martes, 12 de mayo de 2015

¿Sabes qué pasó?



Hola amigas, ¿todo bien? Que bueno es estar aquí con usted de nuevo. Y hoy voy a escribir sobre algo que he pensando hace unos días y es una característica muy peculiar de los jóvenes:

La curiosidad. Creo que no es una característica solo de los jóvenes, ¿verdad? Jejeje J Pero mi punto de hoy es: ¿hasta que punto la curiosidad puede ser perjudicial para nosotros? Voy a dar algunos ejemplos y quiero que ustedes mismas evalúen y juzguen si es bueno o malo:

·      Tener curiosidad de las cosas del mundo como, sexo, drogas, cigarrillo, bebidas, fiestas y etc. (Y no me digan que no tienen esa curiosidad porque un día yo pasé por eso también)
·      Querer saber de la vida de los demás, y lo que aconteció con aquella mengana que el pastor llamó para conversar.
·      Quedar oyendo la conversación de los demás para saber qué está pasando y estar bien informada de todo.
·      Curiosidad en entrar en todos los sites que ve, incluso los pornográficos.
·      Curiosidad para saber de la vida del pastor y todo lo que él hace, deja de hacer, porqué cambió de Iglesia, qué carro usa, dónde vive, qué come y etc.

Ahora por favor contéstenme: ¿esa curiosidad es buena? ¿Qué gana usted sabiendo de todas esas cosas mencionadas arriba? ¡NADA! Solo una conciencia pesada por haber hecho algo que desagrada a Dios. Una vez un pastor me dijo una frase que la guardo conmigo hasta hoy: “Si no me dijeron, si yo no supe de nada, es porque no tengo que saber.” Y es bien cierto eso, pues, Dios sabe lo que es mejor para mi y si Él quiere que yo sepa algo, Él mismo me lo hará saber de alguna manera, y yo también pienso que, mientras más mi antena parabólica está prendida para saber de la vida de los demás y todo lo que se pasa por ahí, con las del mundo, más mi mente va estar ocupada con esas cosas y menos ligada en las cosas de Dios y puedo hasta pecar suponiendo cosas erradas por saber cosas de las cuales aún  no era el tiempo de saber. Yo no tengo que buscar saber de las cosas que no van a sumar nada en mi vida y estarán ocupando mi mente con cosas irrelevantes. El pecado tuvo inicio cuando el diablo engañó a Eva y ella tuvo curiosidad de ser como Dios y alcanzar la sabiduría, ¿recuerdan? Lean Génesis 3.

Pero ahora, pongan atención, no estoy diciendo que usted va a ser una alienada de la vida, que no se informa, que anda aislada, no es eso, hay cosas buenas que debemos aprender, buscar saber, investigar, como:

·      Las cosas de Dios. Leyendo la Biblia, los blogs de la Iglesia, oyendo el mensaje del Obispo Macedo diariamente, participando de las reuniones de la Iglesia y etc. Aprender a oír a Dios.
·      Aprender sobre salud, buena alimentación, ejercicios, para cuidar bien del Templo del Espíritu Santo que es nuestro cuerpo. Y usted puede tener tips aquí en el blog de D Tania. Clique aquí.
·      Aprender recetas nuevas.
·      Aprender sobre belleza, estética, etiqueta, ropas que le queden bien en usted. (Claro, con moderación, pues no es bueno quedar obcecada con eso, pero aprender por lo menos lo básico para que usted se vea bien y pueda reflejar a Jesús en usted)
·      Aprender sobre su carrera, informarse sobre lo que desea estudiar, sobre su trabajo, para dar su mejor allí y ser un referencial de Jesús siendo una buena funcionaria.
·      Leer para tener un buen vocabulario y buena escritura.

En fin, esa es la curiosidad buena que podemos tener y hay muchas cosas buenas que usted puede querer informarse, que le ayudarán mucho. Use su curiosidad para las cosas buenas y no para lo que no le edifica y puede hasta llevarlo a pecar.  Nos vemos semana que viene, kisses kisses.
Juliana Furucho


2 comments:

Julieth García dijo...

Cuán grande es el amor de nuestro Dios que usa a Sus siervas para orientarnos de gran manera!
La curiosidad que debemos tener es por las cosas buenas, las que nos edifican, las que nos moldean cada día para ser un referencial de Dios en este mundo.
Dios le bendiga Sra. Saludos desde Barranquilla, Colombia.

Anónimo dijo...

es muy cierto este estudio en ocasiones uno quiere saber de todo y de todos en la iglesia ,pero nosotras debemos ocuparnos mas por saber de las cosas de Dios,mientras uno sepa es mas facil mantener la puereza en el corazon

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...