martes, 17 de noviembre de 2015

Mi preocupación




Hola chicas, ¿todo bien? Qué semana preocupante tuvimos, ¿verdad?  ¿Y sabe lo que más me preocupó de todo eso: ¡USTED!

Pero Ju, ¿por qué usted dice eso? Porque yo no sé cómo está usted espiritualmente. ¿Y si un hombre-bomba entrar en la Iglesia justo el día en que usted estuviere allá? ¿Está usted lista para partir de este mundo? Me preocupo y oro mucho por todos ustedes, jóvenes, pues he visto muchos preocupados con tantas cosas, con aparentar una cosa que no es, insistiendo en hacer su propia voluntad y dando la espalda para Dios en lugar de priorizar su vida con Él. ¿Qué más necesita acontecer para que usted se despierte para la realidad que estamos viviendo? ¿Será que su carnes es más fuerte que usted? No es amiga, lo que quizás ha pasado es que usted ha dado más oídos a ella que para Dios, y es por eso que su carne ha mandado en su vida.

Me quedé triste con los últimos acontecimientos en el mundo, pues no sé cuantas de esas personas que murieron estaban salvas, eso sí fue lo que más me dolió y me preocupó. Pero ahora, ¿qué puedo hacer? Orar por los familiares y por los desamparados que luchan por rehacer sus vidas después de esa tragedia. ¿Y qué más puedo hacer? Concientizar a usted que le este post de la importancia de cuidar de su vida, de su comunión con Dios, de su salvación. No deje para después lo que debes hacer ahora.

¿Usted no tiene fuerzas para dejar el pecado? Use su fe, ore, indígnese en contra de su situación y determine cambiar. ¿No tienes fuerzas para estar firme en la Iglesia pues el mundo te llama la atención? Use su fe, ore, y aun sin ganas de ir a la Iglesia, o hacer las cosas para Dios, hágalo, pues no es por lo que sentimos que debemos hacer las cosas, pero porque sabemos que es lo correcto a hacer. ¿Se siente cansada y desanimada? Levántese ahora, alce sus manos, amarre ese demonio del desanimo y clame a Dios, estoy segura que en el momento que usted usar su fe en contra de esa situación, ella va cambiar. NO importa cómo está usted ahora, si usted indignarse, amarrar el diablo y usar su fe, esa situación va a cambiar. Y no le digo eso porque oí alguien decirlo, lo digo porque es lo que vivo, yo también alzo mis manos y amarro el diablo, yo también uso mi fe para vencer mis problemas. Y lo hago porque sé que Dios contesta y porque sé que es manteniendo mi fe activa que mantengo mi comunión con Dios.

Mis flores, no pierda más tiempo con cosas que no valen la pena. Invierta ahora mismo en su vida espiritual, en su comunión con Dios, sin engaños, sin falsedad, pues si usted está viviendo de apariencia, quien pierde es usted misma. Busque a nuestro Padre querido, entréguese de verdad, busque al Espíritu Santo todos los días y mantenga su llama encendida, pues no sabemos el día ni la hora en que Jesús nos llamará. Seamos las vírgenes prudentes, que están preparadas. Y si necesitan de mi ayuda, cuente conmigo.
Dios las bendiga y hasta semana que viene.

Juliana Furucho

2 comments:

johanaledezma dijo...

MI PREOCUPACIÓN : LAvverdad es que uno no sabe cuando ni dónde va a morir y es por eso que yo debo guardar mi tesoro ese que Dios me regaló ese presente invaluable que es su presencia en mi debo guardarlo y cuidar de mi templo de mi vida y de mi salvación ...cuide usted su salvación si algo le está haciendo errar admita delante de Dios su error y personese a si mismo no deje que el diablo tome el control de su vida es usted quien decide

matt dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...