martes, 8 de septiembre de 2015

Yo quería tanto…




Hola amigas, ¿cómo están? Hoy comenzaré haciendo una preguntita para todas ustedes: ¿Qué era lo que usted más quería cuando estaba en el mundo? ¿Antes de entregarse a Jesús y llegar a la Iglesia?

¿Ya respondieron para ustedes mismas? Pues entonces amigas, el diablo también sabe exactamente lo que usted más deseaba. Incluso él no dejaba que usted alcanzara eso solo para verte sufrir. Él tenía placer en verte triste por no tener tal cosa.

¿Y qué cosas podrían ser esas que ustedes querían? Puede ser: un novio, ser popular en la escuela, tener muchos amigos en la escuela, ser la “cool” del grupo, tener mucha atención de los amigos, tener un buen empleo en donde ganaría más, estar más cerca de sus familiares, llamar la atención de los muchachos, etc.

Ahora. ¿quieren saber el plan del diablo? ¿Ya percibieron que después que usted decidió entregarse para Jesús y buscarlo, poco a poco esas cosas que tanto querías comenzaron a acontecer? De repente muchas personas quieren ser sus amigos en la escuela, los muchachos comenzaron a poner más atención en usted y hasta coquetean contigo, las primas y familiares comenzaron a acercarse para invitarte para mil y un eventos (justo en los días de ir a la Iglesia), en la escuela usted comienza a ser la popular e incluso un buen trabajo le aparece, pero ese trabajo ocupa todo su tiempo y casi no podrás más ir a la Iglesia. ¡Qué coincidencia! ¿Verdad? ¿Por qué de la nada todo comienza a cambiar y a ser exactamente como a usted le gustaría que fuera y nunca había sucedido antes? ¿Será que es Dios bendiciendo? ¿Percibieron la sagacidad?  Sepan algo: Dios nunca te va a dar algo que te aleje de Él o que te haga involucrar con personas que no son de la misma fe y correr el riesgo de perderla.

Así es amigas, si usted está pasando por eso, ABRA LOS OJOS. El diablo sabe exactamente lo que usted siempre quiso, pero no cambie a Jesús por una alegría momentánea, por un éxito falso. El diablo puede hasta darle lo que usted quería, pero él va a cobrarle muy caro por ese “favorcito”, va a cobrar su vida ¿Será que vale la pena? ¡Claro que no! Todo lo que mencioné arriba son apenas emociones que el corazón desesperadamente quiere, pero si usted decide quedarse firme en la fe, con Jesús, Él va a suplir toda esa necesidad que usted pueda tener pues Él es el Único que puede darnos la paz, la alegría, la felicidad plena, que es incomparable con esos sentimientos momentáneos.

Mis queridas, manténganse firmes en la fe y no caigan en las trampas del diablo. Y no piensen que eso no está aconteciendo con usted, sea humilde para reconocer y sea honesta con usted misma. Sí usted ve realmente las trampas del diablo en contra suyo, podrá armarse con las armas adecuadas para pelear contra ese maldito.

Recuerden que Jesús tiene mucho más para darte que el diablo, mejor dicho, el diablo no tiene nada de bueno… él solo tiene sufrimiento. ¿Cuál usted va a elegir dar oídos? ¿A los engaños del diablo o a la certeza de una vida bendecida que Jesús puede darte? Es su vida, su salvación. Piensen en eso amigas.

Un beso grande y nos vemos semana que viene.  

Juliana Furucho

2 comments:

Gabriela Acosta dijo...

Buena noche ,gracias por los alertas que la señora pasa para nosotras ,descubriendo como el diablo trabaja así nosotras podremos atacar a el y salir victoriosas claro con la ayuda de Dios

Gabriela Acosta dijo...

Buena noche ,gracias por los alertas que la señora pasa para nosotras ,descubriendo como el diablo trabaja así nosotras podremos atacar a el y salir victoriosas claro con la ayuda de Dios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...