domingo, 27 de diciembre de 2015

5 consejos para quien está sobrecargado




Hoy en día es común escuchar mujeres “reclamando” que están sobrecargadas, llenas de cosas para hacer, el tiempo que no rinde, viven una verdadera correría diaria.
Son tantas responsabilidades que no sabe por dónde comenzar, es una lucha contra el reloj y la frustración de cuando no consigue hacer ni la mitad de lo que tenía planeado.
Casa, marido, hijos, trabajo, responsabilidades en la iglesia y… ¿dónde está usted  en esta historia? No está, jijij pues usted no tiene tiempo para usted misma.
El problema es que toda esta situación ha provocado en muchas mujeres estrés, irritación, impaciencia, mal sueño y hasta mismo enfermedades.
Para ayudarla le dejo cinco consejos de cómo cambiar ese cuadro, lea con atención:

1- Aprenda a decir “No”- sé que es difícil decir “no”, para quien le gusta hacer todo, pero si no lo hace pagará el precio y su familia también. No aumente más el trabajo en su agenda que ya está súper llena. Si no puede aceptar más una responsabilidad o tarea, sea sincera y diga que realmente no da.

2- Aprenda a delegar – sé que a veces queremos hacer todo para que salga a nuestra manera o simplemente para no “incomodar” a los demás, pero tenemos que aprender a delegar. Pida ayuda, distribuya el servicio y verá que no se sentirá más sobrecargada y ansiosa por tener tantas cosas para cumplir el tiempo insuficiente para todo. Tal vez sus hijos pueden asumir algunas responsabilidades en el hogar, tal vez usted tenga condición de contratar a alguien para ayudarla, usted puede aprender a ser una mujer más práctica en su día a día.

3- Cuide de sí misma – muchas quieren “abrazar” el mundo, van aumentando sus responsabilidades, hasta a veces colocando cargas en los otros y se acaban olvidando de cuidar de sí mismas. Inclúyase en su agenda agitada, tenga un tiempo para cuidarse, descansar, leer un buen libro, asistir una película con sus hijos, ir a tomar un tecito con sus amigas, salir a cenar con su esposo, usted merece y necesita de eso.

4- Aumente su eficiencia – muchas personas piensan que ser eficiente es tener muchas responsabilidades; cuántas más tareas a desempeñar, más “muestran” que son eficientes. Aprenda a gestionar mejor su tiempo y sus responsabilidades, cuando hacemos muchas cosas al mismo tiempo, no logramos ser excelentes en todas ellas, o tal vez en ninguna, tenemos que hacer todo corriendo y a veces hasta mal hecho. Aumentar la eficiencia no es aumentar la carga de trabajo.

5- Separe lo que es necesario de lo adicional – lo que usted solamente usted puede hacer, esa es la prioridad,  lo que otras personas pueden hacer en su lugar, entonces déjelas con ellas, eso sería lo adicional, la carga extra que usted está tomando sin necesidad.


Busque en Dios el equilibrio y disciplina para su vida, ¿De qué sirve querer hacer todo y vivir nerviosa, irritada, explotando con todo el mundo? eso no es saludable y no agrada a Dios.
“Hijo mío, conserva el buen juicio; no pierdas de vista la discreción. Te serán fuente de vida, te adornarán como un collar. Podrás recorrer tranquilo tu camino, y tus pies no tropezarán.  Al acostarte, no tendrás temor alguno; te acostarás y dormirás tranquilo.” Proverbios 3:21-24
Espero haber ayudado, ¡me gustaría leer su comentario!


3 comments:

Anónimo dijo...

Gracias por estos tips! Yo tengo tiempo intentando aplicar algunos de ellos, especialmente el de decir NO, pero me cuesta principalmente por el lider de mi grupo que yo lo acostumbré a hacerlo todo y ahora cuando digo que no, busca la manera de que igual yo lo haga y a veces termino cediendo, pero son cosas que facilmente puede hacer otra persona. Es dificil porque es como una lucha, he sido criticada de que deje de "dar la vida" por mi grupo, y no es asi! Es solo que estoy empezando a delegar, a quedarme con lo imprescindible, y a decir que no a las cosas que alguien mas puede hacer, pues por todas estas responsabilidades me termine cargando de stress y hasta llegue a enfermarme con mucha frecuencia. Ademas que vi que ya no lo hacia por amor a Dios, sino por cumplir con el lider porque de lo contrario me ganaba un regaño.. Mas no se si deba hablar con el, y explicarle el por que estoy haciendo estas cosas, porque insiste en que he dejado de dar y dar y dar como era antes. Pero antes no descansaba, estaba agotada todo el tiempo y ni leia la biblia si no me daba el tiempo. Yo tengo certeza de que estoy haciendo las cosas bien, pues tambien las pocas cosas que decido hacer, las hago con todo el amor a mi Señor.

evelyn vargas dijo...

Muy interesante Sra esa parte en donde ud resalta que ser eficiente no significa que uno va aumentar la carga al trabajo que uno realiza ,es importante tener equilibrio para poder avanzar y desarrollar optimamente nuestras actividades con la ayuda de Dios claro esta.

evelyn vargas dijo...

Muy interesante Sra esa parte en donde ud resalta que ser eficiente no significa que uno va aumentar la carga al trabajo que uno realiza ,es importante tener equilibrio para poder avanzar y desarrollar optimamente nuestras actividades con la ayuda de Dios claro esta.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...