domingo, 27 de septiembre de 2015

10 Pasos para guardar a su fe




La jornada de fe no es constituida sólo de buenos momentos, por lo contrario, es una guerra constante no sólo en contra del mal, pero también de nuestras propias voluntades y deseos.
Claro que, como en toda  batalla a ser luchada, vence el más fuerte.
Muchos que comenzaron fuertes en la fe, por no saber guardarla, hoy están en la calle de la amargura. Largaron todo para lo alto, sus principios, su creencia, su salvación, en fin, abandonaron lo que con tanto sacrificio habían conquistado: la presencia de Dios.
 Y usted me pregunta, “entonces ¿cómo puedo guardar mi fe?
No exponiéndola a aquello que la destruye, así como guardamos bien las cosas de valor, y no las dejamos expuestas y de fácil acceso a ladrones.
Guardar significa: cuidar, celar, proteger, esconder, vigilar, observar.

Entonces les dejo aquí 10 pasos para guardar su fe:

-       cuide sus pensamientos, no alimente pensamientos negativos y malos
-       guarde sus ojos, no dé lugar al mal nutriendo malos ojos, no se olvide que si sus ojos son buenos, todo su cuerpo será bueno; si son malos su cuerpo será tinieblas
-       Huya del mal, resista al diablo y todas las sugestiones que él le hace, diga no al pecado
-       tenga comunión con Dios, de ahí tendrá fuerza para permanecer en la fe
-       no dé lugar a las emociones, muchas personas abandonaron la fe por causa de sentimentalismos inútiles
-       no se envuelva con personas que atacan su fe, la influencian de forma negativa, le colocan dudas y la conducen al error
-       vénzase a usted  misma, sus voluntades y sus deseos carnales que desagradan a Dios y debilitan a su fe
-       sea fuerte delante de sus problemas, si usted se muestra débil, su fuerza será pequeña y su fe destruida
-       evite conversaciones inútiles que sólo sirven para contaminar a su fe
-       viva en obediencia a la palabra de Dios, pues ella es la base de nuestra fe.

Guárdela con todas sus fuerzas, ella es lo más precioso que usted ya poseyó, sin fe es imposible agradar a Dios, alcanzar sus favores y hasta conquistar la salvación.
¿Entiende ahora por que el diablo hace de todo para que usted manche o pierda su fe?
Los vencedores serán aquellos que guardaron  su fe hasta el fin, esos si vencerán la guerra.

“Combatí el buen combate, acabé la carrera, he  guardado la fe.”    2 Timoteo 4:7

3 comments:

blenda dijo...

hola señora muy cierto señora cuando uno se relaciona con personas que no son de la misma fe cuando menos lo espera esta contaminado .gracias por cuidar de nuestra fe Dios usando la .

Unknown dijo...

Excelenete articulo Sra. y muy benificiosos para todos.

Aracelis Quintero dijo...

Amen gracias por su valiosisimo consejo estoy fue lo que el obispo predico este domingo usado por el Espíritu santo =)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...