lunes, 23 de mayo de 2016

Ejemplo de siervo – Él no era tímido y sí osado




Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: ¡Cálmate, sosiégate! Y el viento cesó, y sobrevino una gran calma. Entonces les dijo: ¿Por qué estáis amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?” Marcos 4:39,40

Jesús usó Su fe para traer calma en el mar. La fe osada no surge en los momentos de calma, pero sí en los de adversidad.
Muchas veces Dios permite que Sus siervos pasen por provocaciones y desiertos para que su fe se desarrolle y ellos alcancen un nivel de madurez espiritual más elevada, así como la perseverancia y la confianza.
En un momento de turbulencia Jesús no se desesperó, al contrario, Él uso la fe para obtener resultados. Hablar al viento y al mar son resultados de la fe sobrenatural. Él quería mostrar que hasta lo más improbable podemos conseguir a través de la fe.
 En oposición al miedo, Jesús establece la fe, Él censuró la timidez de los discípulos, o sea, su falta de coraje. Entonces no podemos pensar que Él elogiará nuestros temores.
La preocupación es, sin duda, un adversario feroz.
Las luchas son inevitables, pero la pregunta es: ¿cómo ha sido su fe cuando las cosas se salen de control, cuando el viento sopla más fuerte y el mar quiere ahogarle?
Reflexione en las siguientes cuestiones:
*usted se desespera y no consigue usar la fe
*no confía que Dios está en el control, e intenta resolver la situación con la fuerza de su brazo.
*usted queda triste y lo hace notar para que todos sepan que usted está viviendo algo difícil.  
*usted se enoja contra Dios, como los discípulos que en aquel momento fueron hasta rudos y le dijeron al Señor Jesús “¿no te importa que perezcamos?”


Sus respuestas le mostrarán cuál ha sido su fe, sus reacciones demuestran el nivel de su confianza.
Tal vez lo más fácil al leer el pasaje de arriba sería criticar a los discípulos, ¿pero será que nunca reaccionamos como ellos?
¿Cuántas veces deberíamos haber sido fuertes y fuimos débiles?
¿Cuántas veces deberíamos haber confiado y nos desesperamos?
¿Cuántas veces deberíamos simplemente haber esperado en Dios y quisimos tomar la el control?
¿Cuántas veces deberíamos simplemente haber usado nuestra fe y quedamos alimentando nuestras emociones?
Vamos a reflexionar cómo hemos servido a Dios y lo que hemos pasado para las personas, pues quien vive en la emoción seguramente no pasará fe a nadie.
Cuéntenos una experiencia suya relacionada con este tema.
¡Besos a todas!

9 comments:

Lauris dijo...

Excelente post!

Gloria De Jesus dijo...

Muy fuerte sra. Yo estaba pasando una lucha muy fuerte y solo quedaba reclamando(usaba la emocion), no conseguia vencer esa lucha. Hasta que me di cuenta que tenia que usar la fe y confiar en Dios. Todo cambio, pude vencer esa lucha y ahora si paso por tormentas y tempestades no reaccionó de la misma manera movida por la emoción, pues aprendi a confiar y a depender de Dios.

yandri peña dijo...

es cierto señora, hubo un momento en mi vida en que pase por problema familiar, fue fuerte, muy fuerte, estaba desanima, de verdad no queria continuar, yo quedaba desesperada, pensaba que las demas personas no entendia el dolor entro de mi, esa opresion en el pecho, esas lagrimas que no podia contener, era movida por los sentimiendos, creia que era la unica que estaba sufriendo a raiz de ese problema, pero estaba equivocada, mi madre sufria mas que yo, pero tambien confiaba en Dios mas que, que era la discipula, que estaba mas de lleno en la obra de Dios, ya me estaba hasta alejando de Dios por ese problema, pues crei que Dios me habia abandonado mas hubo un momento, en que el pastor me dijo ,muy claramente, que dejara mis sentimientos de lado, que tuviera fe y confiara, pues yo era la que debia apoyar a mi mama, la que debia darle fuerzas en ese momento, y no al revez, yo al principio no entendia, creia que el pastor hablaba porque no sabia lo que yo estaba pasando, mas hubo un momento en el que me canse de llorar y de aceptar esa situacion asi que decidi poner mi confianza en Dios y que el solucionaria todo, tuve que depender de dios? pues si, tuve que tener paciencia? si mucha, pero al final Dios respondio, ese problema que yo creia tan grande desaparecio, ese dolor lo saco el Dios, cuando fui Bautizada con el Espiritu Santo, y ahi ahi aprendi a depender de Dios, no le digo sea facil, pero cada lucha tiene su recompenza al final y es mayor cuando es Dios quien da la victoria.

Paola Laura dijo...

TUVE UNA EXPERIENCIA FUE MUY FUERTE,
YO QUIZE SOLUCIONAR MI VIDA POR MI PROPIA CUENTA EN VEZ DE ESPERAR EN DIOS ME DESEPERÉ DELANTE DE UNA SITUACIÓN CREYENDO QUE NO HABRÍA UNA SOLUCIÓN COMETÍ UN GRAVE ERROR TANTO QUE AFECTO MI VIDA ESPIRITUAL, SENTIMENTAL, Y POR HACER CASO A LA VOZ DEL CORAZÓN DESEPCIONÉ A DIOS Y A TODOS QUE CONFIARON EN MI, ME PUSE MUY MAL ME COSTÓ MUCHO SACRIFICIO RETOMAR MI COMUNIÓN CON DIOS, PERO EL TUVO MISERICORDIA DE MI Y ME RESTAURÓ, PERO YO VI CASO DE PERSONAS QUE NI TUVIERON TIEMPO DE VOLVER PARA DIOS.
POR ESO DEBEMOS VIGILAR Y BUSCAR SIEMPRE HACER LA VOLUNTAD DE DIOS Y NO LA NUESTRA.

Anónimo dijo...

Dios tiene el poder de calmar cualquier tipo de situación, es en ese momento que demostramos la confianza que en El tenemos, es ahí que revelamos nuestra fe verdadera. es nuestro momento de prueba.
Gisel Tatiana

Anónimo dijo...

En los momentos de dificultad o situaciones difíciles debemos aprender a confiar mas en dios

Anais Castro dijo...

El miedo viene a todos nosotros en los momentos dificiles, pero esta en nosotros tomar la desicion de dar oidos a la vos de aquel miedo que te dice que no lo vas a lograr o a la de la fe que te levanta.

Anónimo dijo...

Hola Sra.Tania muy fuerte el articulo ya que muchas veces uno cuando pasa por determinadas circunstancias en vez de usar la Fe y confiar que las luchas son para que podamos crecer se queda reclamando.
Marcela Lopez.
Buenos Aires

Ana yamileth Robledo. dijo...

Cuando pasamos por dificultades o luchas es ahí donde mas tenemos que estar aferradas a la mano de Dios.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...