miércoles, 24 de junio de 2015

No coloque peso sobre sus hijos


Hola queridas ¿todo bien?
Vamos a dar continuidad a nuestro estudio que aborda el tema de madres e hijos, lo que sirve no sólo para hijos físicos sino también para hijos espirituales.
Muchas veces colocamos cargas pesadas sobre nuestros hijos, exigiéndoles cosas de las cuales ellos no están preparados para cargar.
Por ejemplo, a veces la madre tiene una vida tan corrida, y muchas de las veces son hasta desequilibradas, y acaban delegando a sus hijos responsabilidades que no son para la edad de ellos, y de las cuales muchas veces ellos no logran cumplir por mas que se esfuerzan para colaborar, no siendo capaces ellos se frustran, pensando que no son capaces y se sienten inútiles.
Muchas veces queremos delegar tareas que ellos no tienen la madurez para realizar.
Cada hijo madura a su tiempo, ¿se dio cuenta que no todos comenzamos a hablar, caminar, etc a la misma edad?
Eso revela que cada ser humano tiene su tiempo de madurez, lo cual debemos acompañar y entender su desarrollo.
Para las madres que tienen más de un hijo, el secreto está en lidiar con cada uno según su forma de ser, no haciendo comparaciones, incentivando al más inmaduro y apreciando al más maduro, para no  generar dos problemas, de usted con su hijo y de su hijo con sus  hermanos.
¿Cuántos no son los hijos que se dedican en algo con todas las fuerzas y, de repente, parece que no lo logran?
La Palabra de Dios dice: " No por fuerza ni por poder, mas por mi Espíritu".
Dios nos ha dado un espíritu de moderación, y no de desequilibrio.
Querida madre todo lo que usted haga, haga partícipe a nuestro  amigo Espíritu Santo, pues así evitará muchos problemas y conflictos interiores.
Necesitamos de Dios para establecer buenas relaciones, y aprender a ser sensibles en cada situación por la que nuestros hijos pasen.
Y eso es porque usted también necesita madurar como madre.
Nunca cometa el error de querer pasar la carga que usted misma recibió de sus padres, para que no sea un ciclo. Haga la diferencia, y así estará quebrando ese mal que viene actuando de generación en generación.
Usted puede hacer la diferencia, ¿¿Sabe cómo?? ¡¡Siendo diferente!!
Coloquemos toda la fuerza, esta es una excelente oportunidad para usted que quiere que el milagro en la vida de su hijo/ hija suceda, el sacrificio genera vida y del Altar viene nuestra respuesta.
 " sin sacrificio no hay fuego, sin fuego no hay Gloria"
¿Quiere ver esa Gloria? ¡Sacrifique!
Mi hijo es el resultado de nuestra entrega en el Altar fue el sacrificio que lo trajo a la vida.
Deje aquí su comentario y compartan sus experiencias, pues no sólo suman sino que también salvan almas ¡y ese es nuestro único objetivo!
Besos dulces
Catia Rubim

8 comments:

Mónica Bovea dijo...

Muy interesante éste artículo, más útil si uno tiene adolescentes en casa que no cooperan, pero ya entendí que nada es por la fuerza del brazo.

Rodrismelia Hernandez dijo...

En la vida todo conlleva sacrificio, y realmente uno tiene que sacrificar , para obtener el resultado que uno quiere, o la bendición que uno anhela, y para que un hijo venga a ser un gran hombre de Dios, ay que sacrificar desde ya, porque aveces uno dice que no tiene tiempo, pero cuando uno se dedica claro que va poder. Todo es posible al que quiere y cree.

Isabel de RACERO dijo...

Definitivamente no podemos delegar funciones en un nino o adolescente que no concuerde con su edad tenemos que ser sabias, por eso hay que ir al altar. Nada se logra por la fuerza el altar es la respuesta.

Yarisel rodriguez dijo...

en la vida todo es sacrificio.

Anónimo dijo...

El Espiritu santo nos da la sabiduria para saber comprender a nuestro hijo y no poner carga que no le corresponde a ellos.

FELICIA TOLEDO dijo...

Se trata de la responsabilidad que las madres les dan a sus hijos que no son los suficientemente maduros para desempeñar claro hacen su esfuerzo, la madre tambien tiene que madurar y tener el Espiritru Santo en ella y no tratar de comparar un hijo con el otro, el diablo lo que quiere es apagar el fuego en el altar para que no sacrifique.

Dahiana Diaz dijo...

Como madres debemos saber que no todos los niños tienen la misma capacidad o madurez que otros, mas debemos pedirle al Espíritu Santo que haga de nosotros una madre Virtuosa: Paciente, Sabia, Mansa, Madura y que siempre seamos guiadas por su dirección. Solo el Poder del Sacrificio en el Altar tiene poder para transformar

Anónimo dijo...

Yo tengo un niño de 8 y uno de 2 años; y el más chico siempre observa mucho a su hermano mayor y copia todo si salta, si colorea, si hace esto o aquello, y leyendo esto me vino a mi mente lo mucho que le digo al mayor que muestre buenos ejemplos a su hermano porque en todo lo imita y creo que tambien estoy cayendo en un error en forzar al más grande a que sea un buen ejemplo para su hermano menor.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...