martes, 23 de septiembre de 2014

Venciendo el punto débil



Hola queridas, ¿cómo están? ¿Cómo ha sido el mes para ustedes? Ya estamos llegando al fin de Septiembre, ¿qué tal aprovechar estos últimos meses para hacer todo aquello que dejamos para después y así, terminar bien el año y en victoria?

Hoy amigas hermosas, voy a dar continuidad al tema de la semana pasada, sobre conocerse y saber en donde está su punto débil. Miren que bendición amigas, el obispo Renato escribió sobre el tema en su blog, después léalo clicando aquí. Vean amigas, que es el propio Dios alertándonos sobre ese tema, de conocernos, de detectar nuestro punto débil para no dejarlo disponible para el diablo, por eso la importancia de conocernos bien.

¿Y cómo saber en dónde está mi punto débil? Bueno, normalmente nuestro punto débil es aquel que siempre nos deja triste o donde siempre aparece un problema en y nos deja preocupadas. Por ejemplo: cuando una persona es muy sentimental, siempre aparece alguien para decirle una palabra negativa para entristecerla, pues el diablo sabe que las palabras negativas consiguen dejarla triste, entonces, es obvio que el diablo siempre va usar esa arma en contra de esa persona sentimental. O quizás la persona es muy apegada a su familia, entonces, siempre pasa algo con un familiar, o el familiar siempre hace cosas que la entristece. También puede ser la persona insegura, dudosa, entonces, el diablo siempre va a poner un pensamiento en ella de duda para que ella se quede con esa aflicción adentro de ella.
¿Entendieron como es? Por eso amigas, debemos siempre evaluarnos, debemos siempre estar alertas a nuestras actitudes y reacciones, pues así, descubrimos quién somos y en dónde estamos fallando.

Una vez descubierto el punto débil, la primera cosa para hacer es luchar contra eso. Lógico que no es fácil, exige un poquito más de esfuerzo de nuestra parte, pero, una vez vencido, el diablo no va a poder atacarte más allí, en aquel punto que te debilitaba. Eso no quiere decir que el  diablo va a dejar de intentarlo, él va a continuar intentando, por supuesto, pero, si somos sabias, no vamos a caer más en el error.

Un secretito para vencer su punto débil: actúe contrariamente a él. Por ejemplo: si usted es sentimental y las palabras siempre te hieren, entonces, en el momento en que escuches una palabra dura y que te duela en el momento, levante la cabeza y pase por encima del sentimiento. Decida no quedar triste por causa de aquellas palabras y escuche la voz de Dios, quien con certeza te va a decir: “No pongas atención a eso, confíe en mi.” Una vez oyendo la voz de Dios, usted va a llenarse de fuerzas para continuar negando aquel sentimiento malo. Otro ejemplo: si usted siempre se entristece por causa de un familiar, cuando él haga algo que te entristezca, decida de inmediato no poner atención a eso y reconocer la estrategia del diablo para debilitarte. Alza la cabeza y decide no entristecerte. Pase por encima de la situación y escuche la voz de Dios que te va a decir: “Entregue sus familiares en mis manos, yo sé como resolver ese problema.” Y confíe que Dios de verdad va a resolver la situación. Y así en adelante amigas. Sea cuales sean sus puntos débiles, actúe siempre contrariándolo, pues es así que vencemos. Un beso a todas y que Dios me las bendiga. 
Nos vemos semana que viene. Kisses
Juliana Furucho


3 comments:

Yaxiomar Cabriles dijo...

hola sra debemos evaluarnos todos los dias para que nosotras misma sepamos cual es nuestros punto debil , para ser fuerte delante de las dificultades que nos presenta el diablo

noemi llamosa dijo...

muy fuerte... muuuy fuerte... ahora a ponerlo en practica señora
.!!!

gisel peña dijo...

muy fuerte sra este post! Me ayudo mucho porque se que ahora que se mi punto debil tendre mas fuerza y con la ayuda de Dios estare preparada para cuando el diablo venga a querer molestarme con eso. Gracias sra.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...