viernes, 15 de mayo de 2015

“Felices para siempre”



Felices para siempre, es el final de los cuentos de hadas que leíamos cuando éramos niños.
Muchos tienen la idea de que la vida cristiana o la obra de Dios es la tierra de la fantasía, un mundo color de rosa o de vidrio colorido.
Cuántas jóvenes piensan en servir a Dios en el Altar, por tener la convicción, que haciendo parte de la obra de Dios, no tendrán más luchas, estarán libradas de cualquier tipo de problemas, tendrán una vida perfecta. Totalmente lejos de la realidad, y por eso después que encaran la obra de Dios quieren desistir.

Mi querida, ¿usted ya vio o leyó en la Biblia algún hombre de Dios que tuvo una vida librada de cualquier tipo de lucha? ¡Yo nunca vi!
Tal vez usted mira a las esposas de pastor siempre con una linda sonrisa y piensa que ella tiene una vida perfecta y es inmune a los problemas. No necesito ir muy atrás en mi agenda para decirle la semana en que pasé una lucha o recibí una mala noticia.
¿Usted piensa que la mujer de Dios se forma en la calma?
Todos nosotros pasamos problemas, vivimos alguna situación difícil, alguna pérdida o aflicción durante nuestra jornada en la fe. Entonces no se engañe en pensar que la obra de Dios será su mundo encantado, su caño de escape y refugio de protección, donde usted nunca tendrá ningún problema, donde todo y todos serán perfectos y usted vivirá feliz para siempre, la vida con Dios no es así.
Cuando todo está de mil maravillas, la tendencia del ser humano es acomodarse en su fe, como consecuencia acaba alejándose de Dios y vivir una vida apagada, con eso también deja de crecer espiritualmente, sin experiencias ni desarrollo.
Entonces sabemos que nuestra paz y en nuestro interior, del lado de afuera es guerra, y quien no quiere guerrear  tendrá una fe muerta y acaba tornándose presa del diablo.
El Señor Jesús nos dejó el aviso:

“Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.” Juan 16:33



5 comments:

maria alejandra diaz dijo...

muchas veces pensamos que el servir a Dios en el altar, será la única escapatoria a todas la infelicidades que quizás hemos vivido en el mundo como forma de escapatoria a todo eso, pero como dice bien claro este estudio es un placer vivir en servicio de Dios pero siempre habrá algo porque tendremos que pasar para que nunca estemos acomodados en nuestra fe.

Vanessa De la cruz dijo...

Asi es, una verdadera mujer de Dios forma su caracter en medio de sus desiertos, una vida con Dios es maravillosa mas es como una rosa, que tambien trae espinas. Y muchos tienen esa idea errada de la obra de Dios, piensan que no se pasara por luchas, Si pasaremos, mas venceremos porque estamos con Dios. :)

Naikery Suarez dijo...

holaa Sra..muchas piensa que la obra de Dios es facil. pero tambien sabemos que la responsabilidad mas grande que Dios a entregado en nuestra manos... servir a DIOS es maravilloso pero en ningun momento sera facil.. gracias Sra

Arlene Herley dijo...

Es verdad la obra de Dios no esta exenta de los problemas o dificultades, no se debe pensar que al estar en la obra todo va a ser prefecto, es por eso que muchos no permanecen ya que idealizaron que no tendrían que pasar por adversidades

Anónimo dijo...

Muchas de Nosotras pensamos que la obra de Dios es todo Fácil, creyendo que una vez que Estamos Sirviendo a Dios nunca enfrentaremos problemas, cuando en realidad no es así , Dios permite que enfrentemos luchas ya que solo así No terminaremos acomodarse en la Fe, como consecuencia alejarnos de Dios, Debemos Aprender a Servir a Dios con Amor y Dedicación pues si bien No es Fácil , el Mismo señor Jesús nos orienta que si el logro Vencer a este Mundo Nosotras también podremos

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...