jueves, 6 de noviembre de 2014

Mi voluntad X actitud de Dios


Hola queridas ¿todo bien? ¡Espero que sí!
Primero quisiera decirles que estoy muy feliz con su participación, no dejen de compartir sus experiencias. 
Muchas veces nos encontramos frente a situaciones que no eran nada parecidas a lo que esperábamos, y para nosotros lo más fácil es culpar a los demás o a Dios.
Muchas veces los sentimientos invaden el corazón de los cristianos, haciéndolos entristecerse en relación a Dios en sus vidas.
Eso no es poco común cuando no estamos en total acuerdo con lo que Dios quiere para nosotros.
Quejarse es lo mismo que decir que Dios está equivocado en Sus actitudes, revela falta de confianza.
Por lo tanto, las quejas son uno de los peores pecados.
Existen ciertas diferencias importantes entre nuestra voluntad y las actitudes de Dios. Esas diferencias, como no podría ser de otra forma, cuando existen causan una incomodidad en quién se juzga perjudicada ("se juzga perjudicada") eso no es nada más que nuestra voluntad aún prevaleciendo.
¿Qué debemos hacer para evitar tales "problemas"? Es simple, debemos apenas alinear nuestra voluntad a la de Dios, no siempre es fácil, exige de nosotros compromiso y para que eso suceda debe existir algo llamado intimidad. Cuando existe intimidad con Él,  seguro que no habrán desacuerdos, y todas las acciones de Dios en nuestra vida serán percibidas como bendición y no como motivo de queja o hasta rabia. 
No siempre lo que parece bueno a nuestro modo de ver, es mejor. Dios siempre tiene lo mejor para nosotros en todas las áreas, pero el apuro en conseguir las cosas hacen que la mayoría de las veces muchas pierdan la bendición de lo "mejor", por lo "bueno".
El propio Jesús dijo, relatando en el libro de Juan capítulo 5, versículo 30: Yo no puedo hacer nada por mi propia cuenta; juzgo sólo según lo que oigo, y mi juicio es justo, pues no busco hacer mi propia voluntad sino cumplir la voluntad del que me envió.
Todas las veces que hacemos nuestra voluntad y actuamos sin consultar a Dios, revelamos nuestra autosuficiencia y de ahí muchos planes son frustrados ¿no es así?
Yo misma estoy pasando por una situación que salió totalmente de mi control, una situación dificilísima, pero en ningún  momento me quejé o hasta cuestioné a Dios, porque  dentro mio existe una certeza tan grande de que esta situación no podría estar en mejores MANOS, ¿y saben qué? Me hace descansar, levantarme a la madrugada y clamar por socorro divino, al final ¿quién más nos podría  socorrer a no ser nuestro buen Dios?
No eche todo a perder, cuando su voluntad quiera predominar elimínela, llévela a Dios y entregue en el ALTAR.
Y con certeza, aunque contraríe su voluntad ¡¡la respuesta vendrá!! Y allá adelante vendrá lo que Dios siempre encuentra a nuestro favor. Tan lindo es nuestro Dios ¿no es así?
Esta es la llave para que la vida no esté llena de conflictos, tan llena de tristezas, tan llena de desilusiones y decepciones.
Debemos vivir la voluntad de Dios para nosotros. Ya tenemos las instrucciones que deben ser seguidas y estas están en la Palabra de Dios. Dios nos hará crecer cuando, día a día, tengamos intimidad con Él.
Si te ayudó o detectaste algo, deja aquí tu experiencia. 
Estamos aquí para compartir nuestras experiencias, unas con las otras, y ha sido muy bueno.
Besos dulces
Catia Rubim

5 comments:

Joana dijo...

Muy importante este post Sra. Por más de que nuestra voluntad a veces quiera prevalecer, debemos dejarla de lado, teniendo intimidad con Dios para poder así oír su voz claramente.

Anónimo dijo...

Es verdad sra a veces queremos hacer nuestra voluntad, las cosas no salen bien , mas cuando confiamos y entregamos en las manos de Dios todo sali perfecto.

Anónimo dijo...

Buenos días Señora así es por más que nosotros queramos hacer nuestra voluntad siempre debemos negarnos para que prevalezca la de nuestro Dios.Dios la bendiga...

Rocio Rincon Rodriguez dijo...

Así es Sra. siempre que nosotras colocamos todo en manos de nuestro Señor Jesús le mostramos nuestra confianza, el se agrada y aunque no veamos la respuesta Él esta allí consolándonos, pues nunca nos dejará sola, el sabe y tiene una razón para todo que pasamos, nosotras como buenas siervas solo debemos someternos a su voluntad y Él en su buen tiempo nos dará lo mejor.

massiel tejeda dijo...

en este estudio me enseña que nuestra voluntad a veces quiera prevalecer,mas debemos dejarla de lado, teniendo mas intimidad con Dios para poder así oír su voz claramente.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...