lunes, 4 de septiembre de 2017

Mi historia 8: “Cuando hablé de Jesus para mi novio”


Nosotros teníamos aproximadamente tres meses yendo a la Iglesia cuando invité a Joaquín a acompañarnos. Yo me sentía tan bien allá, y quería que él experimentara la misma cosa que yo estaba viviendo.
En la época el pastor había explicado sobre el ayuno, algo nuevo para mí también. Él dijo que el ayuno era como un clamor, una oración más fuerte, que deberíamos hacer para casos específicos, situaciones más difíciles o apenas para consagrarnos más. Entonces decidí ayunar por quince días, desde la medianoche al mediodía, en favor de Joaquín. Yo quería que él aceptara ir a la Iglesia y además que él permaneciese. Este era el primer ayuno que yo realizaba desde que había conocido la Iglesia.
Entonces llegó el gran día en que lo invité, y para mi alegría él aceptó la invitación. Fuimos todos juntos, mi madre, hermana, Joaquín y yo ¡Estaba tan feliz de que Dios me haya respondido! A partir de aquel día él nunca más dejó de ir. Al comienzo tampoco entendía mucho, recuerdo que siempre que le escribía una carta (recuerden que era en 1991, no teníamos e-mail ni whatsapp, era una cartita escrita a puño y letra kkk), y en ella siempre escribía un versículo Bíblico y le intentaba explicar. Mi intención era ayudarlo para que él pudiera comprender que todo lo que se hacía en la Iglesia estaba de acuerdo con la Palabra de Dios. Sé que el Espíritu Santo fue haciendo la obra en él.
Yo nunca lo obligué a ir a la iglesia, o le coloqué esa condición, hasta porque en la época yo también era nueva en la fe y no sabía muchas cosas. Yo sólo tenía el deseo sincero de que él experimentara lo mismo que yo estaba viviendo. Yo busqué en Dios y Él honró mi fe. Pero claro, Joaquín también tuvo que aceptar, pues Dios no obliga a nadie a buscarlo, cada persona hace su propia elección.
Me gustaría hablar de este tema, pues algunas jóvenes que querían ponerse de novia con jóvenes incrédulos se justificaban con mi ejemplo. Decían: “Si usted consiguió, y también puedo conseguir”. Sólo que, una cosa es usted llegar a la iglesia ya teniendo un novio, como fue mi caso cuando llegué a la Universal en 1991 y yo ya tenía un año de noviazgo. Otra cosa es usted estar en la presencia de Dios, tener conocimiento de la Palabra y decidir conseguir un novio del mundo, involucrarse con una persona que no tiene su fe y colocar en riesgo su salvación. No estoy diciendo que es imposible que esa persona se convierta, pero hasta que usted vea eso debe esperar y no aceptar ponerse de novia, para ver si después él va a aceptar o no al Señor Jesús. Eso muestra que usted está colocando su vida amorosa encima de su vida con Dios.
Ahí está la gran diferencia, en aquella época yo no tenía ese conocimiento de que debía estar de novia con una persona de la misma fe, yo era nueva en la iglesia, no teníamos blogs o libros que nos enseñaran, íbamos aprendiendo todo de a poco, conforme a lo que el pastor iba enseñando. Aun no teniendo ese conocimiento, yo quise que Joaquín estuviera con Dios, hasta sin tener ese interés de estar comprometida con alguien de la misma fe, pues repito, no tenía ese conocimiento, sino porque quería que estuviéramos juntos con Dios y que él conociera la verdad, pues como yo, él también vivía espiritualmente ciego, esclavo de la religión.
Entonces queridas lindas, ¡cuidado para no confundir eso! Nosotras no tenemos capacidad de cambiar a nadie, quien hace eso es el Espíritu Santo. Tal vez Joaquín a primer momento aceptó mi invitación para agradarme, pero él permaneció, se convirtió y yo pude comprobar eso. Pero voy relatando más de ese asunto en los siguientes posts.
Ya vi muchas muchachas de la iglesia involucrándose con jóvenes del mundo y sufrir con eso. Actuaron por la pasión, no supieron esperar en Dios, no tuvieron la visión de primero verlos convertidos, ¡y padecen hasta hoy por haberse casado con una persona que no acepta su fe, la maltrata, engaña y así sigue!
Yo me pregunto ¿Para qué armar un problema si usted puede elegir a alguien de la misma fe? ¿No es así?
En el próximo post describiré un gran error que yo cometía, pero no tenía conocimiento de eso ¡¡Tal vez usted también haga lo mismo!!
Y usted ¿Ya vivió una mala experiencia por haberse involucrado con alguien que no practica su fe? Hasta dentro de la Iglesia puede suceder, pues no todos están en la iglesia convertidos y entregados a Dios.
Vea la alerta que Dios nos deja para todos:

 “Queridos hermanos, no crean a cualquiera que pretenda estar inspirado por el Espíritu, sino sométanlo a prueba para ver si es de Dios, porque han salido por el mundo muchos falsos profetas.” 1Juan 4.1
Eso significa que siempre debemos ver si el testimonio profesado es verdadero y si la persona actúa en la carne o por el Espíritu. Lamentablemente no todos los que dicen ser de Dios lo son realmente. Pero para eso, usted precisa ser espiritual. Pues si usted es carnal ¿cómo podría detectar quién es espíritu o carne? ¡Queda en consejo! 


2 comments:

Judith López dijo...

Sra Tania yo tuve una mala experiencia con una persona que ya formaba parte de la iglesia Universal y que incluso sirvió a Dios en el Altar, mas como usted lo dijo en el pots por falta de conocimiento y madurez espiritual sufrí un noviazgo de unas semanas, más Dios me perdono supo que yo había actuado y había noviado con aquel muchacho sin saber que se tenia que pedir la aprobación del pastor, espere en Dios y después de 4 años que tuve esa experiencia, fue difícil mas aprendí a esperar y a confiar en Dios, hoy tengo a mi novio que asiste a la iglesia desde hace 6 años y nos llevamos bien y asistimos aún a la iglesia, llevamos 2 años con 6 meses juntos y bueno mi consejo que doy es que chicas.. Esperen y confíen en Dios por muy difícil aparentemente que parezca no lo es, Él pondrá en su vida una persona que las quiera y ame de verdad pero antes de buscar una pareja valorence y amen a Dios sobre todas las cosas!!! Saludos de Judith López de México

fanny chimborazo dijo...

Muy fuerte pero como la señora enseña ahora en la actualidad no es recomendable enamorar con joven del mundo o tratarlo de convertir es mejor esperar en Dios.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...