martes, 27 de mayo de 2014

La miel que se volvió hiel





Hola lindas, ¿todo bien? ¿Cómo ha sido su semana y la preparación para El ayuno de Jesús? Pues mis amigas, está legando la oportunidad que Dios nos está dando de aproximarnos más a Él, que privilegio, ¿no es así?

Bien mis queridas, esta semana estuve meditando y Dios me mostró algo muy bueno ¿Sabes cuando queremos mucho, mucho una cosa y pedimos, clamamos, reclamamos con Dios, cobramos y es ahí cuando recibimos y luego no quedamos felices y lo que habíamos pedido acaba siendo un peso para nuestras vidas? Pues así es, les explicaré por qué eso sucede. Dios es Padre, y si usamos nuestra fe, obviamente vamos a conquistar muchas cosas y si tu quieres algo y pides, pides, pides, usas tu fe, entonces Dios terminará dándotelo, por causa de tu fe. Entonces, ¿por qué no fue como lo habías imaginado? ¿Por qué aquello que era para ser miel, termino siendo amargo? Porque pediste sin saber si era la voluntad de Dios para tu vida.

Eso ya me sucedió. Pedí a Dios una cosa y obtuve, pero no fue como yo lo había imaginado que sería y terminé aprendiendo la lección. Nuestra vida tiene que estar completamente en las manos de Dios ¿de qué sirve que su voluntad sea hecha si no sabes si es lo mejor para ti? La única persona que tiene el total control sobre nuestra vida, que nos entiende y sabe qué es lo mejor para nosotros es el Señor Jesús. Entonces, ¿para qué querer que nuestra voluntad prevalezca si no sabemos si es verdaderamente lo mejor para nosotros?

Lo que aprendí es lo siguiente: tengo muchas cosas que me gustaría que Dios realizara en mi vida, pero dejo todos mis deseos y sueños en Sus manos, pues toda mi vida pertenece a Jesús, entonces, que la voluntad de Él sea hecha en mi vida y si lo que yo deseo no es de la voluntad de Dios para mi, entonces queda eliminado. Yo pido muchas cosas para Dios, pero siempre dejo bien en claro que no sea mi voluntad la que prevalezca, pero que sí sea la voluntad de Dios para mi vida, pues reconozco que no sé qué es mejor para mí, y sé que sólo Jesús tiene ese conocimiento, que sin Su dirección en mi vida, no llegaré a ningún lugar y quiero que mi vida glorifique y honre el nombre de Jesús. Confieso amigas, desde que aprendí a dejar todo en las manos de Dios, a confiar en Él y creer que Él sabe lo que es mejor para mí, todo me ha dado más cierto de lo que yo podía esperar. Es maravilloso ver a Dios actuando en nuestras vidas, viendo a Él tomar el control, la dirección en todo, pero Él sólo podrá hacer eso en tu vida si tu se lo permites, si también confías en Él al 100% y dejas que Su voluntad prevalezca en ti.

¿Que tal hacer una prueba con Dios esta semana? Te garantizo que será una semana muy bendecida en tu vida, ¡sólo si usted cree!
                                             
Lea esta semana este pasaje: Salmos 37: 5 y Salmos 121. Y después me dices qué fue lo que Dios les habló, ¿ok?

Que Dios las bendiga grandemente,

Estamos juntas en la fe.
Juliana Furucho

5 comments:

Beatriz Lopez dijo...

Es verdad Dios conoce el momento para cada cosa, y conoce el deseo de nuestro corazon, debemos esperar en Él, para que lo que deberia ser miel, no se convierta en algo amargo, sino que sea de Bendicion y para sumar a nuestra vida. El Señor que todo lo sabe, conoce el momento adecuado para cada cosa y con certeza Él dara en el momento justo..!

rosario martinez dijo...

siempre la voluntad de Dios por delante de la nuestra por que Dios quiere lo mejor y nos va a dar lo mejor en el momento indicado

Yamilet Muñoz dijo...

A veces pensamos que por conquistar algo que pedimos y clamamos a Dios ya es lo que necesitamos, muchas veces pasamos a ser egoístas y aunque digamos que queremos hacer la voluntad de Dios, resulta que en nuestras oraciones demostramos lo contrario, pues, solo pedimos a Dios que haga "asi" y "asi" sin pensar si eso es de la voluntad de Él para nuestras vidas...

Yanina Brandan dijo...

buenos dias sra.es totalmente cierto por eso las persona cuando pide algo a Dios y lo consigue pero no era tal como queria mas porque no era la voluntad de El sino de ella..y terminaba tranformarse en hiel su vida.

blenda dijo...

Dios sabe que nos conviene. mas muchas veces nosotros pensando que es la bendición asta insistimos mas no es así muchas beses de ser la bendición se torna una maldición osea en ves de miel se torna hiel .para nuestra vida .Es verdad Dios conoce el momento para cada cosa

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...