jueves, 3 de julio de 2014

¡APRENDIENDO A SER MANSA!


Hola queridas, hoy voy a abordar este tema que durante mucho tiempo busque hasta encontrarlo. Pues debido a mi pasado, yo permití que la raíz de la amargura me dominara.
La mansedumbre abrirá las puertas de hierro que están manteniéndola presa en una celda de ira y amargura.
Ella es la llame. La mansedumbre le garantiza la paz y la libertad que jamás has experimentado. La mansedumbre es una actitud de sumisión y confianza que acepta todos los caminos de Dios para nosotras. Ella no nos hace quejarnos, discutir y mucho menos vengarnos.
La mansedumbre nos lleva a entender que, no pocas veces, las cosas que las personas nos hacen son permitidas y utilizadas por Dios para nuestra disciplina como hijos, y por lo tanto nos sirven para purificarnos.
 Como actitud de confianza, la mansedumbre nos ayuda a mirar por encima de las circunstancias, y del propio hombre, para un Dios soberano.
Ella nos hace doblar nuestras rodillas y decir: "Señor lo que a Ti te agrada, me agrada a mi también". La mansedumbre no es una disposición natural del hombre pecador. Nadie puede adquirir la mansedumbre a parte del Espíritu Santo, pues es una gracia divina entretejida en el alma de quien posee a Cristo dentro de sí. Nuestro Señor es manso y humilde.
El Salmo 37:11 dice:" Pero los mansos heredarán la tierra,
Y se recrearán con abundancia de paz." Ser humilde es ser manso. Y en un principio, todos los que se dicen de Dios deberían ser mansos. No creo que haya alguien que tenga en su corazón alguna esperanza, algún sueño, que no desee tener una vida de plenitud y alegría.
-Recibir todo lo que la vida tiene para ofrecer, la promesa "heredarán la tierra" describe una gran esperanza, pues la tierra es del Señor y toda su plenitud también. Lea todo el Salmo 37 y vea todas las veces que aparece la expresión "heredarán la tierra"
De esa forma, encontrarán una maravillosa descripción de aquellos que son mansos. Yo busqué con todas las fuerzas de mi alma esa virtud de Dios, y tengo comprobado en mi vida que ella abre puertas incalculables.
Es algo individual que cada una tiene que buscar desde adentro hacia afuera, por ejemplo mi hermana Tania siempre fue esa persona mansa, y vea que eso no hizo que yo fuera así también, yo misma tuve que buscar ese cambio desde adentro hacia afuera, que nuestra naturaleza humana no quiere.
De ahí la importancia de que deseemos el Espíritu Santo más que todo, pues con las virtudes de Él, nosotras alcanzaremos la tierra prometida.
¿Recuerda que comenzamos estos post hablando de llegar a la tierra prometida?
Entonces, este es una cualidad más que tienes que buscar para entrar en esta tierra prometida. 
¿Vamos a aprovechar el ayuno de Jesús para buscar esa mansedumbre? ¿Aceptan?
Y usted que aún no tuvo fuerzas de comenzar el ayuno o usted que dice que lo rompió como ya leí en algunos comentarios, no desista, no ande dando vueltas en el desierto, inicie su camino y vamos enfrente. Si estas decidida  a hacer estos 20 días que faltan, lo que no hiciste en estos 20 días que ya pasaron, ¡será todo hecho NUEVO!
No se deje llevar por esos pensamientos diabólicos, ¡¡siempre estamos a tiempo mientras que dentro nuestro esté esa disposición!!
Si te ayudó o tuviste alguna experiencia, deja aquí tu comentario. Quedo muy feliz cuando comparten cada uno de ellos, ¡¡y los leo a cada uno personalmente!!

¡Besos dulces!
Catia Rubim

1 comments:

mariana barrios dijo...

Hola sra sabe que este mensaje me ayudo mucho ya que creia que solo a mi me paso...
El hecho es que busque con todas mis fuerzas esta valiosa virtud y hoy puedo ver aun mas la importancia... un dia hable con Dios : Señor yo quiero agradarte y no importa lo que tenga que hacer lo voy a ha er y con lagrimas de sacrificio lo logre Y Dios me ha honrado y claro que voy por mas

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...