lunes, 4 de mayo de 2015

Como reacciona ante las críticas?



Hola queridas! Ya estamos en Mayo, deseo a todas un mes muy bendecido.
Lunes pasado hablamos de la pecadora que fue hasta Jesús y todo lo que ella hizo para conquistar una vida transformada, mismo sin hablar una palabra.

Pero durante sus actos de fe y amor para con el Señor Jesús, acontecieron algunas cosas, Simón el dueño de la casa y sus amigos, el que recebió a Jesús, hicieron algunos comentarios desagradables, criticaron las actitudes de la mujer y además tuvieron la osadía de criticar a Jesús, vean:

¨Cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora.¨

Pero como Jesús tiene poder para saber lo que esta en nuestros pensamientos, primero le contó una pequeña historia para que él piense y pudiese juzgar por sí mismo y después le mostró que se había equivocado y que no tenía el derecho de juzgar a aquella mujer, la intención hace toda la diferencia.
Simón invitó a Jesús con una mala intención, no era para honrarlo, ni aprender de El ó tener el placer de tenerlo en su casa, tal vez quería ver el porqué de la fama de Jesús, pero no porque creía en El; en cambio, aquella mujer fue hasta Jesús con una intención buena y sincera. Y por eso lo honró más  que Simón.

¨Entonces respondiendo Jesús, le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte. Y él le dijo: Di, Maestro. Un acreedor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta; y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di, pues, ¿cuál de ellos le amará más? Respondiendo Simón, dijo: Pienso que aquel a quien perdonó más. Y él le dijo: Rectamente has juzgado.
Y vuelto a la mujer, dijo a Simón: ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa, y no me diste agua para mis pies; mas ésta ha regado mis pies con lágrimas, y los ha enjugado con sus cabellos. No me diste beso; mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies. No ungiste mi cabeza con aceite; mas ésta ha ungido con perfume mis pies. Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas aquel a quien se le perdona poco, poco ama. Y a ella le dijo: Tus pecados te son perdonados. Y los que estaban juntamente sentados a la mesa, comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es éste, que también perdona pecados? Pero él dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, ve en paz.¨
Jesús estaba haciendo el bien y mismo así fue criticado por aquellos fariseos, pero eso no lo impidió de seguir adelante y bendecir a aquella mujer, las críticas no lo intimidaron.

Y usted cuando recibe críticas, cuáles son sus reacciones?
-       Usted queda con rabia y se rebaja para defenderse.
-       Usted queda triste y  no hace más nada
-       Usted queda retraída y se cierra en su mundo, con miedo de ser juzgada nuevamente.
-       Usted toma aquella crítica para mejorar y si se dió cuenta que fue una critica realmente maliciosa y sin razón, simplemente la ignora y sigue adelante.

Todos recibimos críticas, algunas constructivas, otras destructivas, aconteció también con Jesús, pero El siempre supo responder con altura.
Y usted como reacciona delante de situaciones así?



1 comments:

Johanna Cabello Guardiola dijo...

A veces cuando me hacen alguna crítica algo destructiva lo primero que me pasa es que me siento mal, pero luego pienso bien y Dios habla conmigo y me doy cuenta que no se debe prestar atención a esa cosas. Rápidamente me lleno como de coraje y sigo firme en mis cosas , no dejo que aquello quede en mi cabeza afectándome.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...