martes, 26 de junio de 2012

Serie El Carácter de la Mujer de Dios ( 3 )

Los seres humanos tienen la costumbre de hacer planes y establecer objetivos, lo que es algo normal y no hay nada malo en eso. El problema surge cuando la persona, muchas veces, no está contenta consigo misma o con lo que tiene y abre espacio a la envidia.

Cuando hablamos de envidia, rápido pensamos: “... que sentimiento tan terrible y carnal...”, pero desafortunadamente existe incluso dentro de las iglesias, en medio de personas que declaran ser cristianas.

Al contrario de lo que muchos piensan, la envidia no es algo vinculado únicamente a las cosas materiales, como tener envidia de carros, casas, dinero, ropas y otras posesiones materiales que la persona desea tener y no les tiene, así es que surge la codicia para otener los bienes ajenos.

Sin embargo, la envidia también se puede manifestar en los bienes que no se tocan, por ejemplo, hay muchos que sienten envidia en relación a las siguientes situaciones:

_ La posición de alguien que ella desea tener.

_ El matrimonio feliz de una amiga.

_ La belleza física de otra mujer.

_ La manera de ser, porque compara su vida con la vida de otra persona y ve en ella todo que le gustaría ser pero no consigue.

_ La atención o cariño que sus amigas reciben y ella no.

_El éxito de otra persona.

Lo peor es cuando la persona no se da cuenta de que ha sido dominada por ese sentimiento maligno y empieza a tener actitudes con la intención de perjudicar y/o sacer fuera de su camino esa persona, diciendo cosas malas a su respecto, o sea, falso testimonio y mentiras en contra de ella.

Amigas, no es algo incorrecto tener las cosas o luchar hasta conquistarlas, pero el error consiste cuando se quiere tener lo que es de los otros, desarollando el sentimiento de envidia, incluso, deseando tener también una determinada cosa y que la otra persona no lo tenga, porque eso también es envidia.

Ten mucho cuidado, porque a veces no vas a darte cuenta, pero es algo que corroe tu interior y lo debes rechazar.

No necesitas tener envidia a nadie, sepas que Dios te ama como eres y vas a conquistar lo que deseas por medio de la fe, disfrutando de mucha felicidad cuando los demás también son bendecidos.

Este es el carácter de la mujer de Dios, es decir, totalmente en contra de la envidia y la codicia,

“...envidias, homicídios, borracheras, orgías y cosas semejantes. Os advierto, como ya en oreviene , los que pratican tales cosas no heredarán el el reino de Dios.” Gálatas 5:21

Espacio “tú decides”:

“Hay una chica que es mi compañera en la obra, siempre todo lo que va a suceder en la iglesia ella esta involucrada, porque le invitan, alguna responsabilidad, algo nuevo para hacer, siempre le piden para hacerlo, hasta parece que no hay nadie másen la iglesia, las personas no se cansan de hacerle muchos elogios, estoy harta, porque eso me molesta mucho. Por qué aunque yo ponga toda mi fuerza, nadie me ve, no me quiero sentir así, pero es algo inevitable. ¿Por favor, qué hago?”

14 comments:

Angelica dijo...

bueno mi consejo seria es que dejes de hacer las cosas para el hombre y que empezaras hacer las cosas para Dios y tengo certeza que a partir del momento que empieces hacer las cosas para Dios dejaras de mirar para la vida de tu compañera de obra y empezaras hacer usada por Dios grandemente tengo certeza de eso.....

Julieth García- Barranquilla, Colombia dijo...

Muy cierto el comentario anterior. Mira yo aprendí algo: CUANDO UNO APARECE PARA EL HOMBRE, DESAPARECE PARA DIOS, Y VICEVERSA. Entonces no mires para la situación listo? Si esa persona es muy usada AMEN más Dios también te usará a tí mucho más de lo que crees, eso pasó conmigo y hoy doy GRACIAS A DIOS... Ah.. y otra cosa, VIGILA ante todo porque Satanás está constantemente trabajando para que perdamos la comunión con Dios, no guardes rencor ni te enojes, ora y busca a cada instante el Espíritu Santo para que te renueve y saque de tí todo lo que pueda contaminar tu corazón, recuerda que la Obra de Dios no es una competencia interpersonal sino una guerra constante contra el infierno para salvar las almas perdidas. Un abrazo y que Dios te bendiga siempre...

kgarcia_2010@hotmail.com dijo...

Buenas Noches Sra. Es verdad nuestro carácter debe ser el mejor Dios es con Nosotras, hay que vigilar mucho,estar muy atenta en todo,cada día fortalecernos con el Espíritu Santo buscándolo de corazón para que nada venga a ensuciarnos, estar firmes en la obediencia de Dios y el estará siempre con nosotras abrigándonos de día y Noche.
Karen García- Venezuela

Francy dijo...

