jueves, 3 de marzo de 2016

¡Madre incentive y no imponga!


Hola queridas ¿todo bien? Leí un comentario que llamó mucho mi atención de una lectora que mencionaba que no leía los posts porque el título no le decía nada ya que ella no era madre,  ¡pero al leer uno ella fue bendecida! Esos posts no son sólo para las madres, también son para los hijos,  y sirven para quienes hacen la Obra de Dios, ¿al final no tenemos hijos espirituales?
Yo misma aprendo con cada post que yo misma escribo, pues mientras lo hago también medito en dónde puedo mejorar como hija, como madre y como sierva.
Hoy voy a hablar de este asunto, pues viví eso con mi hermana más pequeña que para mí es como una hija.
Cada vez que quise imponer mis ideas, hasta mis expectativas en relación a lo que yo quería para ella, siempre quedé frustrada, no porque mis motivaciones eran erradas, sino que muy por lo contrario, yo sólo quería lo mejor para ella, pero lo imponía de manera equivocada.
Todas las veces que obligamos a nuestros hijos a ser lo que nosotros deseamos que sean, o que hagan sólo lo que deseamos que hagan, no dejamos que ellos se desarrollen emocionalmente ni que formen su propia personalidad.
He visto a muchas que imponen a sus hijos aquello que ellos no quieren, sólo por no querer ser juzgadas por los demás.
Al final de cuentas usted está criando a sus hijos ¿primero para Dios, para usted misma o para los demás?
Ese estilo de vida sofoca y no le permite ser libre y ni deja que sus hijos lo sean.
Cada niño tiene su individualidad, deje de quedar comparando a sus hijos con los hijos de sus amigos. Ellos son únicos y debemos trabajar en ellos incentivando y no comparando, es es un error muy grande.
Debemos  enseñar, incentivar, pero no obligar ni imponer, ellos mismos van a descubrir los resultados de no saber hacer buenas elecciones. Si usted impone, nunca va a dejarlo descubrir lo que perdió por no haber hecho aquello que usted lo orientó que hiciese ¡pero por que lo obligó!
Por ejemplo usted obliga a su hijo a orar,a leer la Biblia, a ir a la iglesia, y él va porque usted lo obliga, pero esa voluntad no está dentro de él, entonces él va por imposición ¿eso traerá algunos resultados?  Es mejor que usted lo incentive para que él descubra cuán bueno es ir a la iglesia, que ir sin entender por qué tiene que estar y ser obligado a ir.
Esto sucede mucho en la adolescencia, y no sirve ir de frente con su hijo, pues no se olvide que es una cuestión de tiempo para que él tome sus propias decisiones. Entonces vamos a motivar, incentivar y ser equilibradas, pues hay madres que piensan que sus hijos, por ellas ser de la iglesia, ya tendrían que haber tenido sus experiencias con Dios y hay algunas que hasta le exigen a sus hijos que sean bautizadas con el Espíritu Santo.
Tal vez usted haya sido aquella madre que siempre tiene disponibilidad para atender a los hijos de otras madres y orar por ellas, pero ¿será que ha tenido ese mismo cuidado con su hijo? Madres que siempre están disponibles para la iglesia, pero nunca quitan un tiempo de calidad para hacer aquello que le gusta a sus hijos, nunca se olviden que ellos observan mucho más sus actitudes que aquello que usted habla o predica.
Voy a darle un ejemplo mio, mi hijo sólo tiene cinco años y es evidente que le enseño y hablo al respecto de las cosas de Dios. En este último ayuno le explique a él el significado del mismo, y ¿saben qué me respondió? "mami voy a hacer pero no voy a dejar de ver los muñequitos, pero si lo haré; ¡voy a dejar de ver las cosas que más me gustan!" Yo no le impuse "¡Si vas a hacer! ¡Tienes prohibido ver muñecos!"
¡No! Yo le dije "esta bien hijo, es entre tu y Dios, si vas a sacrificar sólo lo que más te gusta ver, Jesús te va a honrar también".
Le di libertad de elección, al final Dios no se impone para nadie, se transmite.
¿Y sabe lo que sucedió? Yo y mi esposo a la noche siempre colocábamos en la televisión canciones, predicaciones para la edad de él, y él estuvo los 21 días con nosotros siempre oyendo todas ellas, hasta hizo un audio cantando una canción de principio a fin.
Pero fue porque le dimos libertad de elección, tal vez si le hubiéramos impuesto, él no miraría.
Lo incentivamos, no le impusimos... ¡Todo lo que es impuesto bajo presión no da frutos!

Voy a darle un claro ejemplo ¿Usted obligo o le impuso a su marido que guste de usted? ¡No!
Fue algo que nació naturalmente ¿no es así? Así nuestros hijos tenemos que ser llevados a amar a Dios de forma natural y no impuesta.
Sea el vehículo que su hijo necesita para llegar hasta Dios ¡Y nunca se olvide que la oración es el arma más poderosa que tenemos a nuestro favor!
Madres, nunca se olviden de una cosa, independientemente de si usted tiene responsabilidades en la iglesia o hasta una posición. Usted tiene un ministerio ¿sabe cuál es? El de ser madre ¡Dios confió ese ministerio en nuestras manos para desarrollarlo, ser humildes, aprender y sobre todo ser temerosas a Dios para siempre buscar Su dirección para hacer y ser lo que mejor sabemos!

¡Nunca seremos madres perfectas! ¡Pero podemos ser a cada día mejores madres!
¡Si le ayudó escriba aquí! Sea participativa!
Besos dulces
Cátia Rubim

6 comments:

Anónimo dijo...

Hola tania, encontre este blog por casualidad porque estaba haciendo una tarea de la iglesia; y no sabes la ayuda que ha sido para mi leerlo, pues muchas cosas de las que has escrito me estan pasando a mi; seguire muchos de tus consejos para volverme la mujer fuerte que se que Dios quiere que sea! Sigue sirviendole al señor por medio de lo que mas te gusta que es escribir Bendiciones :)

Carolina Rangel dijo...

Wow muchas gracias sra Tania por este mensaje . yo lo puedo usar mucho con mis hermanos y con los jóvenes de la Iglesia. Me enseñó a no obligar o imponer si no que dejarlos que ellos escojan. Dios hará lo demás

ANYI TATIANA-BUCARAMANGA dijo...

Es verdad cuando yo no estaba convertida era hacia lo contrario que mi.mama me decia porque no me gustaba me desesperaba hasta que un día aprendió a escucharme y todo cambio yo cambie y la comunicacion fue mas amena y agradable por eso hay que saber escuchar a los hijos y no imagen imponerles si no explicarles.

massiel tejeda dijo...

en estes estudio me enseño que nosotro a no obligar a nadien hacer las cosas hay que dejar que ellos escojan.dios hara lo demas

Anónimo dijo...

Cuando de tus padres proviene un consejo, de forma bien meditaras en ello, y tomar la desicion correcta. Es mejor aprender con los errores de los demás .

Anónimo dijo...

Muy bueno!yo soy madre joven,y aveces nose como educar a mi hija y me equivoco imponiéndose las cosas,más ahora se q debo insentivarla a hacerlas y no obligarla.Gracias Sra Tania!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...