domingo, 15 de mayo de 2016

Ejemplo de siervo – Yo vine para servir




No podría iniciar esta serie con otro tema que no fuera el de servir, pues de eso estaremos hablando, de nuestro ejemplo de Siervo, el Señor Jesús. Vamos a aprender con Él cómo servirlo más y mejor, tal vez descubrirá que usted lo está sirviendo a su manera y no como Él enseña.
Podemos afirmar que en su mayoría las personas que desean servir a Dios y se disponen a ser obreras, esposas de pastor o evangelistas, cargan consigo el anhelo de darse, de ser útiles.
Pero tal vez con el tiempo, con las conquistas de las responsabilidades o la posición que ocupa en la obra, ha ido perdiendo ese deseo de servir, y ahora quiere ser servida, se cansó de dar y ahora quiere recibir.
Cuando el siervo pierde el placer de servir, entonces deja de ser siervo, pues los que son servidos, son considerados señores y no serviciales.
Muchos anhelan alcanzar una posición de destaque en la obra de Dios, trabajar en una iglesia mayor, tener personas bajo su responsabilidad, entonces ahí comienza aquella lucha por el poder con la intención de ser servida, de sentirse más importante, piensa que si estuviera en esa situación será más respetada, tendrá personas para servirla y ella no precisará hacer más lo que antes hacía.

Analicemos ahora lo que Jesús piensa al respecto, y Su respuesta para esas personas:

 “Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos. Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” Marcos 10:43-45

Si Él siendo Dios no hubiera tenido esa pretensión, ¿por qué nosotros, simples humanos, la tendríamos? Él nos dejó Su ejemplo, pero infelizmente no es eso lo que hemos observado, al contrario, vemos “siervos” que son capaces de cualquier cosa para alcanzar sus objetivos, no importa si van a perjudicar a alguien para conseguir sus propósitos, personas que hacen parte de la obra pero que piensan mucho más en sí que en aquello para lo que fueron llamados. A veces hasta “sirven” a los ojos de las personas pero dentro de sí ellas no querían estar allí, no hacen con placer, sirven tristes, con limitaciones, dan lo mejor cuando todo está como ella quiere, pero cuando es contrariada, ella se siente desfavorecida y hace de cualquier manera, porque sirve a los hombres y no a Dios.

Para concluir podemos  decir sólo una cosa, aquellos que piensan y actúan diferente al Señor, son carne y no Espíritu, aun no fueron revelados y por eso no consiguen ver más allá de su ombligo.

Responda para sí las siguientes preguntas:
·      ¿Usted sirve de igual modo a los que están por encima y debajo de usted?
·      ¿Usted sirve de la misma manera cuando hay alguien cerca que cuando esta solita?
·      ¿Usted sirve con placer o lo hace siempre reclamando?
·      ¿Usted dice sí con la boca pero en su interior murmura?
·      ¿Usted sirve por iniciativa propia o sólo cuando alguien le manda?

Haga un análisis y vea si ha sido sierva o señora.
¿Usted vino para servir o ser servida?
Besotes, estaré aguardando a todas ustedes el viernes con el próximo post, pero seguimos con los posts para las jóvenes los martes y madres e hijas los miércoles.
Esparza en las redes sociales usando #SerieEjemplodeSiervo


6 comments:

anays castro dijo...

bueno yo creo que cuando uno esta en la obra de DIOS ES POR QUE QUIRE SERVIRLE A Dios no al hombre entonces tiene que hacerlo como Dios dice

Raquel dijo...

Siendo el Señor Jesús nuestro mayor ejemplo de servicio, al mismo tiempo pienso en el gran placer que debe tener quien sirve pero ese placer nace del amor que el propio Dios coloca, y cuando hay amor no importa si a quien servimos nos agrada o no sólo pensamos en dar lo mejor, en que el otro se sienta bien y vea que estamos dando lo mejor.

Paola Laura dijo...

SRA ME LLAMÓ MUCHO LA ATENCION ESTA SERIE QUE ESTA COMENZANDO, ESTOY ANALIZÁNDOME Y VEO COSAS EN LAS QUE DEBERÍA CAMBIAR MIS ACTITUDES Y TENGO CERTEZA QUE NOS AYUDARÁ A APRENDER A SER MEJORES SIERVOS A LOS OJOS DE DIOS.

jessi lopez dijo...

Sra este post me ayudó para analizar que clase de sierva soy con esas preguntas que usted dejo para que una se analice.

Anónimo dijo...

Hola Sra. es verdad nunca debemos perder el deseo de servir al contrario debemos pedrile a Dios que sea hecha su voluntad en nuetras vidas, no la nuestra.
Marcela Lopez.
Buenos Aires

Ana yamileth Robledo. dijo...

Jesús vino para servir aun mas nosotros como siervos tenemos que obedecer y seguir los pasos de el señor Jesús.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...