Buenas Noches tengan todas, con respecto a este Tema es muy importante vigilar, porque hace algún tiempo atrás yo me deje cegar y dominar por muchos Sentimientos y entre esos estaba la envidia, por no vigilar hice y dije cosas terribles, lo que me llevo a sentirme muy mal conmigo misma y a pasar uno de los peores momentos en mi Vida, gracias a la Misericordia y Gracia de Dios pude salir de aquella situación, pero no fue fácil, porque aunque Dios me perdono y la persona a la que envidiaba también, yo no conseguía perdonarme a mi misma ¡La verdad fue algo muy horrible! Más eso también me ha ayudado a estar más vigilante con mis Sentimientos y Emociones y a quitarles poder cuando ellos quieren prevalecer por encima de mi razón. En cuanto a la situación que se nos plantea yo le aconsejo a la Chica que ore a Dios y que le diga que ella quiere ser más utilizada en su Obra, que le diga que ella también está dispuesta y con certeza Dios la va a utilizar, incluso de esta manera la otra Chica va a contar con más ayuda a la hora de realizar los distintos Trabajos que se le han asignado, porque ciertamente ella no se debe dar basto sola y una ayudadita no estaría de más

Doris dijo...

Este artículo es muy interesante porque como usted dijo, lamentablemente esto se ve en medio de las personas que se dicen cristianas.

Tal como señala el último texto, esta muchacha desvío su ojos de Dios y comenzó a mirar cosas que más adelante terminaran destruyendola y enfriandola en su fe. Ella debe de dejar de mirar para los demás y concentrarse en si misma, tiene que entender que el esfuerzo que ella coloca en lo que hace no debe ser para mostrarselo a nadie y si para Dios. Cuando ella haga todo con ese mismo esfuerzo unicamente para Dios, con certeza Él la honrará y la usará de forma que ni ella misma se imagina.

celina ebi dijo...

buenas tardes es muy interesante este tema tenes que enfocarnos en ser lo mejor para Dios ya que al el servimos no mirar para nada ni nadie ser mujer de Dios para hacer la diferrencia!!

alejandra villavicencio dijo...

La envidia es es sentimiento maligno que te autodestruye, perjudica a los que te rodean y te aleja de Dios. Por eso, no podemos alimentarlo.Si somos ignorado por los hombres.Recuerda la historia de David. Cuando Dios envía al profeta Samuel a ungir entre los hijos de Isaí a uno de sus hijos que el había escogido como Rey de Israel, después que Saúl fue desechado. El padre de David trae delante del profeta a todos sus hijos,excepto a David. Me imagino que le trajo los mas fuerte, de alta estatura, de buen parecer. Mientras que David era un simple pastor de ovejas. Pero los ojos de Dios estaban sobre él.De hecho Dios le dice a Samuel "No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque el Señor no mira lo que mira el hombre, pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero el Señor mira el corazón".(1Samuel 16:7) ¡Que más queremos que se nos revele! He aquí el secreto. Dios mira nuestro corazón. Mil bendiciones desde Venezuela-Guarenas

Catherine pizarro dijo...

Mi consejo es que nunca te compares a la otra persona Dios sabe de tu existencia Dios sabe que tu vives un momento o dia llegara tu turno pero por ahora vive por la que Jesus te dio y no le des cabidad a la carne.

Florencia dijo...

Señora es muy importante vigilar eso por que muchas veces inocentemente pasa un pensamiento de envidia por nuestra mente y no nos damos cuenta.

Lupita dijo...

Muy cierto Sra. Tenemos que siempre vigilar para que la envidia no entre en nosotros. Dios ve todo, en todo momento y Él sabe quienes somos realmente. Hay que hacer y ser para Dios y no para el hombre.

Yhankleidy Hernan dijo...

-No nos dejemos llevar por la envidia, hay que tener personalidad propia si hacemos algo en la iglesia, no debemos codiciar lo que tiene las otras personas porque cuando verdaderamente somos mujeres de Dios ese sentimiento no puede habitar en nuestro interior.

Paola Laura dijo...

Sra es verdad que la envidia a veces uno mismo no se da cuenta al ver que otras personas son felices, tal es el caso de la amiga que pide ayuda, no debemos hacer las cosas para querer recibir algo, sino hacerlas porque la recompenza mayor viene de Dios .

johana ledezma g dijo...


* SERIE CARÁCTER MUJER DE DIOS-3: desapego interesante cualidad : habla de no desear lo bueno que los demás tienen mas también es tener mi corazón no en mi familia , o el trabajo u otra cosa mi corazón siempre debe de estar del lado de mi DIOS

johana ledezma g dijo...


* SERIE CARÁCTER MUJER DE DIOS-3: desapego interesante cualidad : habla de no desear lo bueno que los demás tienen mas también es tener mi corazón no en mi familia , o el trabajo u otra cosa mi corazón siempre debe de estar del lado de mi DIOS

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...