jueves, 21 de abril de 2016

¿E Isaac?




Hola queridas, ¿todo bien? Hoy me gustaría escribir sobre algo que me llamó la atención cuando medité en una palabra de la Biblia.

Sé que todas conocen la historia de Abraham e Isaac y el ejemplo de fe que Abraham nos dejó al no negar su único hijo a Dios. Pero lo que yo quiero hablar hoy no es sobre  Abraham y sí sobre Isaac. Piensen conmigo amigas, Abraham salió con 2 siervos e Isaac camino al Monte Moriah. Colocó la leña sobre Isaac y fue con él hasta el lugar del sacrificio. Llegando allí Isaac le pregunta: “Aquí tenemos el fuego y la leña —continuó Isaac—; pero, ¿dónde está el cordero para el holocausto?” Gn 22:7 En este versículo podemos percibir que Isaac no era un bebé, y mucho menos un niño sin entendimiento de lo que estaba sucediendo, hasta porque él sabía muy bien lo que era un sacrificio y por eso fue que le pareció extraña la actitud del padre de ir a ofrecer sacrificio sin cordero. Abraham edificó entonces el altar, después la leña, amarró a Isaac y lo colocó sobre la leña. Bueno, Abraham era anciano, con más de 100 años e Isaac un niño, lleno de fuerzas, ahora pregunto: ¿Será que Isaac no sabía que recostándose sobre la leña quería decir que él era el sacrificio y que tendría que morir? ¿Será que si Isaac quisiera, él no podría haber escapado para impedir su muerte? Sí, podía, pero la fe y obediencia de Abraham a Dios, le había enseñado a Isaac a obedecer también y por eso Isaac aceptó ser sacrificado.

Después de ver este ejemplo de Isaac, yo pregunto: ¿qué tipo de hija, obrera, esposa usted ha sido? ¿Ha obedecido a sus padres? ¿Ha obedecido a las autoridades? ¿Ha sido sumisa a su esposo? Isaac estuvo dispuesto a dar su vida en sacrificio por obediencia. Ese mismo ejemplo debemos seguir, pues cuando obedecemos a Dios y a las autoridades impuestas por Él, le estamos agradando. Cuando no obedecemos, nos tornamos rebeldes, demostramos orgullo, que sabemos más y que nuestra manera es mejor, pero ¿será que de verdad es así?

Entonces, ¿qué debemos hacer para agradar a Dios? Debemos obedecer aquello que Él nos ha pedido. Obedecer a los padres, dando buen testimonio en casa y ayudando a su madre. Obedeciendo aquello que Dios nos ha pedido hace mucho tiempo, como dejar aquella amiga que ya te orientaron que no es buena influencia para usted, dejar el odio, el rencor, dejar la pereza de hacer lo cierto y cuidar su vida espiritual con ganas o sin ganas, como leer la Biblia, orar e ir a la Iglesia. Todo depende de usted amiga. Palabras usted ya recibió muchas, ahora es usted la que precisa hacer y OBEDECER. Sea usted también un Isaac de los días de hoy. No quiera huir, salir corriendo o reclamando de lo que Dios le ha pedido, recuérdese que Isaac no hizo eso. Nada de quejarse o querer hacer aquello que usted cree que es cierto, entonces, ¿qué tal obedecer con humildad y amor con la certeza de que Él va a bendecirla?

Un beso grande a todas y hasta la semana que viens. Kisses


Juliana Furucho

10 comments:

Norieth Pancho Tibanta dijo...

Debemos ser un Isaac, que era como su padre Abraham, obediente a la voz de Dios, Isaac no murmuró, no corrió fue obediente.
Es verdad muchas veces queremos salir corriendo, huir por no hacer caso a las orientaciones, precisamos obedecer dejar lo que Dios ya nos pidió y concerteza Dios nos bendicirá.

Anais Castro dijo...

Asi como Isaac obedecio sabiendo que el padre lo iva a sacrificar porque no llevaba animal para el sacrificio El no corrio, de obedecer sino que estuvo dispuesto de corason de obedecer. Asi tambien tenemos que tener ese caracter de no correr delante de la sircunstancias y ser obedientes.

massiel tejeda dijo...

en este estudio comprendi que nosotros debemos ser un isaac que era como abraham , obedientes siempre a la voz de dios nosotros tenemos que ser obediente en todo ,tenemos que ser personas de fe siempre en sacrificio.

Elvia Clara dijo...

Gracias por el mensaje! Es tan importante la obediencia en Dios porque aunque parezca a veces difícil El sabe lo que hace cuando nos pide algo! Dios nos dará mucho más de lo que demos. Además, también cuando andamos en el camino de Dios damos el ejemplo a nuestros hijos porque con certeza ellos ven nuestras actitudes y ayudamos a que también ellos vengan a servir al Señor.

Liliana Gisela dijo...

Cuando empezamos la caminata de fe y nuestros amigos o familiares no aceptan esta decisión pasan a observar mas cada una de nuestras actitudes por eso la importancia de dar un buen testimonio porque nos volvemos el centro de atención.

Liliana Gisela dijo...

Cuando empezamos la caminata de fe y nuestros amigos o familiares no aceptan esta decisión pasan a observar mas cada una de nuestras actitudes por eso la importancia de dar un buen testimonio porque nos volvemos el centro de atención.

Karina Lujano dijo...

Gracias por el mensaje,es muy importante la obediencia en dios.

Karina Lujano dijo...

Gracias por el mensaje,es muy importante la obediencia en dios.

Ana yamileth Robledo. dijo...

sobre todo delante de Dios esta nuestra obediencia hacia el, así veremos las bendiciones.

Anónimo dijo...

Hola Sra.Juliana Furucho personalmente me toco mucho el articulo ya que Dios me pidio algo y yo me quedaba cuestionando en vez de obedecer y de ser humilde pero ahora que lei el articulo voy a obedecer la voz de Dios.
Marcela Lopez.
Buenos Aires.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...