestra vida queda quieta y es lamentable con tantas cosas que Dios quiere hacer en nuestra vida. Y claro como usted dice señora Tania, después de que salimos de ahí nunca más queremos regresar.

Daniela pazos dijo...

Debemos salir de nuestro confort, querer crecer espiritualmente. Dando un paso de fe!!! Para ver las promesas de Dios en nuestras vidas

Yohana Elizabeth dijo...

Siempre tenemos que estar atentos para no estar en la zona de confort por que ahi no avanzamos solo descansamos.

Claudia Miño dijo...

Realmente si es cómodo y algo "seguro " pero tiene toda la razón si no salimos de ese estado no podrenos salir adelante, brillar, conquistar y por sobre todas las cosas no podremos honrar a nuestro Señor.
Si duele el cambio y es incomodo pero es la mejor elección que uno puede tomar.
Bendiciones Sra Tania.
Es un placer leerla.

Paola Laura dijo...

Durante varios años yo quedaba encerrada en mi burbuja(zona de confort) hasta que un día esa burbujita explotó y yo caí en la realidad y la verdad sí me dolío mucho y entendí que SIN SACRIFICIO NO HAY VICTORIA porque Dios hablá y nos muestra que algo esta mal y debemos tomar una actitud si queremos ser mejores mujeres porque sino quedamos atras como muchas antiguedades que ya no tienen gracia alguna.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...