martes, 30 de junio de 2015

Mi sacrificio por mi vida sentimental



Hola queridas florecitas, ¿cómo están? Que Dios las bendiga grandemente. Esta semana estuve conversando con D. Tania y conté para ella sobre mi pedido de la Campaña Santa de Israel por mi vida sentimental. Y me gustaría compartir con ustedes también, pues fue un sacrificio cuando yo aun era muy joven.

Cuando yo tenía más o menos 15, 16 años, ya era obrera y ya sabía lo que quería: casarme con un hombre de Dios y servir a Jesús en el Altar. Yo no pensaba en tener un novio aquí y otro allí, quería que Dios me enviase la persona cierta para entonces casarme. Fue entonces que llegó la Campaña Santa de Israel y agarré mi sobre. Pero, ¿qué podía yo sacrificar si no tenía nada y tampoco trabajaba? Fue entonces que pedí a Dios que me mostrara lo que Él quería de mi y Él me mostró. Yo tenía unas cositas personales como una cajita de música, un collarcito de oro, y otras cositas más, junté todo y salí a venderlas. Junté todo lo que conseguí más el dinero que mi papá me daba mensualmente y puse en el sobre. No era mucho, pero salir para vender las cosas en la calle, para mi fue un gran sacrificio, pues tuve que vencer a mi misma y mi vergüenza. Y quizás usted se pregunta ahora: ¿y el pedido? Bueno amigas, yo decidí participar de la Campaña por mi vida sentimental pues quería ese hombre de Dios. Entonces, hice un pedido describiendo las características del hombre de Dios que yo quería, pues tenía la fe de que de la manera que yo pidiera, Dios me lo daría. Entregué mi voto y mi pedido y continué firme, confiando en Dios.

Más o menos 1 año y medio después, llegó un pastor en Rio de Janeiro, donde yo estaba, y el obispo me llamó para conocerlo. Amigas, cuando lo vi, era EXACTAMENTE como yo había pedido en aquella Campaña. Tenía las características físicas que había pedido. En la misma hora que lo vi, Dios me hizo recordar del pedido y de cada punto que escribí. Claro que aun faltaba la parte espiritual y la más importante, fue entonces que cuando conversamos, percibí que él tenía las características espirituales también. Sentí maripositas en mi estómago, pues en aquella época yo solo tenía 17 años y no quería casarme tan temprano, pero la certeza en mi corazón era tan fuerte de que él era la persona cierta para mi, que aun no queriendo casarme tan temprano, yo tenia la certeza de que Dios me llamaba para su Obra. Era la hora cierta y la persona cierta.

Con 3 días de conocernos, mi esposo me pidió en matrimonio – un ítem más de mi lista: que fuese decidido – Y en 6 meses nos casamos.

Vean amigas, que a veces los jóvenes no participan de la Campaña Santa porque el diablo les pone en la cabeza de que no tienen nada para sacrificar que no tienen nada que pedir o que no necesitan participar, pues Dios no los bendecirá si no dan un sacrificio muy alto… pero el verdadero sacrificio es aquel que Dios nos pide y lo que hace ese sacrificio ser atendido por Dios es la obediencia en dar aquello que Él nos pidió, por fe, y que quedemos en su total confianza.. Oiga la voz de Dios y sacrifique lo que Él te pide, usted solo tiene a ganar, así como yo.

Que Dios las bendiga mucho e vamos en la fe, a la conquista. Quiero leer sus testimonios aquí!! Un beso grande. Kisses kisses
Juliana Furucho

13 comments:

Arlene Herley dijo...

Muy Fuerte este testimonio, la determinación y coraje son muy importantes en el sacrificio que se ofrece a Dios, es cuando se muestra esta confianza en él que la bendición de Dios viene y se demuestra el poder tan maravilloso que él tiene

Anónimo dijo...

Bastante fuerte aveces hay que dar un paso de fe para hacer mover la mano de Dios en nuestra vida

claudia barrionuevo dijo...

todo lo que pidamos debe ser para glorificar a Dios pero no siempre basta con solo orar.creer , confiar muchas de las veces se necesita hacer algo mas.. algo que llame la atencion de Dios

edyelin olivares dijo...

Dios va la intención y las ganas de dar todo por aquella bendición y si solamente obedecemos, Ël en su debido tiempo trae la respuesta, basta tener claro los sueños y dar aquello que nos pidió sin duda y confiando, con Dios nada es para perder, con el todo es Ganancia.

Rocio Cisterna dijo...

Sra es muy fuerte,es un ejemplo a seguir, ya que Dios vio no solo un querer si no actitud.

Tathiana Bernuil dijo...

Claro que si justamente ese es el primer sacrificio ir en contra de ese pensamiento de que no podemos o tenemos como sacrificar. Quere es poder y la victoria es garantizada.

Giselle Romero dijo...

Hay momentos en lo que nos ponemos en necios para no escuchar lo que Dios nos pide.. que nos aferramos a tan poco.

Anónimo dijo...

la campaña es una oportunidad gracias Sra. me ayudo mucho su testimonio. besitos que Dios me la bendiga muchisimo...

Evelyn Marlen (México) dijo...

Es muy fuerte Señora su testimonio por que Dios es fiel cuando hacemos un verdadero sacrificio y gracias por compartirlo.

Emilia Orioni dijo...

Sea lo que sea que pidamos en nuestra Campaña, si de verdad presentamos un verdadero sacrificio, Dios esta obligado a responder ese pedido. Solo queda a nosotras confiar en Él y hacer nuestra parte...

Lucia Castilla dijo...

Leyendo su testimonio puedo decir que Dios no falla y que la clave está en dar lo que Él nos pide ,obedecer y confiar que Él hará tal como uno visualizó y pidió no dando oídos a la voz del diablo que solo nos sugiere excusas para no sacrificar .

Yarielis Gallardo dijo...

De gran manera me ha ayudo este testimonio, es como si el propio Dios hablará para mí en lo que yo necesitaba entender como hacer mi pedido por esta área de mi vida por la cual decidí luchar.

massiel tejeda dijo...

leyendo este testimonio siempre digo que dios no falla siempre esta con uno en todo momentos. solo hay que obedecer y confiar en su palabra para lo que nosotros queremos en nuestra vida se cumpla .

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...