martes, 19 de mayo de 2015

Lo que me aleja de Dios



Hola queridas amigas, ¿todo bien? Hoy me gustaría escribir sobre algo que he visto entre los jóvenes y los ha perjudicado mucho en su vida con Dios.

Las amistades del mundo. Así es queridas, hoy día veo que muchos jóvenes están cada vez más apegados a los amigos. Postean foto abrazando, besando, agarrados el uno en el otro, declaraciones de amor, un apego muy grande con los amigos que no son de la misma fe. Quizás usted diga: “Bueno, pero mis amigos son buena gente, no usan drogas, no hablan malas palabras, no hacen nada de errado, son muy sanos. Entonces, ¿qué tiene de malo?” Mi gente, pongan atención: TIENE TODO DE MALO. Esa es la estrategia del diablo para engañarte, porque, ¿cree usted que el diablo así, de cara, le va a poner amigos roqueros, que usan drogas y que son bien alocados? Obvio que no, pues él sabe que usted no va a caer en esa trampa y se va alejar de ellos. Entonces, el diablo te presenta amigos “muy sanos” para que, a través de ellos, sutilmente, pueda ir envenenándote con las cosas erradas. Un comentario bobo aquí, una invitación boba allí, una “critica constructiva” sobre su fe, una opinión formada sobre religión, un comentario sobre como la Biblia tiene errores, una invitación para una fiesta “familiar” el viernes o domingo por la mañana y etc. Y mientras mas cerca de ellos usted se queda, más igual a ellos usted se vuelve. Luego, aquellos mismos pensamientos errados que ellos tienen, ahora ya hacen parte de usted y usted no percibió que ya se cambió como ellos.

¿Cuáles son las consecuencias de esas amistades? Le digo ahora: Su fe se enfría, las dudas entran, los malos ojos en contra de las cosas que se hacen en la Iglesia aparecen, usted no consigue hacer amistades dentro de la Iglesia porque “no son como sus amigos super cools y los de la Iglesia son muy aburridos”, no quiere hacer parte del FJU, usted empieza a faltar en la Iglesia y cuando menos esperas, ya es tarde. Usted ahora se encuentra en el mundo, haciendo las cosas erradas, con la conciencia pesada, con miedo de morir porque sabe que si se muere no tiene la salvación y sin fuerzas para regresar para Jesús. Amigas, ¿es eso lo que ustedes quieren para sus vidas?

El mejor antídoto es: ALEJESE. Tenga esas amistades como conocidos apenas, algo bien superficial, un relacionamiento de escuela o trabajo solamente, pues cuando usted toma esa actitud, usted está demostrando para Dios que Él realmente es importante para usted, que usted cuida de su salvación y que es sabia. Pues quien escucha consejos de Dios, no sufre las consecuencias mañana y tiene una vida feliz. Recuérdese: Es mejor prevenir que lamentar. Esfuércese para agradar a Dios y Él te honrará. Busque amigos de la misma fe, salga con ellos, vaya al cine con amigos de la Iglesia, usted puede divertirse con personas de la misma fe y que sumaran en su vida espiritual. Hágalo y usted verá que vale la pena agradar a Dios y no al diablo.

Un beso a todas y que Dios las bendiga. See you next week..
Juliana Furucho


2 comments:

Anónimo dijo...

A veces las personas que estan fuera de la iglesia son mejor influencia que las que están adentro. Esta en uno poder disernir y junto con la orientación de Dios para elegir las amistades correctas. Hay muchas decepciones dentro de la Casa de Dios. Saludos. Carolina

diana zarate dijo...

es verdad el diablo nunca pondra cosas que a nuestros ojos sean malas, al contrario el siempre actua poniendo lo mejor para que de esa forma nosotros podamos errar y perder la salvacion

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...