martes, 1 de septiembre de 2015

El cambio




¿Qué injusticia hallaron en mí vuestros padres, para que se alejaran de mí y anduvieran tras lo vano y se hicieran vanos? Jeremías 2:5

Hola lindas, ¿todo bien? Estoy muy feliz de estar aquí de nuevo con ustedes. Y me gustaría empezar leyendo de nuevo el versículo arriba. Lean de nuevo por favor.

Cuando leí este mensaje mi corazón se llenó de temor pues lo que dice ahí es algo muy serio y que ha pasado mucho dentro de la Iglesia. Dios está hablando con aquellas personas que Lo dejaron y se alejaron de Él. Quizás usted dice: “Eso no es mi caso, yo voy a la Iglesia.” ¿Será amigas? Por eso pido que continúen leyendo para que entiendan mejor.

¿Cuántas personas están dentro de la Iglesia pero ya no son tan activas como antes? ¿Cuántas personas ya no dan sus ofrendas o hacen la Hoguera Santa? ¿Cuántas personas ya no quieren evangelizar o ayudar en nada en la Iglesia? ¿Cuántas personas oraban, leían la Biblia y meditaban en ella, despertaban en la madrugada para buscar el Espíritu Santo, hacían propósitos de oración y eran fervorosos? ¿Cuántos no quieren participar del Grupo Joven? Acabaron cambiando sus momentos con Dios por el teléfono, cambiaron la lectura de la Biblia por otras cosas, cambiaron la evangelización para agradar la carne. Dejaron de hacer las cosas para Dios, para hacerlas para si mismas. O quizás pasó algo en la Iglesia que la entristeció y decidió dejar de hacer lo que hacía, pero en el propio versículo Dios pregunta: “Qué injusticia ustedes encontraron en mi?”

Amigas, no cambien o abandonen a Jesús por tan poca cosa. Tengan cuidado y vigilen. Vean bien cómo está su vida espiritual, vea si usted no ha cambiado, dejando de hacer tantas cosas que antes hacia con placer para Dios. Vea si su amor no se ha enfriado. Aun hay tiempo, tome la decisión de volver al primer amor ahora. Jesús de verdad está regresando y no podemos perder tiempo con cosas tan insignificantes Es hora de dar nuestro tiempo, nuestro todo, nuestra vida, todo nuestro yo para servir y agradar a Jesús ahora, pues mañana puede ser muy, muy tarde.

Una cosa interesante que me llamó la atención en el versículo arriba es la parte que dice que los que siguieron lo vano (su propio yo, sus voluntades, malos pensamientos, familia, dinero, novio y etc.) acabaron volviéndose vanos también. ¿Será que eso no ha pasado con usted? ¿Será que su vida no está así, sin valor, sin gracia, vana? Mientras más hacemos para Dios, mientras más buscamos agradarlo, más felices somos y eso nadie puede contrariar pues soy la propia testimonia viva de eso. Usted joven, que es soltero, que tiene toda la vida por delante, no la desperdicie con vanidades, haga la prueba y vea si servir a Jesús es o no mejor que cualquier amigo o discoteca. Hagan la prueba y me cuenten después. Vamos cuidar de lo más importante: nuestra vida con Dios.

Que Dios las bendiga mucho y nos vemos semana que viene. Kisses
Juliana Furucho

4 comments:

Fidel32 dijo...

Hola Sra, este msj me toco muchoo, la verdad que sí, no vale la pena, no tiene valor ni sentido, abandonar a Jesús por cosas que no tienen sentido, Gracias, por este msj.

Gabriela Acosta dijo...

Buenas noches señora, muy buena la orientación ,debemos de cuidarnos todos los días para no involucrarnos en acciones que nos pueden alejar del señor Jesús ,y pedirle que me enseñe a cada día a tener temor hacia El .

Gabriela Acosta dijo...

Buenas noches señora, muy buena la orientación ,debemos de cuidarnos todos los días para no involucrarnos en acciones que nos pueden alejar del señor Jesús ,y pedirle que me enseñe a cada día a tener temor hacia El .

massiel tejeda dijo...

atra ves de este estudio aprendi que debemos de cuidarnos todos los días para no involucrarnos en acciones que nos pueden alejar del señor Jesús apartandonos de todo lo que le desagrada a dios siempre teniendo mucho temor a dios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...