martes, 22 de diciembre de 2015

¿Yo amo a Jesús?



Hola queridas amigas, ¿Cómo están? Que alegría es poder estar aquí con ustedes. Hoy me gustaría escribir sobre algo que me ha llamado la atención últimamente y empiezo haciéndoles esta preguntita:  ¿Usted ama de veras a Dios?

Parece una preguntita tonta, ¿verdad? Obvio que todos van a decir que SÍ, que aman mucho a Dios… y esa palabra AMAR está tan usada por los jóvenes hoy día que creo que ha perdido el verdadero sentido. Veo tantas mensajes en las redes sociales de amor incondicional por la BFF, por el novio, por el perrito, por todos los amigos, en fin, usted también con certeza ha visto muchos “Love you” en las redes sociales que ya perdió las  cuentas, ¿verdad? Me recuerdo que hace un tiempo atrás, decir que amaba a alguien realmente tenía ese valor de amor, no era algo ordinario y tampoco se lo decíamos a cualquier persona o cosa… Decir que AMA a alguien es algo serio y debe ser dicho cuando realmente se entiende el real valor de la palabra AMOR.

Lean conmigo este versículo: “Y recordemos que, si amamos al Padre, también debemos amar a los hijos de ese mismo Padre. Y sabemos que amamos a Dios y obedecemos sus mandamientos, cuando también amamos a los hijos de Dios. Nosotros demostramos que amamos a Dios cuando obedecemos sus mandamientos.” 1 Juan 5:1-3

Si decimos que amamos a Dios pero tenemos odio en el corazón, rabia o rencor de alguien, entonces en realidad no amamos a Dios. Si mentimos, hacemos trampas, perjudicamos a alguien, hacemos chismes, tenemos malos ojos, un corazón sucio, entonces no amamos a Dios, pues el versículo arriba es bien claro cuando dice que quien ama a Dios, ama a sus hijos también y OBEDECE a sus mandamientos… Y los mandamientos de Dios se resumen en dos: “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.” Éste es el principal mandamiento. El segundo es semejante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Marcos 12:30

Cuando cargamos odio o rencor de alguien estamos haciendo daño a nosotras mismas. Cuando no obedecemos a los mandamientos de Dios, estamos haciendo daño a nosotras mismas pues los mandamientos que acabamos de leer nos enseñan a AMAR AL PROJIMO como a NOSOTRAS mismas, o sea, primero tenemos que amarnos para que así podamos amar al prójimo y si no nos amamos y seguimos haciendo daño a nosotras mismas, ¿cómo podremos amar a Dios? Percibieron amigas, la profundidad de la palabra AMAR? Va más allá de una simple palabra, de un simple sentimiento, AMAR involucra sacrificio, negar a nuestra carne, es algo racional, es una actitud, AMAR es un verbo, una acción… entonces, yo pregunto una vez más: ¿Usted ama a Dios? Evalúense bien y vean como está su vida y con sinceridad responda para usted misma y si percibió que no ha amado a Dios de verdad, entonces la oportunidad está ahora a su alcance. Decida hoy mismo cambiar y comenzar un nuevo año totalmente diferente. Saque de adentro suyo lo que le hace daño y comience el nuevo año amándose, luego podrás amar al prójimo y también a Jesús!!

Un beso grande a todas y que Dios las bendiga. 

Juliana Furucho

2 comments:

evelyn vargas dijo...

Es cierto Sra. la palabra amar es utilizada tanto pero la realidad es que muchas de las personas no conocen su verdadero significado y el valor que tiene .El amar implica sacrificio asi como nuestro Señor Jesus se sacrifico por nosotros el se dio por completo .Por ello tenemos que amarlo por encima de todo y todos y demostrarle nuestro amor ganado almas para su Reino

evelyn vargas dijo...

Es cierto Sra. la palabra amar es utilizada tanto pero la realidad es que muchas de las personas no conocen su verdadero significado y el valor que tiene .El amar implica sacrificio asi como nuestro Señor Jesus se sacrifico por nosotros el se dio por completo .Por ello tenemos que amarlo por encima de todo y todos y demostrarle nuestro amor ganado almas para su Reino

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...