martes, 5 de agosto de 2014

¿Quien está haciéndote daño?


Hola amigas, ¿cómo están? Hoy voy a escribir sobre un tema que es necesario ser evaluado con mucha atención, con la razón y no con sentimientos, ¿ok?

Quisiera pedirles que piensen ahora en quienes han sido sus amigos. ¿Quiénes son las personas que te rodean? Piense en ellas ahora ¿Ya pensó? Ahora, analice conmigo: ¿Cómo son los comportamientos de esas personas? ¿Usted ve actitudes de Dios o siempre tiene alguna cosa que usted ve medio rara? ¿Usted la tiene de amiga porque es animada, alegre, divertida y te gusta estar cerca de ella, pero en el fondo sabes que tiene algo que no va con las cosas que usted aprendió en la Iglesia? Sea una palabra, malos ojos o críticas de alguien, críticas a algún propósito de la Iglesia o hasta ridiculiza algunas cosas… Quizás sea una ropa, un lenguaje inadecuado, no sé, pero usted sí sabe qué es lo que esa persona hace que no está bien.

Muchas de las veces, los hijos de pastores, por no conocer el mundo, acaban acercándose a personas que parecen “cool”, que aprovechan la vida, para que, puedan también, por lo menos un poquito, conocer y saciar la curiosidad de las cosas del mundo. Pero amigas, voy a decirles una cosa: todo eso es solo una trampa del diablo. Es obvio que el diablo no va a venir de cara limpia para que usted luego perciba que es él (sé también  que hay muchos que acaban haciendo amistades con personas que no tienen nada a ver con su fe, sabiendo que no tienen nada de Dios y comprometen así su salvación), pues el interés del diablo es engañarte. Nosotros hijos, y todo el mundo, debemos tener mucho cuidado con nuestras amistades, ellas pueden influenciarnos de una manera casi imperceptible, tanto para el bien como para el mal, y los hijos de pastores deben tener ese cuidado en doble.

Vigilar es pensar y tomar las actitudes correctas. Si los que te rodean no son de la misma fe, hacen cosas que desagradan a Dios, usted mismo se siente rara cerca de esas personas, pues en el fondo usted sabe que no está agradando a Dios con esa amistad, entonces amigas, tomen la actitud correcta y sálvate de ese barco roto. Si usted sigue allí en ese barco, usted va acabar volviéndose como uno de ellos y su mente va a quedar tan cauterizada que mentir, hacer cosas erradas, tener malos ojos y etc. no va a incomodarte más, su conciencia no va a pesar más, y eso es todo lo que el diablo quiere que pase, que su mente se cauterice a punto de usted no preocuparse más en si estás o no desagradando a Dios.

Lean conmigo este versículo: Pues algunos hombres se han infiltrado encubiertamente, los cuales desde mucho antes estaban marcados para esta condenación, impíos que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan a nuestro único Soberano y Señor, Jesucristo.” Judas 1:4

Vea que la Palabra de Dios nos alerta sobre esas personas que nos rodean, pero cabe a nosotras ser sabias y alejarnos de ellas, sin pena, sin sentimientos, pues la razón nos muestra que es lo correcto a ser hecho.

Amigas, no dejen que los sentimientos te engañen, no deje que el diablo cauterice su mente, sea fuerte, sea racional, cuide de usted y de su salvación, y si quien estuviere de su lado no está haciéndote bien, sumando en su fe, y en realidad está llenándote de dudas, mire la advertencia de Dios aquí para usted. Piense bien amiga, y vamos a usar la fe para vencer eso, ¿ok?

Semana que viene nos encontramos de nuevo aquí. Que Dios los bendiga. Kisses


2 comments:

Yanina Brandan dijo...

es muy interesante este blog..mas por la importancia de los que son hijos de Dios,y lo que no lo son,el versiculo de la bilblia esta mas que clara,por eso hay separacion de la cisaña y el trigo,los que son salvos y lo que seran de condenacion..

Lorena - Argentina dijo...

Aca en argentina se suede decir que "debemos cuidar nuestras espaldas" no todos los que estan aldedor son de Dios y eso debemos cuidarnos, porque lo que interesa aca es la savacion de nuestra alma!!!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...