lunes, 4 de enero de 2016

Mi secretito para el 2016



Hola queridas, que alegría es poder comenzar el año aquí con ustedes y ¿qué usted espera de este nuevo año? ¿Cómo será su 2016? Con certeza usted ya pensó, planeó, pidió muchas cosas para este nuevo año, pero ¿sabe una cosa? ¡Su año dependerá exclusivamente de usted!

Por más que usted haya escrito en un papel todas sus metas, sus sueños, sus objetivos, si usted no tiene fe y perseverancia para luchar e ir atrás, se pasará un año más en su vida en el que todo continúa igual.

Yo aprendí a usar la fe en todos los momentos y a hacer mi parte, porque la fe sin obras es muerta ¿no es así?  Entonces, mi año será de acuerdo con mi disposición de luchar, de perseverar, de correr atrás, de usar mi fe, de vencer mi carne y de mi comunión con Dios. Y lo principal de todo eso es mi comunión con Dios. De ella, no puedo descuidarme ni un minuto, por eso: meditar en la palabra de Dios, tener mis momentos a solas con Él, adorar, glorificar, servirlo de todo mi corazón y tener dentro mío la alegría por el privilegio de ser una sierva de Dios, de ser escogida para limpiar la Iglesia, para limpiar el baño, para evangelizar; deben estar continuamente dentro mío.

Si ustedes también colocan su comunión con Dios en primer lugar, venciendo la pereza, venciendo su carne, venciendo su cansancio, su yo para colocar a Jesús enfrente, entonces cada día que pase usted estará más fuerte, más en la fe, más en espíritu; y cuanto más fuertes y en la fe estamos, más fuerza, disposición y dirección de Dios tendremos para luchar y conquistar todos nuestros objetivos ¿Vieron queridas, que cuando Dios está  en frente, todo queda mejor y más fácil?

Claro que usted también tendrá que hacer su parte. Si quiere que le vaya bien en la escuela, tendrá que estudiar y prestar atención a los profesores. Si desea prosperar tendrá que esforzarse para ser el mejor en su trabajo o vencer el miedo de partir para abrir su propia empresa. Si desea el Espíritu Santo, tendrá que despojarse de todo su yo, entregarse por completo, buscar con todas sus fuerzas y entendimiento y usar la fe para recibirlo. Vean que para que Dios actúe, Él precisa que hagamos nuestra parte primero. Vaya en la fe amiga, crea que Dios será con usted, haga su parte y tenga plena certeza de que Dios guiará sus pasos. Sólo nunca dude de Él y ni de su potencial. Usted puede y va a tener el mejor año de su vida. Crea.

Y un último consejo por hoy: SIEMPRE pida a Dios que haga la voluntad de Él en su vida y no lo que usted cree que es mejor, pues Dios es el Único que sabe lo que realmente necesitamos y lo que es mejor para cada una de nosotras. Confíe en Él y tenga la absoluta certeza de que si su vida está en manos de Él, y usted está haciendo su parte, y usted confía de que la voluntad de Dios prevalecerá en su vida, entonces ¡tendrá un año de victorias! ¿Amén?

Un beso grande a todas y ¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO EN LA FE!!! Kisses
Juliana Furucho

1 comments:

Julieth García dijo...

Señora muchas gracias por compartirnos esos consejos, me han ayudado mucho. Dios le bendiga, saludos desde Colombia. En la fe.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...