miércoles, 11 de noviembre de 2015

¡Madre enseñe a su hijo(a) que esperar es un don!


Doy la vuelta y veo tanto egoísmo, tanta impaciencia, tanta falta de fe. Y me pregunto ¿por qué será que es tan difícil confiar en la fidelidad y providencia de Dios? ¿Por qué algunas madres no consiguen esperar? ¿Será que ellas tienen miedo de depositar toda la confianza en Él? ¿Será que quieren actuar de alguna manera para que en el futuro puedan decir "yo tuve parte en eso"? En fin, estamos en una era donde lo inmediato ha imperado. Queremos todo para "ayer" ¿Cuántas son las madres que han contribuido, de manera inconsciente y otras tantas de manera consciente, por el crecimiento y desarrollo precoz de sus hijos, contribuyendo así para que no sepan esperar; y en lugar de incentivarlos a que conquisten sus cosas sabiendo esperar por sus conquistas haciéndoles saber que todo tiene su tiempo, ellas ayudan a sus hijos a conquistar sabiendo que no es el tiempo de sus hijos para recibir? ¿A dónde iremos a parar con tanta falta de paciencia?
Algunas personas se olvidan de que la educación existe, comportándose de manera grosera con otras por el simple hecho de no querer esperar. Ellas quieren que todo suceda en sus propios tiempos. Así, no percibimos que nuestros niños crecerán con esa mentalidad y eso causará un gran daño en la sociedad.

Infelizmente eso también sucede en la vida espiritual. Hay personas que se olvidan de que Dios es dueño del tiempo y sabe el momento cierto en que todo sucederá. Hay personas que dejan que la ansiedad tome cuenta de su ser y querer a todo costo, quieren que las respuestas a sus respuestas y cuestiones sean inmediatas. Y también hay personas que baten siempre en la tecla de "esperar en Dios" pero sin entender realmente lo que es eso.
El hecho es que la ansiedad hace parte, y así es, de la vida de la mayoría de los seres humos (por no decir todos ¿no?). Y ella, con toda la astucia, consigue manipular y hacer que algunas personas pierdan el foco de Dios y de la fidelidad a Él.
Pero es preciso parar por encima de lo que es llamado como "enfermedad del siglo" para que el don de esperar se desarrolle. Hasta ahora, nadie dijo que esperar es fácil, pero sí es necesario para que podamos vivir la buena, perfecta y agradable voluntad de Dios.
En la Bilbia leemos sobre la espera de Ana por un milagro. Ella no podía tener hijos, y Penina la provocaba por eso. Siempre que oraba a Dios, Ana era confrontada por su rival; pero ella no desistió "perseverando en orar sin cesar al Señor" (1 Samuel 1:12). Pasado algún tiempo ¡Ana concibió a Samuel!


Podemos ver en esa mujer un ejemplo de paciencia. Aún conviviendo con una rival que la irritaba, Ana confió y esperó en Dios, y Él la bendijo en el momento cierto.
Si todas las personas, principalmente las madres, tuviésemos ese comportamiento de paciencia y espera, muchas decepciones serían evitadas.
Cuando creemos que Dios está bajo el control de todas las cosas, nuestro papel es orar y confiar que Él hará todo en el momento cierto. Y no osamos a dar un "retoque a nuestra manera" a Dios, pues muchas veces con esa "manera" colocamos todo a perder.
Que nuestra oración sea "Dios, que mi ansiedad y voluntad de querer las cosas a mi manera y a mi tiempo no interfieran en la voluntad del  Señor para mi vida. Que yo sea siempre paciente y sepa esperar aquello que tienes preparado para mi".
Madre deje que Dios trabaje y no libre a sus hijos de ese trabajo, porque más adelante los resultados serán sorprendentes. Sea aliada con Dios, pero no quiera tomar el lugar de Dios.
Enseñe a sus hijos que todo en la vida exige sacrificios, y el tiempo de espera para que se obtengan resultados es crucial. No se deje influenciar y tampoco sumergirse en la educación en la cual vivimos, que todo es normal y todo es para ayer. Inculque valores en sus hijos que sean duraderos y no momentáneos.

Pasajes bíblicos para reflexión:

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias."  ( Filipenses 4:6)

Si te ayudó deja tu comentario y comparta aquí tus experiencias.
Pues juntas somos más fuertes. 


Catia Rubim

3 comments:

Lorena Sanchez dijo...

Sra. Su carts es muy fuerte y me a servido mucho lerlas porque aprendo mucho porejemplo yo cometi mucho errors en el pasado Como madre y es verdad uno forma Malo's hijos pero grasias a dios Mi familia a sido rescatada pero todavia me faltan dos hijos ganarlos para Mi dios y sis consejos me an servido mucho

Lorena Sanchez dijo...

Sra. Su carts es muy fuerte y me a servido mucho lerlas porque aprendo mucho porejemplo yo cometi mucho errors en el pasado Como madre y es verdad uno forma Malo's hijos pero grasias a dios Mi familia a sido rescatada pero todavia me faltan dos hijos ganarlos para Mi dios y sis consejos me an servido mucho

Lorena Sanchez dijo...

Sra. Su carts es muy fuerte y me a servido mucho lerlas porque aprendo mucho porejemplo yo cometi mucho errors en el pasado Como madre y es verdad uno forma Malo's hijos pero grasias a dios Mi familia a sido rescatada pero todavia me faltan dos hijos ganarlos para Mi dios y sis consejos me an servido mucho

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...